COMODA VICTORIA DEL DAIMIEL R.C.F. (3-0)

3

 470 visitas,  1 visitas hoy

Uno del Pueblo

Partido de inicio trepidante por parte de los blancos, que a los treinta segundos ya desperdiciaban una ocasión clara, enviando fuera Andrés Daza cuando ya se cantaba el gol. Al tercer minuto de juego, de nuevo el colombiano tras pase enorme de Aranda desde el centro de la defensa local, elevaba el balón en vaselina superando al meta visitante pero por encima del larguero. A reglón seguido, Romario dispara desde fuera del área rozando el poste del portero del C.F. Villartense, Álvaro López, daimieleño él, que volvía a lucirse en espléndida parada a tiro de Papa desde fuera del área.

Y a la cuarta fue la vencida, cuando allá por el minuto trece Almeida en jugada rápida de extremo izquierdo, asiste tras internada por su banda y tras recibir preciso pase de Romario desde centro de campo. El goleador de la categoría, Papa, recorta al portero villartense con dribling preciso y de clase, batiendo el portal visitante con gol de alta escuela. Gran gol, bella combinación. Bien Papa en jugada de definidor nato. Farfán acierta con su remate tras rechace de Álvaro López y consigue el segundo de la tarde a los diecinueve, siendo Almeida de nuevo quien asiste a Papa tras pase en diagonal del defensor local Mauri, otra jugada propia de equipo trabajado. El senegalés, con remate inapelable logra el tercero de la tarde, Papa se afianza en la tabla de goleadores; Almeida, Silva y compañía generan nuevas ocasiones por ambas bandas, siendo el bullidor. Almeida quien crea peligro de nuevo en remate desviado. Romario, Farfán y Brandon controlan el mediocampo, cortando y precisando entregas que generaban fútbol apabullante ante el conjunto vino tinto de Villarta. Almeida continuaba en sus internadas y centros, vislumbrándose más goles. Un Daimiel al ataque que desde el inicio, con alineación definida para ello por parte de Tato Giménez, con defensa de tres Mauri, Aranda y Alejandro León,  y a por ellos. Monólogo del Daimiel en este primer tiempo.

Cambió la cosa tras el descanso. Y eso que a los cincuenta minutos Aranda desde su campo lanza un tremendo cañonazo que se estrella en el larguero del equipo de “las paces”, con López ya batido, el rechace lo recoge Papa que remata con violencia de nuevo al travesaño. Jugada trepidante, espectacular, que reaviva las gradas, en espera de más goles… y se comenta entre los aficionados la sobriedad, experiencia, sentido táctico y ejemplo a seguir del bueno de Paco Aranda, futbolista para todo. ¡Qué temporadón…!

Los prudentes cambios del entrenador local, retirando a Romario, Papa y Almeida en espera de las tres finales que restan, quitó brillantez al match, con un equipo visitante entrenado por el daimieleño Roberto Velázquez, cariñosamente apodado como “Petaca”, que intentaba defenderse crear y llegar, pero sin mucho acierto, siendo Óscar, el portero local, mero espectador de la contienda. Tres remates consecutivos de Ahmed, Andrés Daza y Rubén, en las postrimerías del partido, pudieron abultar el marcador para los del Daimiel, pero de nuevo Álvaro López, el mejor de los visitantes, con sus buenas intervenciones evitó la goleada blanca. Meritoria labor la de “Rober”, entrenador del equipo villartense que trabaja con futbolistas locales, más el refuerzo en portería del también daimieleño Álvaro López.

Como se esperaba, la gran diferencia en la tabla y sobre el verde se dejó notar entre los contendientes desde el inicio del encuentro.

En el día del cumpleaños del decano de los cronistas deportivos locales, Tomás García-Consuegra, cómoda victoria del Daimiel, en tarde primaveral, buen ambiente en las gradas, con seguidores villartenses que se hicieron notar y buena entrada en El Carmen.

Quedamos a la espera de las tres finales que nos faltan por jugar, con dos partidos en casa y uno a domicilio. El ascenso es posible.

¡VAMOS DAIMIEL!

Compartir.

Sobre el autor

3 comentarios

Déjanos un comentario, no hay que registrarse