ALFAJORES DE MEDINA SIDONIA

0

 596 visitas,  1 visitas hoy

Dulce de Lara

El cilantro y el clavo aportan un sabor especial e inconfundible a este postre dulce y típico en fechas navideñas. El alfajor de Medina Sidonia, en Cádiz, goza de solera y es típico en diversas regiones de España, con aporte energético, desde los tiempos en que no existían barritas energéticas ni mucho menos.

Avellanas, almendras, especias y miel, sirven de base a este dulce navideño elaborado por Edu Lara para Daimiel al Día y sus lectores. No es necesaria la utilización del horno para elaborar, con paciencia y mimo, esta auténtica delicia gastronómica, que una vez lo has catado no te deja indiferente.

Ingredientes:

*200grs. De picos de pan.

*190grs. De almendras.

*160grs. De avellanas.

*200grs. De miel.

*60 grs. de azúcar.

*60 grs. de agua para elaborar el almíbar.

* 6 ó 7 clavos.

*12 semillas de cilantro.

*1 cucharada de canela.

*1 cucharada de sésamo.

*1 cucharada de ajonjolí.

*7 grs. de anís o matalauva.

*50grs. De almíbar.

*50 grs. de agua.

Elaboración:

En una sartén, azúcar y agua para elaborar el almíbar, hervir al fuego. Se pican los picos hasta hacerlos polvo. Las almendras y avellanas tostadas, picar y triturarlas bien. Añadir las especias -clavos, cilantro, anís granulado, etc.- hasta conseguir una masa, que mezclaremos bien y a la que añadiremos el almíbar.

A continuación, verter la miel derretida y mezclar bien, a mano, hasta lograr una pasta. Añadir los picos triturados junto a la miel, todo muy templado y amasando a mano. Formar las figuras llamadas alfajores y dejar enfriar unos quince minutos.

Hacer otro almíbar para el alfajor. Colocar los alfajores en plato grande. Meter uno a uno cada alfajor en el almíbar, con azúcar glaseé, rebozando hasta lograr una capita crujiente blanca y liar en papel sulfurado, cual caramelo. Y listo.

Combinación de ingredientes que proporcionan un postre imprescindible en lugares específicos de España. Edu Lara nos trae esta receta a Daimiel tras su estudio y observación analítica en sus viajes turísticos y gastronómicos por tierras del Al-Ándalus más histórico y tradicional. Bomba calórica que hay que consumir con sensata medida. Pero está rico, rico.

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse