TROFEO DIPUTACIÓN. EL MANZANARES FS, CONVIERTE EN UNA FIESTA EL PABELLÓN MUNICIPAL.

0

 625 visitas,  1 visitas hoy

Juan Carlos Sánchez-Camacho

FONCAIR DAIMIEL FS 2  QUESOS EL HIGALGO MANZANARES 6.

Foncair Daimiel FS: Miguel Angel-Kilalo-Pelu-Espadas, Andrés, Sergi, Jonás, Marcos, Carnal, Luisen, Miguel, David, Alex, Luisen, Rubielaes y J.Murcia.

Quesos El Hidalgo Manzanares FS: Dani Juarez, Pedro, Gallo, Deivao, Antoñiot, Alvaro, Galle Rodriguez, Raúl Campos, Daniel, Jose Joaquin, Manu, Alvaro Vázquez, Jorge y Javi Bule

Goles: 0-1 (1’ Alvaro) 0-2 (7’ Gallo)   1-2 (8’ David))   1-3 (14’ Raúl Campos)  1-4 (15’ Daniel)   1-5 (16’ Raúl Campos ) 2-5 (29’ Vicente Carnal) 2-6 (40’ Jose Joaquín)

Incidencias: Pabellón a rebosar, con 800 espectadores en las gradas, para presenciar una de los dos semifinales del Trofeo Diputación Provincial de Futbol Sala.

           Valga como comienzo de esta crónica que, el día de ayer hay que apuntarlos con mayúsculas en la historia del deporte daimieleño, ya que es la primera vez que en nuestra ciudad “aterriza” un equipo de la Primera División de cualquier disciplina deportiva. Y esto es lo que ocurrió anoche con la presencia en un abarrotadísimo pabellón municipal de Daimiel, del flamante quinto clasificado de la Primera División de Futsal, de nuestro país, el Quesos El Hidalgo Manzanares FS, para disputar la ½ del Trofeo Diputación Provincial, ante nuestro conjunto local del Foncair Daimiel FS.

           Un club, para el daimieleño, que tras poco más de cuatro años desde su fundación, ya ha conseguido, gracias a sus logros deportivos, hacer posible este hito histórico deportivo, fiel ejemplo del buen trabajo y hacer, que desde dentro del club se está realizando por todos y cada uno de los que componen este Foncair Daimiel FS, desde cualquier jugador o técnico que formó parte del proyecto inicial hasta las últimas incorporaciones realizadas esta temporada para afrontar el reto de la Tercera División, como, lógicamente de la incasable y gran labor de toda su junta directiva.

         Lógicamente el espectador que se dio cita en el pabellón municipal, alberga de inicio pocas expectativas de presenciar una victoria local, ya que se enfrentaban un Tercera contra un Primera División;  por tanto el aficionado local acudió al mismo con la sana ilusión de disfrutar de la presencia de todo un conjunto de la élite de nuestro futbol sala nacional, con la presencia, incluso, de un internacional y Campeón de Europa con la Selección Española, como es Raúl Campos, o incluso con el internacional español juvenil, el guardameta Javi Bule.

           Vaya por delante, antes de todo, que hay que decir que a pesar de ese 2-6 en contra, ¡CHAPO! por la excelente imagen que mostró el conjunto dirigido por Alberto Fuster, ante el de Juan Luis Alonso, ya que la diferencia de categorías (Tercera contra Primera) era palpable en todos los aspectos, bastaba simplemente con mirar hacia ambos banquillos para ver un cuerpo técnico manzanareño compuesto hasta por cinco cinco componente, por los dos que formar el de nuestro Foncair.

           Nada más iniciarse el encuentro la diferencia entre ambos se puso en evidencia, ya que no corría el primer minuto de juego cuando Alvaro puso por delante a los azulones. Este tempranerísimo gol no arrugo a los “valientes” jugadores locales que intentaron poner en aprietos, dentro de sus posibilidades, a sus rivales, poniendo buenos minutos de futbol sala sobre la cancha del pabellón, pero lógicamente la diferencia de calidad se puso de nuevo sobre la cancha, en el minuto siete de encuentro cuando Gallo, a la salida de un córner, ponía el 0-2 en el luminoso.

           Pero la alegría de la parroquia local llegó apenas un minuto mas tarde cuando un mala salida de Dani Juarez es aprovechada por el daimieleño David, para, de bonita vaselina, poner el sorprendente 1-2 en el marcador.

           Los “elite” manzanareños, vieron entonces que tenían que subir de marcha, si no querían que el pez pequeño se les subiera a las barbas al pez grande. Por tanto, subieron el pistón y empezaron a poner en verdaderos apuros a Alex que, con varias paradas de merito, impidió que aumentara la ventaja de los ilustres visitantes. Pero el joven daimieleño, no pudo impedir el tercer gol foráneo, en el minuto catorce de encuentro, cuando una sensacional combinación entre el cuarteto de campo azul, la finalizó el internacional español, Raúl Campos, para poner más terreno de por medio a los suyos, ese gol “rompió” a los jugadores del Foncair Daimiel FS, y se tradujo en dos goles más en apenas el intervalo de los dos minutos siguientes, el cuarto por Daniel y posteriormente el doblete, con el quinto, de Raul Campos.

           Se llegaba al término de la primera mitad, con ese marcador de 1-5 y partido más que finiquitado.

           Comenzó la segunda mitad con el aliciente para los aficionados daimieleños, de ver de incio en el quinteto al, deportivamente hablando, daimieleño Jose Joaquín, ahora Joselillo. El jugador de La Solana, que se formó en las categorías inferiores del Lavadero y del Daimiel FS, pisaba una pista que conoció a la perfección.

           Este segundo tiempo trajo una mejoría en la imagen, bastante palpable, del conjunto local, que empezó, incluso, dominando la segunda mitad, con unos jugadores locales que se crecieron viéndose “casi” a la altura de estos jugadores de primera división, atreviéndose en poner en apuros en varias ocasiones a Dani Juarez, llegando de nuevo la algarabía a la grada, cuando Vicente Carnar, en excelente jugada individual, batía al cancerbero azulón cuando corría el minuto veintinueve de encuentro.

       Lógicamente, los de Juan Luis Alonso, se vieron obligados tras la “regañina” que en el tiempo muerto que el mister manzanareño se vió obligado a pedir, a  subir su intensidad y el dominio daimieleño empezó a decrecer y los de Manzanares empezaron de nuevo a generar ocasiones de gol, y ahí es donde empezó a aparecer el joven meta local, Miguel Angel, con varias intervenciones de “gran estrella”, arrancando incluso los aplausos de los muchos aficionados venidos de la vecina localidad manzanareña.

           A falta de 2,50´´ para la conclusión del choque, Fuster se atrevió, incluso, a jugarles de CINCO a todo un Quesos El Hidalgo Manzanares FS, teniendo dos clarísimas ocasiones de haber mermado la ventaja que figuraba en el luminoso (2-5). Quien si aprovechó, sobre la bocina final, la ocasión de marcar en “casa” fue Jose Joaquín (Joselillo) para hacer el sexto para los suyos, a la vez que pedía perdón a la que fue durante años su afición.

           En resumen, fiesta por todo lo alto del futbol sala, en nuestra ciudad y, como decíamos al principio de esta crónica, fecha para recordar como la primera vez en que “competición oficial” un equipo de la máxima categoría nacional de nuestro deporte visitaba Daimiel, con un aficionado local que abandonaba el pabellón municipal más que satisfecho, primero por haber disfrutada de la presencia de un equipazo de Primera División de Futsal, y segundo por la gran imagen mostrada por el Foncair Daimiel FS.

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse