NIVEL DEL ACUÍFERO 23 A 28/02/2021.

5

 705 visitas,  3 visitas hoy

Miguel R. Torres

Las nieves de enero, la Filomena, las lluvias de febrero, y todas las circunstancias habidas en estos meses han mejorado la situación del acuífero pero no tanto como quisiéramos.


A 28 de febrero 21, el nivel está a 12,20 m de profundidad, es decir, que ha subido 30 cm en este último y corto mes. No es mucha la subida del nivel, pero si tenemos en cuenta que en los meses de febrero suele subir entre 10 a 20 cm, nos daremos por satisfechos y podremos ver la botella algo “medio llena”. Recordemos que la excepción de los meses de febrero siguientes a las grandes inundaciones habidas en Daimiel –en el último siglo-, fueron record de subidas: así en febrero de 1997 la subida fue de 3,9 m; la de febrero de 1998, fue de 1,5 y la de febrero de 2010 fue de 2,6 m. Incluso también se ha producido que en este mes de febrero ha bajado el nivel, como en 2007 (-0,2m), y en 2019 (-0,10 m). También recordamos que estos datos están tomados en el pozo del pol 135 par 34 de Daimiel. Este pozo, como casi todos los de alrededor, tiene un comportamiento muy estable, tanto en subidas como en bajadas, pero cumple la regularidad de todos los niveles piezométricos que aportan sus datos a la Confederación Hidrográfica del Guadiana. Es decir, que de los diez o más puntos de control que tomaban sus datos la extinguida Comunidad de Regantes de Daimiel, (el Raso, Cañada Mendoza, La Manchuela, La Borreguera, Zuacorta, Ojos del Guadiana, la Mancha-Carca, Ureña, los Herreros, … todos parajes del término municipal de Daimiel), en algunos de estos puntos las subidas son muy extremas y rápidas, igualmente las bajada. También ocurre en otros, como en este de la Veguilla de las Cruces, que tanto las subidas como las bajadas son moderadas y estables; aún siguiendo la tónica general del comportamiento del Acuífero. También recordemos que el acuífero 23, es el más estudiado de toda España, esos datos los corroboran la ingente cantidad de estudios, publicaciones y datos documentados que se encuentran en todos los archivos y hemeroteca; que otros acuíferos no los tienen.
Así pues, se encuentra a 12,20 m., 1,70 m más bajo que el año pasado por estas fechas, y 4 m justos más bajo que en la misma fecha de hace cuatro años (8,2 m, febrero del 2017). Por lo que podemos ver la botella “medio vacía” en este aspecto.


El Parque Nacional de las Tablas, sí lo ha agradecido, tanto la Filomena como las lluvias posteriores; pues se encuentra no cubierto completamente de agua, pero sí más que en Navidad, cuando sólo tenía agua los charcos que producían la salida de los chorros de los motores/pozos de emergencia.


Por otro lado, podemos darnos por muy satisfechos en nuestra comarca, pues el campo está PRECIOSO, verde intenso los cereales, las cebollas ya están sembradas y agarradas, y los almendros y frutales están todos en flor, los árboles: chopos, prunus (preciosos con sus flores), olmos y olivos, anunciando la primavera que un año más nos devuelve la alegría de vivir, que volverán las oscuras golondrinas, … aunque algunos de nosotros ya no volvamos. Es ley de vida. Y para terminar, decir la pena y desolación que produce ver los olivos de otras comarcas (La Sagra, ..Toledo), completamente secos, helados por el hielo que acompañó a la nieve de Filomena (no a mi pesar), y que tardarán más de dos años en recuperarse. FELIZ PRIMAVERA.

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse