EL FONCAIR DAIMIEL FS ES………..¡DE 3ª DIVISIÓN!

0

 524 visitas,  1 visitas hoy

Juan Carlos Sánchez Camacho

Foncair Daimiel FS 7 Renacer Argamasilla FS 4

FONCAIR DAIMIEL FS: Alex; Marcos; Sergi, Carreño y Miguel-cinco inicial-Diego; Rubén; Joni; Jonás; Pelu; Dani y Alex

RENACER ARGAMASILLA FS: Manuel; Raúl; Arturo; Alejandro; Angel;  Abel José; Alfonso;  Victor,; Alberto; Jose; Hanaffi y Juan Carlos

ARBITRO: Gómez Caraballo

INCIDENCIAS: Encuentro disputado en el Pabellón Municipal, correspondiente a la vigesimoctava jornada de liga de la Primera Preferente, con la presencia de unos 400 espectadores en las gradas

GOLES: 0-1(5’ Arturo)   1-1(7’ Joni)  1-2(11’ Juan Carlos)  2-2(13’ Miguel)  2-3(15’ Jose)  2-4(17’ Raúl)  3-4(19´Miguel) 4-4(24’ Jonás)  5-4(27’ Joni)  6-4(29’ Jonás) 7-4(39’ Sergi) 

             ¡SOMOS DE TERCERA! El ascenso que desde hace varias jornadas, era factible, gracias a la renta de puntos que manteníamos con el quinto clasificado, por fin se certificó, gracias a la victoria ante el Renacer Argamasilla, en la matinal del pasado domingo. Segundo ascenso en apenas cuatro años de vida de esta Daimiel Futbol Sala, ¡casi nada!

             Tras el tropiezo, la pasada jornada, ante el líder Salvatierra, que hizo retrasar el premio del ascenso, en esta ocasión, y con el segundo encuentro, de manera consecutiva, como local, la afición del Foncair Daimiel FS, esperaba a lo largo de la semana que llegase la mañana del domingo para intentar cantar y disfrutar del ascenso de categoría, y así fue, a eso de las 13,30 horas.

             Pero no fue tan fácil como al principio presagiaba parte de la afición, debido a que el rival en esta ocasión, el Renacer Argamasilla, es uno de los equipos de la parte baja de la clasificación, y esta circunstancia, quizás se pasó por alto por parte de la parroquia local, ya que los de Argamasilla de Alba, lógicamente iban a vender cara su derrota, ya que también ellos se jugaban mucho en el envite, nada mas y nada menos que la permanencia en la categoría.

             El caso es que el comienzo de los de Fuster, albergó muchas esperanzas de que el partido fuera transcurriendo de manera plácida para los intereses locales, ya que cuando habían transcurrido apenas cuatro minutos de encuentro, la intensidad con la que comenzaron los nuestros, hizo que hasta cuatro clarísimas ocasiones de gol se dispusiesen para intereses locales, de botas de Marcos, Carreño, Miguel y Joni, que no fueron gol, por méritos de Manuel Castellanos. Pero cuando parecía presagiarse el gol local, llegó todo lo contrario en el primer disparo a puerta de los de Argamasilla, por medio de Arturo. Reaccionó pronto el Foncair, apenas dos minutos mas tarde, por medio de Joni, gol que devolvía la tranquilidad a las gradas, pero, de manera rara, esa tranquilidad no llegó a las piernas de los jugadores de casa que, parecían, que empezaban a pensar en la responsabilidad del ascenso, lo cual empezó a aprovechar el rival para cada vez que disparaba a puerta, en algún caso con cierta facilidad, por endeblez defensiva local, ese disparo se convirtiera en gol, y los primeros veinte minutos la ventaja en el marcador fue siempre visitante, consiguiéndose un total de siete goles. Cuatro goles, en cinco disparos a puerta, por parte del Renacer, y tres por parte local, obra de Joni, y dos de Miguel.

             El paso por los vestuarios sentó a las mil maravillas a los jugadores del Foncair, ya que desde el primer instante del reinició, se pudo ver que los nervios, definitivamente, se habían dejado en la caseta, y nuestro Foncair empezó a ser el que todos conocemos, desplegando un bonito futbol sala, lleno de intensidad y de ocasiones, así de esta manera fueron llegando los goles locales en esta segundo asalto, por medio de Joni, estrella junto a Miguel del encuentro, dos de Jonas, y el de la tranquilidad absoluta por medio de Sergi.

             Cuando transcurría el minuto veintisiete de encuentro y Joni lograba hacer el quinto y poner por primera vez en el encuentro, con ventaja a los nuestros, la grada ya empezó a oler a ascenso y el ambiente empezó a subir enteros en lo que respecto a olor festivo, y esto fue subiendo de intensidad conforme llegaron el sexto y séptimo gol locales, trasladando el delirio a la fiel parroquia local.

             Bocinazo final y jolgorio absoluto tanto en las gradas como en el centro de la cancha, con los jugadores bailando y festejando el ascenso, en donde no faltaron los manteos tanto al “presi” como al “mister”.

            Merecidísimo ascenso para un equipo y un club, que es fiel recompensa al trabajo bien hecho desde que se fundó este Daimiel Futbol Sala. Una trabajadora directiva, encabezada por su presidente y secundada por todos y cada uno de los directivos que la conforman, un entrenador que ha logrado crear un sensacional ambiente de unidad en el vestuario, y unos jugadores que desde el primero al último, han sabido asimilar a la perfección rol de cada uno, cosa que no es fácil, y esto ha ocurrido. Por tanto, desde el jugador que menos minutos a disputado, hasta el que mas ha participado, todos tienen la misma parte de culpa de este gran premio que ha sido el ascenso a categoría nacional de futbol sala, la TERCERA DIVISIÓN.

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse