HUELE A FERIA

0

 588 visitas,  1 visitas hoy

Uno del Pueblo

Ya estamos en Agosto y el personal empieza a sacudirse el calor agobiante pasado, que en realidad es como cada verano , que el “ clima climático “ como diría un buen amigo, no se ha comido a nadie que se sepa.” Las calores” forman parte de la vida, las piscinas públicas de Daimiel son envidiables, cada vez más utilizadas, temporada si y temporada también , haciendo remitir sensaciones a veces asfixiantes, pero no tanto como para hacernos despotricar de la vida.

La vida es así, no la hemos inventado nosotros…, primavera, verano, otoño e invierno, repartidas en doce meses, pues esto es lo que hay, no hay que darle más vueltas al asunto, el calendario anual nos oferta climatología para todos los gustos. Hay quien prefiere “ la calorcica “, como quien esto escribe, – que no las olas saharianas-, y hay quien disfruta del frío de Enero que curte y genera piel radiante , limpia de impurezas, “ hay gente pa to “, y todos hemos de aceptar argumentos dispares al respecto .

Este preámbulo me ha distraído de mi idea original, que no es otra que orientar al personal en torno a los próximos días de fiestas locales, al aire libre gran parte de las actividades lúdico sociales, a cubierto otras que precisan recogimiento o concentración.

Pues eso, que nos dimos una vuelta por El Carmen y ya vimos luces artesanas colgando de uno de los paseos, al “lao” del “ martes”. Echamos una ojeada a la Plaza de Toros y observen en la imagen el estado del histórico ruedo daimieleño, remozado recientemente. En “el martes”, las berenjenas de Almagro de toda la vida ,artesanía encurtida por “La Jaula”, ya nos refrescaban con olores puros de feria, que ricas, con culo p’atras y bocado inicial que crea adición, pura droga, encaje que a casi todos nos encaja, Almagro nos engancha…

Los tallos del “martes”, roscas potentes, con cola de consumidores ávidos, incluso con mesas y sillas para mojar en chocolate o café con leche…; el Festival de Folklore” Ciudad de Daimiel “, veintiséis años de seguimiento popular, con amplia demostración en la Plaza de España, previo de feria con fuerte atracción sobre tablao gigante , con laudes, panderetas, guitarras, bandurrias, vestimenta y cánticos que huele a Daimiel, pre-feria con tintes de calidad…, Victorinos de nuevo, impulsando el coso de Daimiel hacia niveles de alta consideración en el ambiente taurino.

El mítico hierro repite por tercera temporada consecutiva con el respaldo del propio ganadero, que fija a Daimiel como referente para aficionados clásicos partidarios de la seriedad de una tauromaquia reivindicada desde entendidos y gente seria del toro…; y que decir del inédito espectáculo musical representado en el Teatro Ayala hace unos días por un” Coro Laminium” interpretando a ritmo de batería, bajo y guitarra rítmica – solista que entonaban a la agrupación melódica en temas clásicos- modernos de siempre, aderezado todo ello por un barman especialista de la barra , en chiringuito playero, humor particular de Juan Moya, líder social y cabecilla de nuestra no muy lejana independencia….!!!!…???…!!!, retranca chucha ver …

Las terrazas de bares y similares ya se puebla de contertulios judeos- masónicos,con diálogos abiertos respecto al futuro de Mbapee o la próxima plantilla del Daimiel con el Tato al frente, entre saludos de ausentes con presentes y gestos habituales de parroquianos que gozan con su airen o cervecita nuestra de cada día , dánosla hoy…

Se palpa, se siente, se nota en el ambiente … huele a feria …, se aproxima la hora del “cobete”…, y a vivir, que son seis días …

Amos que bien …!

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse