FIN DE TEMPORADA: ENTREVISTA A “TATO GIMENEZ”.

0

 915 visitas,  3 visitas hoy

Uno del Pueblo

Los aficionados al fútbol de Daimiel nos quedamos con la miel en los labios al finalizar la temporada. La cuarta posición final, nos privó de la posibilidad del ascenso, previo play-off. Era lo esperado a medida que la competición avanzaba y el Daimiel R.C.F. se mantenía firme en puestos punteros y sin perder un partido en casa. Pero hasta el final, nadie es dichoso. Y la dicha fue a caer a los dos equipos que también supieron mantenerse ahí, en lo alto de la clasificación en dura lucha con el equipo de “Tato Giménez”. La afición regresó a El Carmen y el buen fútbol del equipo de nuestra ciudad quedó en un buen recuerdo, de momento. Habrá que volver a intentarlo, la historia de este equipo de fútbol, decano del deporte local, exige continuidad y ascenso a categorías superiores que nuestro club reclama, categorías en las que históricamente ha militado casi de modo natural. El “Tato” nos responde con claridad y seguro de sí mismo, como siempre.

-Si tuvieses que resumir la temporada pasada en pocas palabras, ¿cómo lo harías?

La definiría como aprendizaje forzado. Hemos aprendido de la Primera Autonómica que cualquier equipo te podría ganar y cada error se traducía en gol. Liga my competida, para mí la de mejor nivel de los cuatro grupos, con un líder intratable como ha sido el Almodóvar. Cuando lo hicimos bien nunca salimos de los play-off, y cuando no estuvimos acertados, nos sacó a la posición actual, cuarto clasificado.

A pesar de ser siempre el equipo a batir, por ser el Daimiel, secreto compartido en los mentideros del fútbol. Y estaba claro que quien menos fallara jugaría los partidos de play-off. Y así sucedió. En mi opinión, el empate en casa contra el Puertollano, fue el partido que marcó el punto de inflexión, “nos salimos del play-off”, porque después no volvimos a puntuar frente al Almodóvar. Estas dos fatídicas semanas fueron las que nos alejaron del objetivo, por ende, dejamos de depender de nosotros mismos.

En resumen, nos costó arrancar, había que conjuntar varias nacionalidades, noveles y veteranos. Pero fuimos de menos a más, hasta que con el paso de las semanas nos convertimos en un equipo muy competitivo. Pero no nos dio para disputar el play-off. En resumen, hemos vivido una temporada de aprendizaje, si bien al final no hemos obtenido los resultados que realmente nos merecíamos, porque el equipo fue evolucionando y mostró ser EQUIPO, pero finalmente no fue suficiente.

-¿Qué balance haces a nivel individual, contigo mismo, de los que ha sido la temporada, “Tato”?

Toca ser sincero. Desde que se inició el proyecto por el pasado agosto “el objetivo era jugar el play-off e intentar dar el salto de categoría”. Pero no se ha logrado. Soy el primer responsable de ello. Por eso, toca reflexionar qué fue lo que nos hizo no lograr el objetivo.

-¿Qué es lo que más te enorgullece?

Lo primero, defender los colores del Daimiel por toda la provincia y parte de la comunidad manchega. Lo segundo, compartir banquillo con el gran Kiko, y finalmente la predisposición de los jugadores y el sentimiento compartido de que todos éramos del Daimiel. Cierto es que hemos creado un modelo de juego, competitivo y atractivo para el aficionado. Esa es la percepción recibida al respecto.

-¿Cuál fue el desarrollo de la temporada?

Pues fue dura y compleja. Yo nunca entrené en esta categoría, desconocía algunos pormenores. Cabe agradecer la confianza de la directiva, que siempre estuvo a mi lado, lo cual refrendó mi liderazgo en el vestuario  en el campo. Añado además que cuando estás siempre en los puestos de arriba, todo es más sencillo. Pero tengo que decir que siento nostalgia por no haber podido disputar el play-off. En mis últimas temporadas estaba acostumbrado a conseguir los objetivos, excepto este año que nos hemos quedado en la puerta. Nadie es profeta en su tierra, igual es eso…

-Los aficionados volvieron al Carmen. ¿Por qué?

Lo primero, Daimiel es un pueblo de fútbol, siempre lo ha sido. Hay mucho seguimiento al fútbol en cualquier categoría. También influye el hecho de que se vislumbra un proyecto ilusionante y, desde luego, que los resultados acompañaron al equipo. Una pena no lograr la disputa del play-off. Me hubiese gustado ver al Daimiel como en un hervidero, simulando la misma “bombonera”. Era el mejor regalo que le podía haber hecho al club, al pueblo, a la afición, patrocinadores y al mismo Kiko, que es el primer fan del equipo de su pueblo. Pero no pudo ser. Se pasa mal, porque siempre soñamos con el objetivo.

-Mójate, míster: la próxima temporada, qué…

En principio es fácil la respuesta. La actual junta gestora tiene que realizar la asamblea y convocar elecciones, por lo tanto es difícil aventurarse en nada con certeza, hasta donde yo sé. Entonces, hasta que no llegue ese día y se conozcan los resultados electorales, poco se puede saber. Una vez conocido quién será el Presidente o Presidenta, él o ella será quien decida que tipo de entrenador le gustaría contratar para que dirigiera su proyecto.

-Muchas gracias, entrenador.

Fútbol de alta escuela se ha contemplado en el verde del estadio del Carmen en la pasada Liga. Una buena plantilla de jugadores, locales y extranjeros, dirigida por “el profe”, Doctor en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, Jesús Vicente Giménez de los Galanes Aguirre, “Tato Giménez”, dejó buen sabor de boca a la afición en general. Ojalá se acierte en la planificación de la próxima temporada, con el objetivo del ascenso entre ceja y ceja. Gracias “Tato Giménez”, equipo, patrocinadores, directivos y afición.

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse