NUEVA REMONTADA DEL DAIMIEL CON UN SILVA ESTELAR. 2-1

0

 478 visitas,  2 visitas hoy

Uno del Pueblo

En partido bronco, con buena entrada en El Carmen, el Daimiel RCF volvió a dar la vuelta al  marcador en partido que se ponía difícil al adelantarse los del C.F. Calatrava al inicio del segundo tiempo. Un respetuoso  minuto de silencio se guardó en memoria de Juan José García-Muñoz Fernández del Moral, Juanjo, antiguo entrenador daimieleño.

Pero de nuevo el espíritu de lucha del equipo de Tato Giménez supo remontar, con destellos de calidad de Silva, la garra, el empuje y pundonor de León desde su banda izquierda, la garantía de Mauri, lateral derecho fiable, con clase y fútbol en sus botas, la brega incansable de Brandon por todo el campo, la lucha de Papa arriba y la omnipresencia de Jaime, capitán que dirige y maneja los movimientos tácticos en cada fase del encuentro.

Los jugadores daimieleños, cinco en esta tarde, Pío, Cannavaro, León, Jaime y Adri, junto a los ya clásicos de este Daimiel, engancharon con la grada, que pese a no disfrutar del mejor fútbol de los blancos, sintonizaron con el equipo en sentimiento. Está claro que este Daimiel ha vuelto a congregar afición en El Carmen, se vuelve a vivir ambiente de ilusión y además el estadio huele a fútbol.

En la espléndida tarde del domingo, con buena entrada ya referida, el personal disfrutaba con las ocasiones de los locales aunque no fuera tarde de gran fútbol. Adri remataba a los cinco minutos, con parada de Mario cancerbero visitante. Romario también casi remataba un córner en boca de gol. Silva levantaba al público con su calidad natural y regates con marca de la casa. León y Haider , por banda izquierda tejían combinaciones estéticas con finales en córner, no se acertaba con la portería, se peleaba con ardor y sin tregua, los de Argamasilla no se amilanaban y aún sin belleza el fútbol que presenciábamos no nos aburría. El equipo del C.F. Calatrava tuvo ocasión clara en contragolpe culminado con tiro de Diego que despejó el portero local Pío en acertada intervención.

Y en la reanudación, pues eso, que a los tres minutos, cuarenta y ocho de partido, un fallo defensivo blanco a la salida de un córner bombeado al segundo palo, era aprovechado por el delantero rabanero que introdujo el esférico hasta la red de Pío. Gol en contra y a remontar.

Apretó el Daimiel a partir de encajar el tanto; Brandon se multiplicaba, Jaime ordenaba, Romario asentaba la defensa, León se afirmaba en banda, defensa y ataque, Silva brillaba con luz propia y de él salió el disparo a balón parado en falta lejana escorada a la izquierda del área forastera, que como un obús se incrustó en las mallas sin que Mario pudiese hacer nada. Qué golazo. Zurdazo de clase, potencia y colocación. De los que se repiten hasta la saciedad en las grandes cadenas televisivas. Lo intenta de nuevo Silva en jugadón recorriendo la banda izquierda, sorteando rivales por potencia y velocidad, desborde en carrera con el balón controlado, cosido a su pie, mas su remate final, otro zurdazo, sale lamiendo el poste.

Y volvió a repetir el brasileño en jugada similar sin definición ante la puerta, hasta que el propio Silva ejecutó el penalti señalado por el árbitro sin que pudiera Mario interceptar el imparable disparo del carioca. Tangana posterior con cuatro tarjetas de una tacada para los visitantes. Mucho lío, mucha bronca, pero el Daimiel era el dueño del partido por aquellos momentos de la segunda parte. El portero de Argamasilla evitaba algún tanto más, ante el empuje de Brandon y compañía. Almeida en las postrimerías del encuentro lo intentó con su peculiar disparo desde lejos con parada de Mario una vez más. Farfán también lo intentó desde fuera del área, topándose con el portero del equipo amarillo.

Buen ambiente en las gradas, con afición entregada a su club aunque no fuera la tarde del mejor fútbol. El resultado, justo para nuestro criterio, aporta una nueva racha de tres partidos consecutivos ganados, tres de tres, que mantiene viva la ilusión entre la afición daimieleña. A buen seguro que el equipo blanco, que irá recuperando a titulares que han sido bajas por distintos motivos, irá a más en esta fase crucial para lograr disputar el play-off que nos permita lograr el ansiado ascenso de categoría. El ambiente en el césped, de la mano de Tato Giménez, sigue siendo inmejorable.

¡VAMOS DAIMIEL!

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse