DERROTA DE UN BUEN FONCAIR DAIMIEL FS ANTE UN EXCELENTE VIVA CUENCA FS

0

 396 visitas,  1 visitas hoy

Juan Carlos Sánchez-Camacho

FONCAIR DAIMIEL FS 2 – VIVA CUENCA FS  4

Foncair Daimiel FS Miguel Angel-Jonás-Marcos-Vicente Carnal-David Espadas-cinco incial-Sergi, Andrés, Miguelillo, David, Luisen, J Murcia y Diego

Viva Cuenca FS Mario Gómez-Peñu-Jaime-Jose Angel-Pablo-cinco inicial-Carralero-ZeisSergio- Carlos Budia-Aitor y Mario García

Arbitro: Alfonso Arias Flores

Goles: 0-1 ( Peñu 9’) 0-2 (Jaime 12’) 1-2 (Andrés 16’) 1-3 (Carlos Budía 19’) 2-3 (Luisen 27’) 2-4 ( Peñu 39’)

Incidencias: Encuentro correspondiente a la vigésima jornada de la Tercera División de Futbol Sala, con la presencia, en el Pabellón Municipal de Daimiel, de unos 350 espectadores.

 Cuarta derrota consecutiva del Foncair Daimiel FS, que vuelve a colocar al conjunto dirigido por Alberto Fuster, en una delicada posición, con tan solo dos puntos de oxígeno, sobre los puestos de descenso. 

 Y es que la visita a Daimiel del Viva Cuenca FS, ya hacia presagiar que la victoria para los intereses locales iba a estar muy cara, no en vano, nos visitaba el conjunto que en mejor racha de resultados, en lo que va de 2024, llevaba, continua con ella, por encima incluso de los dos primeros clasificados.

 Y a fe, que su paso por Daimiel, demostró el porqué de esa excelente racha, ya que el conjunto que dirige Manuel Moya, reflejó ser un equipo serio y disciplinado en todos los aspectos del juego, y aunque para ser fieles a la realidad, nuestro equipo puso sobre la cancha facetas como ganas, garra, intensidad y buen juego, fueron insuficientes para doblegar a los conquenses.

 Si no se presenció el choque, los lectores se podrían preguntar el porqué de que, si los jugadores del Foncair Daimiel FS exhibieron todas esas virtudes sobre la cancha, les fueron insuficientes para sumar algo positivo en su casillero. La explicación es bien sencilla, tan solo tuvieron un defecto, exhibir cuatro o cinco errores sobre la pista que, si bien, ante otro equipo de menor potencial, no hubiese pasado factura, estos errores si lo pones sobre el “tapete” ante un equipo de la calidad del conjunto conquense, esto te penaliza en exceso, y ahí está el ejemplo, de tres goles encajados fruto de pérdidas, o errores, cometidos en nuestro propio campo, oportunidad que no desaprovecharon los visitantes. 

 Un conjunto, el de Cuenca, con jugadores de una calidad superior a esta Tercera División, como era  el caso, entre otros, del guardameta Mario Gómez, o Peñu, jugador este que dio todo un recital, como cierre, de lo que es dirigir con maestría a sus compañeros, dando un autentico master de futbo sala, y demostrando el porque fue en su día jugador del Alzira FS, conjunto que milita en estos momentos en la Primera División del Futbol Sala nacional, consiguiendo incluso dos de los cuatro goles de su equipo.

 Centrándonos en lo que fue el encuentro, este comenzó con un equipo visitante muy bien plantado en su parcela, y con una alta presión, hombre a hombre, sobre los jugadores del  Foncair Daimiel FS. Estos, los locales,  intentaban  llevar la iniciativa del choque, cosa que se empezó, poco a poco, a conseguir, en cuanto los de Fuster lograron zafarse de la axfisiante presión sobre la salida de balón, que ejercían los conquenses, y fruto de ello es que empezaron a llegar las oportunidades para los de casa, primero por medio de Sergi, tras buena combinación con Luisen, instantes después el mismo Luisen, Jonás también dispuso de una muy buena ocasión, tras asociarse con Marcos, pero ahí estaba Mario Gómez para desbaratar cualquier ocasión local.

 Buena pinta la que se le veía al Foncair, pero en el minuto nueve de encuentro, en un balón perdido en la línea de media pista por los locales, se transformó en el primer gol visitante de un “picaro” Peñu. 

 El segundo gol visitante, llegó tres minutos después, tras no tapar un saque largo de Mario Gómez, buscando la espalda de nuestre cierre, que aprovechó Jaime para ampliar la ventaja visitante.

 No desdeño, por ello, el plantel local en busca del gol, ya que la línea de buen juego continuaba por parte de estos, exceptuando esos dos “pequeños” detalles que decantaban la balanza a favor de los  de Cuenca.

 El premio al empeño local, llegó tras el lanzamiento de una falta, por mano de un visitante, por medio de Andrés, que tras un fuerte disparo, que toco en un rival, conseguía restar la ventaja de dos goles de los de Manuel Moya, corría el minuto dieciséis de encuentro.

 La buena imagen de los de casa, se veía recompensada con ese gol, pero a falta de un minuto para la conclusión, tras el bote de un saque de banda, un garrafal fallo local, dejó el balón en bandeja a Carlos Budía, que no perdonaba para hacer el tercer gol.

 Tres disparos a puerta por parte rival, tres goles, mas de media docena de ocasiones locales, un gol, así se resumía la primera mitad.

 La segunda mitad, se inició por los mismos derroteros con los que habían transcurrido los primeros veinte minutos, intensidad, garra y buen juego local, y un Conquense que, a diferencia de la primera mitad, también comenzó a crear más ocasiones de gol que en el primer tiempo, que hizo que Miguel Angel tuviese que emplearse a fondo en varias ocasiones, en este segundo asalto.

 El encuentro transcurría con un respectivo toma y daca, con ocasiones por ambos bandos, transformándose en un bonito encuentro para los espectadores presentes.

 En el minuto veintisiete del choque, Luisen , tras varios rechaces, conseguía meter a su equipo, de nuevo en el encuentro, al conseguir el 2-3, esto hizo que el choque subiera, aún más, en intensidad.

 A falta de unos tres minutos para la conclusión del choque, Fuster puso toda la carne en el asador, al jugársela, de manera lógica, con juego de cinco, pero por desgracia, la apuesta salió favorable a los de Cuenca, ya que a falta de cincuenta segundos, un robo de balón, en otro de los “despistes” locales, hacia que Peñu sentenciera el choque.

 En resumen, un buen Foncair que se quedó sin el premio buscado y merecido sobre la cancha, debido a errores puntuales, que ensombrecieron el buen trabajo echo, eso sí, sin olvidar la gran imagen mostrada por un gran Viva Cuenca, posiblemente, junto con el Ciudad de Guadalajara, el mejor conjunto que ha pasada esta temporada por nuestra localidad.

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse