2-1. EN TARDE DE BRUJAS, EL DAIMIEL CUAJÓ EL MEJOR PARTIDO DE LA TEMPORADA.

0

 530 visitas,  1 visitas hoy

El buen fútbol del Daimiel enganchó una tarde más a la afición. El frío reinante junto a los actos del gran carnaval de este año en nuestra ciudad, baile de brujas coincidente, restó afluencia al estadio de El Carmen, que aún así registró buena entrada, afición que arropó en todo momento a los locales y salió frotándose las mano no sólo por el frío sino por el gran partido presenciado. Un dos a uno escaso pero suficiente, tres puntos de oro ante un rival que se está jugando el ascenso en competencia con el Daimiel RCF.

¡Qué gran tarde de fútbol disputamos en Daimiel! El equipo entrenado por Tato Giménez, dejó estela de equipo con trazas de campeón, fútbol del bueno, fútbol de verdad, ya no sabemos calificar si impropio de la categoría, lo cierto es que ya llevamos escribiendo crónicas acerca del buen fútbol que practica este Daimiel que va a más conforme avanza la competición. Ya son cinco jornadas consecutivas logrando los tres puntos, con victorias convincentes que hacen temer al equipo blanco a estas alturas de la temporada. Cinco de cinco y la  moral del equipo de Daimiel por todo lo alto.

Y eso que tras momentos iniciales de tanteo, se produce penalty en el minuto ocho de la primera llegada del Patrimonio Almadén con gol minero que nos dejó perplejos, aunque la Máscara Guarrona, presente y animando, nos convenció de que habría remontada.  Papa en combinación con Mauri la tuvo en el minuto doce. Romario en falta al borde del área la ajustó al exterior del poste rival.

Papa peleaba, luchaba todos los balones, ganándolos con peligro en cada ocasión, hasta que en el treinta y dos y con el público enardecido, la engancha ajustada al  palo tras ceder Silva, pero en esta ocasión por dentro. Gol, merecido de Papa, empate y ausencia de frío en la grada, entusiasmada por el buen fútbol de su equipo. Dominio absoluto y gran juego de los locales. Silva lo intenta una y otra vez, con hasta tres rivales intentando anularle, su fama se va extendiendo entre los adversarios. Papa remata en ocasión clara por encima de la madera. Bien, muy bien este Daimiel, tocando y generando ocasiones con fútbol vertical en este primer tiempo que nos enamoró.

Peligro constante de Papa, mientras el equipo minero no creaba peligro, salvo la jugada del penalty en los primeros minutos.  Espadas en todo lo alto en este primer tiempo con empate que no concuerda con los méritos blancos, en base a su buen juego y posesión absoluta del partido.

En la reanudación, Juanma, cancerbero visitante, anulaba con buenas paradas la falta botada por Silva desde fuera del área así como otro remate de Papa tras gran jugada de Silva, brasileño que apunta alto, hasta que en el minuto cincuenta y cuatro  la buena internada de Papa con pase atrás fue interceptada por la defensa con claro penalty a Brandon, que el propio Papa convirtió en el segundo gol local. Con este resultado el Patrimonio Almadén se lanzó en busca del empate, chocando con el meta blanco, Pío, seguro y eficiente toda la tarde.

Mauri destacaba en defensa y ataque, partidazo el suyo, con Farfán y Brandon dominando y controlando junto a Romario el centro del campo, trío incansable y talentoso. Juanma, el portero del Almadén, interceptaba las persistentes llegadas de los chicos del Tato Giménez, mientras Jaime sustituía mediada esta segunda parte a Romario, despedido con cariñosa ovación.

El público se vuelca en ánimos para su equipo, el equipo forastero aprieta, con tiro al larguero, aunque las ocasiones de Silva de nuevo, Papa y dos consecutivas de Andrés Daza no se convierten en gol por poco. Mauri también lo intenta desde el borde del área y en este carrusel de ocasiones blancas termina el partido entre la satisfacción del público, siempre animando con corrección desde la grada.

¡Qué bien juega este Daimiel! La Tatoneta funciona, con motor que dura y dura con futbolistas que lo hacen bonito. El equipo vence y convence, EQUIPO por encima de individualidades. Aranda y Cannavaro, junto a Mauri y Jorge, firmes en defensa; Farfán, Brandon y Romario destruyendo y elaborando en la sala de máquinas, junto a Jaime –¡felicidades papá!-, en los  minutos en que intervino; Silva, Papa, Almeida, Haider, Andrés Daza, Adri Nieto…, toda la plantilla de este Daimiel que han forjado todo un GRAN EQUIPO, desde la dirección técnica del daimieleño Tato Giménez. Fútbol convincente del Daimiel RCF, que en nivel regional cuaja partidos de muchos quilates, con calidad futbolística muy por encima de la categoría. Procuramos valorar a este Daimiel sin pasión, pero este EQUIPO forjado por Tato Giménez nos tiene “enganchaos” a cronistas y aficionados que gustan paladear el buen fútbol.

Así se puede recuperar a la afición, con vistas a rehacer un equipo grande, digno para nuestra ciudad y el histórico escudo de este club de fútbol. Que no decaiga la fiesta ni el carnaval de victorias.

¡VAMOS DAIMIEL!

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse