TONTO DE SERIE

0

 431 visitas,  2 visitas hoy

José Ignacio García-Muñoz (Queche)

 La de tonto, es una ocupación a jornada completa, de modo que un tonto es imprevisible las 24 horas del día, y suele tener más peligro que una piraña en un bidé. Lo define el D.R.A.E Como: Persona que tiene poco entendimiento o inteligencia.

La buena noticia, es que esta situación por más desesperada que parezca, tiene solución a base de leer y viajar “El que viaja mucho y lee mucho, ve mucho y sabe mucho querido Sancho”

 ¿Cómo podemos distinguir a un tonto?:

La definición anterior, ya nos pone sobre la pista

Es relativamente sencillo. El tonto, trae de origen un software incompatible con la mayoría de los sistemas operativos que tenemos instalados el común de los mortales (educación), de modo que el contenido de nuestros archivos y los del tonto, raramente van a coincidir. El tonto, puede encarnarse en la figura de un vecino/a, un cuñado/a, un compañero/a de trabajo, político/a de turno…en fin, que sus manifestaciones son múltiples y abarcan un amplio espectro de ocupaciones, como pueden ser presidente del gobierno de un país, o sexador de pollos… tanto da.

 ¿Cuáles son las intenciones del tonto?:

 A diferencia del soberbio, que se suele hacer daño a si mismo creyendo saberlo todo y no necesitar de nadie, el tonto, piensa que él, es el mejor, y trata de imponerse a los demás aumentando exponencialmente el riesgo para los que le rodean de sufrir las consecuencias de su necedad, porque la necedad es la cuna donde duerme el tonto, y la soberbia es la patria de los solitarios, si bien es verdad que, se puede ser un tonto soberbio (en la acepción de magnífico), o un soberbio tonto; en ningún caso se dan cuenta de su padecimiento, aunque sus síntomas los suframos todos.

¿Qué hago si me encuentro con un tonto?:

Dice la biblia del toreo que hay que parar, templar y mandar. El tonto, al igual que el toro, utiliza estructuras pertenecientes a lo que llamamos cerebro reptiliano (Septum, Amígdala…) la parte más primitiva evolutivamente, y que se encarga de la vida instintiva y las pulsiones. Mientras que el Hipocampo o el Córtex prefrontal los mantiene intactos, ya que estos se encargan de tareas superiores, tareas estas, en las que suele ser deficitario; por lo tanto, lo más prudente es poner tierra de por medio. Sí, el tonto funciona a base de pulsiones como un protozoo, una ameba o un paramecio. No intentes comunicarte con él, porque como decíamos al principio, habría que cambiarle el software, y eso no es cosa de un momento. Mantén las maneras y se cordial ya que una de las características del tonto, es su tendencia a ser violento (viene de serie), y se liará a mamporros por un quítame allá esas pajas, si le respondes, habrá conseguido infectar tu software con el virus de la estulticia.

¿Son todos los tontos iguales?:

Básicamente sí, pero hay algunas sutiles diferencias que conviene conocer ya que el trato con los afectados varía. Por hablar de los más conocidos podríamos citar en primer lugar al:

 “Tontojodio”. Nombre con el que se conoce en, la Mancha, al tonto con mala leche, capaz por ejemplo de rajarte las ruedas de la moto, o verterte gasolina en el cárter del aceite solo porque no le gusta tu vehículo, o le molestas al aparcar. También puede ser un hincha del equipo rival Se le suele representar como a un vecino.

“Tontoelculo” o “Tontoelhaba”. Este tipo de tonto, es un tonto “Cum Laude” y es, aquel capaz de hacer una rotonda al revés, saltarse un stop, o una ceda el paso, eso sí muy despacito, y cuando le reprendes su acción pone cara de sorpresa. Éste, es un tonto peligroso por su inconsciencia, y muy cercano a lo que conocemos por Gilipollas

“Tontodeloscojones”. Como su nombre indica, éste es tonto de nacimiento, viene con la impronta en los espermatozoides; vamos, que era tonto desde que sus padres eran novios. Este tipo de tonto, es incapaz por ejemplo de traerte a la primera el encargo que le has pedido, o realizar la tarea encomendada. Este tonto, es incómodo, pero a veces se convierte en entrañable de tanto como llega uno a hablar con él para intentar que enmiende sus desatinos. Para nuestra desesperación, suele ser “encargao” de algo, o atenderte tras una ventanilla. No debemos confundirlo (ni a este ni a ningún otro) con aquellas personas que padecen un mal sobrevenido fundamentado en una patología clínica; para ellos nuestra comprensión, cariño y solidaridad.

“Listodeloscojones”

Del mismo origen que el anterior, pero con el atrevimiento de diagnosticar y proponer soluciones delirantes a situaciones complejas sin mayor reflexión y cercanas al disparate. El típico: Esto lo arreglaba yo…seguido de la tontá de turno. Se le suele representar como un cuñado.

Tonto Útil

Este, es un tonto hecho a sí mismo y con el firme propósito de perfeccionarse; podríamos decir que es un tonto consciente, un tonto con todas las de la ley, y decimos útil, porque sirve los intereses de aquel, o aquellos a los que ha hipotecado su persona, en cuyo nombre repite soflamas y consignas asentadas en una supuesta superioridad moral, ética y estética. Estigmatiza a todo bicho viviente que no comparta sus postulados, y termina haciéndose un sectario intolerante de tomo y lomo, del que se aprovechan sus mesías. Estas personas, pueden dejar de hablarte solo porque no compartes sus ideologías. Se les puede ver en las sedes de algunas organizaciones confundidos entre gente normal.

“Eres muuu tonto”

Esta forma tan particular de tonto, es un compendio de todas las anteriores, ya que de cada una de ellas toma un poco. Es un tonto patético, un tonto cansino cercano al Tontodelculo, pero con un punto de mala intención, se le suele ver en las reuniones de la comunidad de vecinos practicando otra de sus aficiones favoritas…Tocar los huevos.

En fin, que como veis, en la variedad está el gusto, y seguro que cada uno de vosotros conoce categorías diferentes

 La sabiduría popular lo ha refrendado ampliamente con sus aforismos, y a mí, me gusta ese que dice que… “Un tonto jode un pueblo, o hace mal ambiente”, y quien dice un pueblo, dice un equipo de futbol, un partido político o lo que sea. A ver si entre todos conseguimos reprogramar algún cerebro al que hace tiempo no le pasan el antivirus. Ustedes queridos lectores, personas sin prejuicios y tolerantes, sabrán disculparme tanta tontería.

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse