LAS TABLAS DE DAIMIEL ESTADO DE LA CUESTION 2ª PARTE

0

 305 visitas,  1 visitas hoy

José Ignacio García – Muñoz

“La clase más grande de irresponsabilidad, es pensar que tus acciones son temporales…” (Wendell Berry)

En el capítulo anterior, esbozamos la génesis geológica de las Tablas, y explicamos someramente en que consiste este ecosistema. Hoy, vamos a situar en el tablero los protagonistas que van a jugar esta desafortunada partida, pero antes permítaseme situar en el contexto histórico y social aquel ya lejano 1973 año en el que, bajo el gobierno de Franco, se toma la decisión luego reclasificado en el 1980 de convertir Las Tablas de Daimiel en parque nacional.

El 73 fue un año particularmente complicado con medio mundo dándose de “manguzás” con el otro medio, y en el que se dieron efemérides tan notables como, el fin de la guerra de Vietnam al firmar Kissinger y Le Duc Tho un alto el fuego. El asesinato con vuelo incluido de Carrero Blanco en la calle Claudio Coello de Madrid, La muerte de Pau Casals dejando huérfano a su cello, y la no menos luctuosa de Pablo Picasso. También murió Tolkien, el del Señor de los Anillos, y once días después del golpe de estado de Pinochet en Chile, muere Pablo Neruda saqueando su casa y quemando sus libros. Egipto y Siria lanzan un ataque contra Israel iniciando la llamada guerra del Yom kippur, la OPEP decide reducir la extracción de crudo hasta que Israel se retire de los territorios ocupados.

Al no lograrlo, imponen un embargo contra Estados Unidos y los Países Bajos por su apoyo a Israel que tendrá como consecuencia una crisis del petróleo con una escalada de precios sin precedentes. En Grecia, los militares derrocan a Papadopoulos que a su vez había ascendido tras un golpe de estad.En Marbella, palma Batista derrocado por otro dictador Fidel Castro… Pues bien, en esa época convulsa, aquí en España, presos de un ataque repentino de conciencia medioambiental, se decide crear el parque nacional Tablas de Daimiel, pero el principio del desastre ya había comenzado aún antes de nacer.

Una zona encharcada de la magnitud de la que estamos hablando, era muy golosa para desarrollar una política agrícola ambiciosa, y con la idea de aprovechar las enormes reservas del acuífero, se acometieron obras que modificaron el terreno y con ello el aporte natural al humedal. Entre otras, se acometieron obras para drenar las tablas abriendo canales de desagüe, sin embargo, vaya usted a saber por qué, en el 1966 se declaró lo que luego sería el parque nacional, como “Reserva Nacional de Caza De Las Tablas de Daimiel”

En el siglo XX, se han producido actuaciones por parte del hombre que han modificado su régimen hídrico como los canales de drenaje que desconectaron el vaso principal con lo que las aportaciones de entrada y de salida han perdido su función. Esos canales se profundizaron para poner en cultivo grandes zonas palustres y de paso combatir el paludismo de la zona.

La explotación intensiva del acuífero ha sido la causa más importante más allá de los periodos de sequía. Aquí entramos en conflicto con la política agrícola, los derechos de la explotación del agua, y los pozos ilegales. A ningún político le gusta perder votos por tomar decisiones impopulares, y hasta ahora nadie ha cogido el toro por los cuernos.

Para no tener que tomar decisiones drásticas, se han seguido poniendo parches que como se ve, no han resuelto el problema.

Presa de Puente Navarro y del Morenillo para restaurar la zona suroeste del parque su construcción terminó en el 85 y según parece, carece de desagües de fondo por lo que solo se alivia abriendo alguna compuerta.

En el 86 se acometió la obra de eliminación de los canales de drenaje para restituir a su cauce las aguas superficiales.

Batería de sondeos aprobada en consejo de ministros, reducción de extracciones en la mancha occidental, y supresión de derivaciones de la red fluvial del Cigüela, son otras de las medidas tomadas durante estos años…pero no mejoramos apenas.

Evidentemente, no se pueden… Bueno, mejor no se deberían juzgar sin ser injustos, los hechos del pasado y sus paradigmas con los ojos de hoy en día, en que la conciencia medioambiental es muy distinta de la de hace tres o cuatro décadas; pero el de Las Tablas, es un problema en el que el ser humano al que hoy hemos situado en un lado del tablero de juego, ha tenido responsabilidad decisiva. “To be continued” que al igual que en el otro capítulo significa: Continuará.

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse