EN EL ULTIMO SUSPIRO, ¡¡¡GOL DE ASTILLERO, PORTERO DEL DAIMIEL!!! 2-1 en El Carmen

12

 865 visitas,  3 visitas hoy

Uno del Pueblo

Ojalá que esta inyección de moral tras la victoria ante el Membrilla C.F., sirva como revulsivo para este Daimiel R.C.F., que necesita volver al buen juego y chispa de los primeros partidos de la competición, que colocaron al equipo del Tato Giménez en el primer lugar de la tabla. Solo la furia, coraje y corazón, con uno menos tras la expulsión de León, llevaron a los blancos hasta la victoria final, en el último suspiro, por los pelos.

Partido trepidante, no apto para cardíacos, frente a un equipo membrillato que dejó muy buena impresión en El Carmen. El conjunto de Membrilla no se achantó en ningún momento del match, pese que a los tres minutos sufría en la primera jugada del Daimielun disparo al poste, con posterior penalti, ambas ocasiones de Kenji, detenida la máxima pena por el buen meta visitante, Araque, destacado en todo el partido. Los locales creaban ocasiones, los visitantes respondían, León salvaba bajo palos, a puerta vacía, un nuevo ataque amarillo con fallo defensivo del equipo del Tato, Kenji no controlaba dentro del área un preciso pase milimétrico del capitán Jaime, ocasión que olía a gol, con posterior jugadón coral del Daimielque remató a bocajarro Adri Nieto con nueva acertada intervención de Araque, repitiendo disparo Kenji en los últimos momentos de ésta primera parte, saliendo el balón rozando el poste de Araque, salvando Juanmi bajo palos un nuevo remate de Adri Nieto.

Vibrante primer tiempo, con ocasiones en ambas porterías.

Cana salvó en línea de gol otra clara ocasión del Membrilla a los cincuenta minutos, disponiendo el equipo forastero de otra ocasión a la salida de un córner, yéndose fuera por alto, por muy poco, preámbulo al gol del Daimiel, tras fuerte disparo de Almeida cruzado de izquierda a derecha tras pase de Rubén, cazando Adri Nieto en boca gol la trayectoria del esférico, con fuerte remate a la red ante el que no pudo hacer nada el bueno de Araque. Uno a cero y de nuevo Adri Nieto dispone de otra ocasión, solo ante Araque que esta vez sí detiene.

Se anima el Daimiel, más entonado en estos momentos de la continuación, la entrada de Rubén se hizo notar. Pero el equipo de José Vicente Muñoz no cejaba en su empeño, logrando el empate tras penalti de León al sacar con la mano un balón en vaselina de Damián que ya entraba sin remisión. Penalti y la correspondiente expulsión del bravo lateral daimieleño, con gol del empate amarillo bien jaleado por los seguidores desplazados a Daimiel. Cuidado con las expulsiones, tres consecutivas en los últimos tres partidos.

Con uno más, aprietan los de Membrilla, creando sucesivas ocasiones con mucho peligro, córners y falta desde el borde del área que no cuajan. Se temía lo peor, la afición sufría, con un Daimiel parco en ideas y un Membrilla intenso y con peligro. Pero en ningún momento bajó los brazos el equipo del Tato Giménez, que a oleadas de furia también generaba ocasiones pese al dominio membrillato. El cronómetro avanza, Silva remata otra ocasión, parando Araque. Otra falta lejana, escorada a la izquierda de la portería visitante es botada por Silva, desviando con apuros Araque a corner. Últimos segundos del descuento, corner que bota Jaime con los nueve futbolistas locales en el área rival, Astillero incluido, balón en vuelo y testarazo de lujo del portero local, orientado con cabezazo propio de goleador nato, giro preciso, potente y a la derecha, con gol que hace explotar al estadio, equipo, Astillero, banquillo y cronistas, ante el estupor del equipo y afición forastera. Gol sentido, gol cantado a pleno pulmón por la afición de El Carmen, gol que, quién sabe, puede servir de revulsivo trascendente para el equipo del Daimiel RCF en estos momentos clave para el devenir de la temporada y la consecución del objetivo blanco, que no es otro que el ascenso.

Un ramalazo de furia de los chicos del Tato, logró la victoria por los pelos ante un Membrilla C. F. que dejó gran imágen en nuestra ciudad. Araque, Pedro, Rubén, Yoel, Jose…, jóvenes futbolistas membrillatos, dejaron su impronta sobre el verde. Mauri, el brasileño que nunca se rinde, clase, fuerza y técnica, Hugo Soria fornido defensor que se multiplicó en defensa al quedar el Daimiel con uno menos, Cana, Arturo, el capitán Jaime, Kenji, Javi, Adri Nieto y Silva; Almeida, Ruben y Augusto, demostraron pundonor, garra y afecto a unos colores, los del Daimiel R.C.F., todos ellos comandados por el gran guardameta blanco, Astillero, protagonista del partido con golazo incluido. Detalle a destacar en este partido, la participación de ocho daimieleños en el equipo de ayer.

Victoria, apurada, sí, con frenético final, pero hay que mejorar. La calidad de la plantilla local da para más, como quedo demostrado en la etapa inicial del campeonato, con fútbol y goles. Una buena racha de resultados victoriosos, pueden prender de nuevo la ilusión entre la hinchada blanca, que por cierto no acudió como en anteriores partidos, la peor entrada de esta liga en un nuevo horario, doce de la mañana, que no atrajo masivamente al personal, las costumbres hacen leyes.

Este grupo de futbolistas, de calidad y condición contrastada, estando firmes, fuertes, convencidos y cohesionados, pueden lograr de la mano del buen técnico Tato Giménez el tan ansiado ascenso.

¡VAMOS DAIMIEL!

Compartir.

Sobre el autor