2-1: SUFRIDA VICTORIA, ENTRAÑABLE RECUERDO, ¡VA POR TI, JUAN!

0

 733 visitas,  1 visitas hoy

Uno del Pueblo

Amigo Juan:

Va por ti esta victoria, lograda a base de empuje, empeño y ratos de buen fútbol. Supongo habrás disfrutado con ese gol en el último suspiro del partido. Muchos elevamos los brazos al cielo, donde desde esa entrada privilegiada, con panorámica divina y viéndolo todo claro, seguro que habrás disfrutado de esta nueva victoria de tu Daimiel. Es deseo de todos engancharnos de nuevo a la buena racha, con tu apoyo sobrenatural, desde esa tribuna privilegiada que sólo los elegidos como tú disponéis en ese paraíso del que disfrutas. Ni se te ocurra distraerte en tu nueva vida, aquí seguimos contando contigo, cambiando impresiones frecuentemente con tu recuerdo, y sin bajar los brazos, que ya sabes tú que en esto del fútbol no hay que dormirse.

Hubo buena entrada a  pesar del frío. Sol engañoso, frío sin mentira y asistencia notable de afición bolañega, con música de fondo de Rosendo en los prolegómenos del partido. Las palabras entrañables de Carlos García capitán de tu equipo, sencillas, entrañables y cargadas de cariño hacia tu persona, arrancaron lágrimas y ovación sentida entre los presentes. Y es que continúas entre nosotros, más allá de la placa en tu honor otorgada a tus hijos entre el emotivo aplauso de todo el estadio. Eres todo un personaje, Delegado histórico por excelencia de nuestro Daimiel. Has pasado a la historia y no te sentimos ausente. Tus funciones diversas durante cincuenta años al servicio de un club de fútbol representativo de la sociedad de tu pueblo, han marcado pauta, camino a seguir…

Ya sé que viste el partido, pero seguro te habrá gustado la jugada que ocasiona la primera ocasión de gol con remate de Farfán en jugada eléctrica que lamió el poste, con gol en la siguiente embestida del C.D. Bolañego, que nos pilló despistados, se pudo evitar ¿verdad?, no te gustó que se adelantaran en el marcador. El rápido Haider, extremo debutante dejó buenas maneras, pero como siempre nuestro Jaime con la manija en sus botas y su cerebro despierto manejaba el fútbol de nuestro equipo, ansiosos por el empate si no hubiera sido por el paradón de Alejandro a remate desde fuera del área del capitán blanco.  La jugada fue espectacular, seguro que te gustó. No te  gustaría tanto las faltas continuadas que sufrió Papa, hasta que nuestro “Baltasar” clavó el claro penalty por mano en el área que nadie discutió. La jugada era de gol. Y Papa fue expulsado por protestar las innumerables faltas recibidas, menos mal que también se fue a la ducha un defensor adversario por doble amarilla. Recordarás que ya son cuatro partidos consecutivos con expulsión de uno de los nuestros. Ahí queda eso, cuando el Daimiel RCF pretende jugar al fútbol de la mano de Tato Giménez, como tú bien sabes.

El brío y las ganas con las que salió el equipo blanco en la reanudación, generaron ocasiones, con penalty por mano no pitada que no vió, se tragó el trencilla, seguro que tú lo viste mejor sin var ni dudas. Una marcha más aplicó el Daimiel, había que ganar sí o sí. Silva en disparo colocado a balón parado rozó la cepa del buen meta de Bolaños, si  bien no se arrugaron los visitantes, buen equipo que puso a prueba al debutante Pío, nuestro cancerbero local, sí, de Daimiel. Y convencido estoy disfrutarías con el jugadón de Mauri, recorriendo toda la banda

sorteando con clase y fuerza a los rivales que le salieron, con centro final desde el fondo que no encontró rematador. Hasta que ya, al final, el colombiano Romario acertó con la red, enviando al fondo su remate tras córner a la desesperada. Qué emoción, que alegría para la afición y para ti. Victoria sufrida, en tu honor y con recuerdo entrañable a tu persona. Triunfo que nos sabe a gloria, de la que tu disfrutas. Seguimos contando contigo.

¡Va por tí, Juan!

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse