CINCO A UNO Y UN JAMON

2

 518 visitas,  1 visitas hoy

Uno del Pueblo

Resultado que no ofrece dudas respecto a lo acontecido en El Carmen, con un Daimiel poderoso y un C.D. Calzada luchando hasta el final. La clarividencia futbolística de Farfán, lo más destacable de la goleada.

Hasta cuatro córners forzaron los blancos en los primeros siete minutos, con remates que desbarataba el cancerbero Jesús muy mermado de facultades desde el primer minuto de partido en que se lesionó él sólo, no pudiendo ni sacar de puerta. Y en el diecisiete, gol de Romario en falta lejana con amago previo de Farfán y disparo final del autor del gol, que pilla desprevenido al mermado Jesús y a su defensa, en tiro raso ajustado al palo izquierdo. Miller crea peligro en distintas jugadas, hábil y buen regateador este futbolista del Daimiel.

Romario ajusta un pelín alto a la escuadra en otra falta al borde del área, Almeida, muy bullidor toda la tarde, lo intenta en fuerte remate que va fuera, Oscar remata en ocasión clarísima tras avance bien trenzado por el equipo calzadeño pero sin acierto; y en falta lateral en diagonal a la portería de Oscar, meta titular del Daimiel RCF en esta ocasión, bien botada y remate a placer de Edu ante el que nada puede hacer el portero local, si bien se pudo defender mejor por parte del bloque defensivo local, todo ello entre la algarabía de la ruidosa afición forastera. Mauri desde lejos lo intenta, detiene Jesús.

Brandon dispara al borde del área interceptando la defensa de Calzada, equipo que no se amilana, recuperándose bien tras el empuje daimieleño en los primeros veinte minutos, no pareciendo equipo de zona baja. Gran internada de Almeida hasta el fondo, asiste atrás y remata Papa alto. Y en estas estamos cuando Haider en jugada virtuosa se deshace de dos contrarios en diagonal por interior izquierda, carril del diez, y asiste con clase a Brandon que envía a la red con elegancia, superando al maltrecho Jesús. Vuelve a probar fortuna Almeida en disparo alto, llegándose al término de esta primera parte, muy disputada y buena disposición de ambos conjuntos, buen Calzada, enchufado Daimiel, con un Farfán brillante y controlando la manija.

Sergio sustituye al lesionado meta calzadeño, encajando a los seis minutos de la reanudación el tercer gol  local, tras escarceos de Almeida en línea de fondo centro al área pequeña, barullo y acierto de Papa enviando el esférico a la red. Momentos de agobio blanco, con jugadón de Haider sin remate final. Pero a renglón seguido, Jaime provoca un claro penalti que se encarga de transformar Almeida, que tanto lo había intentado con anterioridad sin suerte.

La entrada de Jaime en esta segunda parte aporta calidad y cordura al fútbol de los locales, con un Farfán inspirado que remata alto en nuevo avance blanco. El Daimiel hace que el partido sea largo para el rival, que persiste y no ceja en su brava pelea. Miller protagoniza dos jugadas propias de hábil pelotero que no finalizan en gol porque el fútbol es así. Y tanta ocasión sin fortuna se ve compensada en despeje de Almeida a la altura de medio campo cercano a la línea lateral y el balón termina en la jaula tras no acertar Sergio en su intento desesperado por atajar su trayectoria.

Brandon, Jaime y Adri trazan jugada de tiralíneas de gran calidad que desbarata Pay en línea de gol. Y en los minutos finales, jaleo en la grada ocupada por la afición calzadeña, tras ser expulsado un defensor tras pelotazo a Adri caído en el suelo. Calentón evitable y minutos finales entre pitos y bronca sin llegar a más.

Media entrada larga en tarde primaveral que invitaba a ir al fútbol. El Daimiel R.C.F. continúa en su línea ascendente, equipo con personalidad identificable, concepto futbolístico reconocible y claridad de ideas por parte del míster el Tato Giménez y su inseparable Kiko. Aranda, Jorge, Papa, Daza, Cannavaro y compañía se aúpan a “la tatoneta” que viaja hacia el ascenso.

Todo esto, sin euforia desmedida, aún queda mucha liga, si bien a partir de ahora, cada partido es una final. Y para quien esto escribe, una satisfacción narrar crónicas y colaborar humildemente con el Daimiel, comprando papeletas de la rifa de cada jornada y recogiendo un jamón cuando la suerte te acompaña. Cinco a uno y un jamón.

¡VAMOS DAIMIEL!

Compartir.

Sobre el autor

2 comentarios

Déjanos un comentario, no hay que registrarse