SE PALPA LA ILUSION EN EL CARMEN. 3-1, EN GRAN PRIMER TIEMPO DEL DAIMIEL R.C.F.

0

 745 visitas,  2 visitas hoy

Uno del Pueblo

En buen partido para el aficionado, donde se disfrutó de fútbol, goles y ocasiones, los seguidores del Daimiel salieron satisfechos tras la primera victoria del equipo blanco. Los dos porteros fueron determinantes en el marcador final. Mauri, Rubén, Mario, Almeida y Adri Nieto, doble goleador, destacaron en buena tarde de fútbol en El Carmen.

Se ha empezado bien la temporada, a pesar del chaparrón que nos sorprendió en los prolegómenos e inicios del match, que no fue óbice para que poco a poco se registrara una gran entrada en el estadio, con seguidores del equipo cervantino que se hicieron notar en los momentos del segundo tiempo con el marcador más ajustado.

El Daimiel cuajó una primera parte con momentos de fútbol de alto nivel, impropio de la categoría. Se apreciaba la mano del técnico local, fiel a su estilo en la búsqueda de buen fútbol. El “Tato” Giménez tiene claros conceptos a desarrollar sobre el verde, con plantilla que partido a partido asimila sus ideas. Resaltamos los siete titulares daimieleños en la alineación que inició esta liga, más los cuatro cambios en la segunda parte, todos ellos de Daimiel. El público lo apreció saludando con fuertes ovaciones a los que salían y a los que entraban. Momentos de gran identificación entre jugadores y afición.

Jugadas sensacionales elaboró el equipo local, destacando dos consecutivas allá por los minutos finales de la primera mitad que pusieron al público en pie. La afición disfrutaba y el equipo se gustaba, en momentos de máxima tensión futbolística. Dos goles antes del descanso a favor del Daimiel marcaba el luminoso, -a ver cuándo se arregla de una vez-, escaso bagaje para los méritos y ocasiones elaboradas por el equipo local.

Se trenzaba el fútbol desde atrás, con un portero, Astillero, que ordenaba, mandaba y paraba, con intervención de lujo desviando a córner un tremendo zapatazo del equipo forastero con marchamo de gol, cuando aún campeaba el empate a cero inicial. A renglón seguido, Almeida asistía tras veloz internada por banda izquierda sin encontrar rematador. Adri Nieto botaba una falta escorada fuera del área con balón rozando la escuadra contraria. Víctor lo volvía a intentar, lamiendo su disparo la cepa del poste del buen meta Rubio, que tuvo excelente actuación durante los noventa minutos. El equipo de “Tato”, se va adueñando del partido, con fútbol de calidad por momentos. Jaime la vuelve a tener, con disparo lamiendo el poste tras una nueva combinación coral de los blancos. Moraga también lo intenta, con nueva excelente intervención de Rubio, gran guardameta. Este Moraga, daimieleño él, poderoso por alto, con buena salida de balón, y buen pie, defensa experto y con claridad, tal vez con exceso de confianza a veces, buen futbolista sin duda.

Penalti claro a Kenji, que no se protesta, al filo de la media hora. Encaró dentro del área a la defensa, siendo volteado de modo clamoroso. Almeida, seguro toda la tarde, disparó con precisión al lado opuesto al que se lanzó el meta del Atlético Cervantino.

Dominio y buen juego del Daimiel, con remate de Mario, delantero con muy buena pinta, que ataja Rubio en espléndida intervención. Se suceden jugadas de buen fútbol de los blancos, que insisten mostrando gran nivel, mientras la afición disfrutaba apreciando los mejores momentos del partido. Convincente y poderoso Daimiel, con Adri Nieto veloz y con ganas, que envió el balón a la red en el minuto final de los primeros cuarenta y cinco, tras rematar con acierto la peinada de Mario tras pase de Víctor. Los espectadores aplauden a rabiar, contagiados del final explosivo del Daimiel en este primer tiempo. Pocos goles para las ocasiones creadas. Rubio para casi todas, que para eso está.

Tras el descanso, a los cincuenta minutos, Mario dispara con peligro al culminar una jugada personal, siendo sustituido por Hugo Soria, recibiendo Mario una cerrada ovación. Pero fue Hilario, en gran jugada personal, yéndose de todos quien bate al bueno de Astillero, golazo de gran pelotero, reconocido por todo el estadio en deportiva actitud. Dos a uno a falta de media hora y con un equipo rival que parecía otro muy distinto, con momentos de agobio para los locales, menos tensionados o sencillamente sobrepasados por los de Argamasilla de Alba, que lo intentaban a base de fuerza y balones al área daimieleña, con más coraje que fútbol. Almeida vuelve a disparar con intención, rematando Adri Nieto el rechace de Rubio, pero sin acierto, siéndole anulado por fuera de juego otro gol al buen delantero local. Astillero salva el empate con espectacular intervención a un buen remate de Isi. Aprietan los cervantinos, el partido está roto y otra vez Almeida lanza un misil desde fuera del área con paradón de Rubio una vez más. Los rivales aprietan y agobian, situación idónea para el contragolpe de los de “Tato”, que pillan en veloz jugada bien trenzada, la espalda del rival, con carrera y asistencia de Almeida para que Adri Nieto golee de nuevo al buen cancerbero, Rubio, cerca del final. Y aún pudo el brasileño Almeida en los minutos del descuento subir el cuarto al marcador, pero una vez más Rubio se lució con gran parada.

Enorme Mauri, que regresa de Brasil hecho un toro, con fuerza, clase, velocidad y clarividencia. Astillero, meta que transmite autoridad, seguridad y confianza. Arturo, firme y seguro durante los noventa minutos. Rubén, gran descubrimiento, calidad, clase y capacidad para crear y destruir, siendo de lo mejor de la tarde. Adri Nieto en buen momento, con dos goles y ansia por conseguir aún más. Jaime, veterano capitán, constructor y ejemplo de lucha y entrega por sus colores. Víctor, habilidoso, peleón y con afán goleador. Kenji futbolista de nueva hornada, con tintes de extremo nato para abrir cerrojos, rápido y de dribling imprevisible, difícil de controlar. León, Hugo Soria, Cannavaro, Javi…, estos son los poderes actuales en mano del intenso “Tato Giménez”, con el fiel ayudante “Kiko”, Javi Heredia el delegado y por supuesto la nueva Junta Directiva, con Óscar Pinilla a la cabeza. Son los componentes actuales del equipo de este Daimiel R.C.F. que debe pelear por el máximo objetivo.

La afición y los patrocinadores, con la moral a tope. Se palpa la ilusión en El Carmen. Por algo será. Ya iremos viendo. Mientras tanto, primer partido, primera victoria.

¡VAMOS DAIMIEL!

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse