NIVEL DEL ACUÍFERO 23 A FECHA 31 DE OCTUBRE DE 2023 Y OTROS ASUNTOS.

1

 1,097 visitas,  2 visitas hoy

Miguel R. Torres

Ya que hace cuatro meses que no me pongo en contacto con los amigos lectores de estas preocupaciones, paso a informarles de la situación que nos ocupa en estas líneas. Les recuerdo que el nivel del agua al que me refiero siempre es el del pozo que está en el polígono 135, parcela 34 del término municipal de Daimiel. Pues bien, hacia junio cerrábamos la información diciendo que estaba a 16,6 m.

En el mes de julio-23 bajó 2 m. justos, por lo que se situó a 18,6 m. Desde 2008 no se había llegado a una bajada tan significativa Por aquellos años: 2005, 2006, 2007, … los mayores descensos del nivel se producían en el mes de julio, mientras que agosto ya era un mes recuperador. Ahora no viene sucediendo así, sigue bajando en agosto; acusado principalmente porque hace años se dejaba de regar en julio tanto las viñas como casi todos los cultivos de verano (se regaba para que se mantuviese los frutos y las plantas), mientras que ahora se sigue regando hasta el día anterior a la recolección. Incluso 15 o 20 días después de recolectar la uva, es práctica de bastantes –no todos- los agricultores dar otro riego exhaustivo (tengo constancia de ello), para que pase el otoño la raíz bien húmeda.

En el mes de agosto 23 bajó 1,20 m situándose a 19,80m. En el mes de septiembre subió 1,20 m y en octubre a fecha de 31, ha subido otros 60 cm. por lo que actualmente se encuentra a 18 m.

En septiembre siempre es un mes de recuperación, con bastante oscilación; este año 1,20 m es muy positiva y creo que, en opinión personal, puede deberse a dos razones, una que se dejó de bombear agua dese el acuífero al Parque Nacional Las Tablas, otra porque tuvimos algo de lluvias a principios y mediados de septiembre. Pero la cota de 19,80 m no se rebasaba desde febrero de 2010.

Todo esto quiere decir que está 2 m. más baja el agua que el año pasado, 3 m más baja que hace dos años, 4 m más baja que hace tres años y 10,4 m más baj que hace 10 años (7,6 m octubre 2013).

Ya sabemos que las lluvias han sido paupérrimas este otoño por estos lares, por lo que auguramos poca recuperación del Acuífero; pero hay cosas insólitas que nos dejan atónitos: un 14 de noviembre regando una viña, cuando hacía unos días que se había marchado los dos frentes muy ventosos y medio lluviosos que hemos tenido. INSÓLITO.

También tenemos que decir que El Parque Nacional de las Tablas ha vuelto a coger agua, extraída del Acuífero, de los pozos de captación, pero apenas llega a encharcar pocas hectáreas; lo suficiente para que el turismo se lleve falsas expectativas. Sólo se encharca la zona de pasarelas.

Otra circunstancia que me llama la atención es que leo en bastante tipo de presa que la derivación de agua del trasvase Tajo Segura a la cuenca del Guadiana, es insuficiente; ¿cómo que insuficiente?: es nula. ¿Pero se ha producido en el último año alguna aportación a La Tablas? Me consta que NO. En cambio todos los meses, con puntualidad, hay para otras regiones, 13.5 Hm3 un mes, otro 15Hm3, otro 12 Hm3. Y a esta zona tan necesitada y de la misma Región, sólo palabras o palabrerías.

Los caminos, más de lo mismo de escritos anteriores. Se siguen arando cunetas, hasta el asfalto; se siguen echando piedras que caen por altura del terreno al arar hasta el mismo borde. Y tantas tropelías … Y desperdicios por doquier. Ahora en la poda de viñas, cuadrillas numerosas de otras nacionalidades, se dejan garrafas de agua medio vacías abandonadas, botes de coca cola, cervezas, latas,… que no las recogen por el enorme esfuerzo de agacharse y recogerlas, ya las pillará el tractor y las aplastará. Amén de los que llevan los sanitarios y otros enseres de obras de la casa al borde del camino (supongo que no sabrán que existe el punto limpio dónde depositarlas). No tenemos solución.

Compartir.

Sobre el autor

1 comentario

  1. Anónimo en

    Tienes toda la razón del mundo y además hay cierta desidia por parte de las administraciones, la regional o nacional en general y la municipal en particular. Digo yo que cuando menos deberían amonestar o multar a aquellos propietarios adyacentes a caminos y veredas que mucho tienen que ver en las tropelías que citas.

Déjanos un comentario, no hay que registrarse