GUISO DE LAS BODAS DE CAMACHO

0

 195 visitas,  1 visitas hoy

Edu Lara en el fogón

Radiante, diligente y feliz aborda nuestro gran Edu Lara este artículo de gastronomía popular dedicado a la elaboración de un plato manchego muy especial. Festín a lo grande se celebraba cuando este condumio aparecía en escena. Un labrador pudiente obsequia con un bodorrio a sus amistades. Ignora la cornamenta que su partener  le está colgando, pero él ni corto ni perezoso festeja su boda por todo lo alto. Miguel de Cervantes ya lo refiere en el Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha.

Plato abundante este guiso, al que mete mano este alma generosa de Daimiel, y  que pasamos a presentarles con explicaciones y detalles que a más de uno hará trasladarse a siglos anteriores para degustar imaginariamente con aquella puesta en escena. “Se sirve con su pan y con su vino y en el guiso no faltan las pelotillas o albóndigas”.

Ingredientes: (para cuatro personas)

*Un pollo de corral grande.

*Una cebolla.

*Pimiento rojo y verde.

*Dos dientes de ajo.

*Almendras.

*Pimienta negra.

*Vino blanco.

*Laurel.

*Aceite.

*Un litro de caldo de cocido.

*Sal.

Para las albóndigas:

*Tres rebanadas de pan en remojo.

*Cinco huevos.

*Ajos.

*Perejil.

*Jamón en dados.

*Higaditos de pollo.

Remover todo y hacer pelotas. Freir abundante aceite de oliva y reservar para añadir al guiso.

Elaboración:

En una sartén grande, poner aceite de oliva. Previamente, cortar el pollo en trozos hermosos. Sofreír el pollo hasta que se dore, reservando en un plato.

En una olla, con el mismo aceite, pones la cebolla, ajo, pimiento rojo y verde y rehogar hasta que se dore la almendra picada. Añadir un buen chorreón de vino blanco y reducir unos minutos.

Una vez pochado todo, triturar hasta hacer salsa. Añadir el caldo de cocido y remover todo. Echar en la olla el pollo frito y unas hojas de laurel removiendo de nuevo durante veinte o treinta minutos hasta que se haga el pollo.

Aparte hacemos las albóndigas como al principio indicamos y las apartamos en una bandeja con papel absorbente, retirando el exceso de aceite. Añadir seguidamente al guiso  las albóndigas y en cinco minutos, listo.

Plato típico de Alcázar de San Juan celebrándose una vez al año la fiesta del “guiso de las bodas de Camacho”. Plato contundente y con historia.

Para intentar encontrar la felicidad, además de confiar en uno mismo hay que comer bien,  probar y saborear platos de toda índole… siempre y cuando tengas en tu cercanía la buena mano gastronómica del popular Edu Lara, que no para en su búsqueda de felicidad gastronómica. Orgasmo culinario este “guiso de las bodas de Camacho”, cocinado por Edu aplicando en ello sus cinco sentidos.

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse