FONCAIR DAIMIEL FS y ALGESA VILLARRUBIA FS, PROTAGONIZAN UN DISPUTADO DERBI, CON VICTORIA LOCAL.

0

 191 visitas,  1 visitas hoy

Juan Carlos Sánchez-Camacho

FONCAIR DAIMIEL FS 3 ALGESA VILLARRUBIA FS 2

FONCAIR DAIMIEL FS: Miguel Angel, Jonás, Sergi, Pelu, Marcos y Rubén-cinco incial-David, Dani, Yoni, Miguel Vizcaino y Uve

ALGESA VILLARRUBIA FS: Fernándo, Mario, José Andrés, Dani y Alberto-cinco incial-Ismael, Jesús, Urda, Paco, Gil-Ortega, Juarez y David

GOLES: 1-0 (11’ Miguel Vizcaino) 2-0 (12’ Pelu) 3-0 (18’ Miguel Vizcaino) 3-1 (19’ Juarez -P-) 3-2 (39’ Urda)

ARBITRO: Megía Alvarez

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la quinta jornada de la Primera Preferente de Futbol Sala, con la presencia de algo más de 500 espectadores, con varias decenas de seguidores del conjunto visitante.

                El pasado sábado, daimieleños y villarrubieros volvieron a disputar, como ya es norma entre estos dos equipos, un vibrante y apasionante choque de rivalidad vecinal, en esta la Primera Preferente del futbol sala castellano-manchego.

                Si ya de por sí, estos choques entre dos conjuntos vecinos, que se conocen a la perfección tienen más que alicientes para presenciarlos, la presencia de un ex del Foncair, como es el daimieleño Paco, en las filas, esta temporada, del conjunto del Algesa Villarrubia FS, hacia sumar  un plus más de interés para el aficionado local.

                Un choque en el que los tres puntos cayeron del lado del Foncair Daimiel FS, de manera ajustada, pero más que merecida por los “méritos” de uno y otro conjunto en lo que concierne a  ocasiones claras de gol de uno y otro equipo.

                Dos conjuntos que fueron fieles a sus estilos, el local con un juego más combinativo y técnico y el otro, el visitante, que puso su firma habitual sobre la cancha, lucha, garra, entrega y físico.

                Los primeros minutos de juego, prácticamente toda la primera mitad de los veinte minutos iniciales, el encuentro se encontraba donde deseaban los villarrubieros, que con su presión asfixiante, hacia que los jugadores de Fuster, no se encontraran cómodos en la pista y no pudiendo desplegar su juego fluido de combinaciones y rotaciones, en ellos habituales, no contabilizando en esos minutos, ninguna clara ocasión de gol, por parte de unos y otros, digna de destacar.

                Pero llegado el minuto once de encuentro, Miguel Vizcaino, se sacó de la chistera un sensacional jugada individual, en la que dribló hasta a tres contrarios, para conseguir adelantar a los locales, con un precioso gol.

                No dio tiempo a que se repusieran del gol los de Villarrubia, cuando Pelu, roba un balón y el mismo se encarga de finalizar la jugada, consiguiendo el segundo para los de Fuster, cuando no había transitado más de un minuto en el crono desde el primero de los de Daimiel.

                Estos dos goles, en apenas unos segundos, hicieron que el panorama, a favor de los nuestros, cambiará de manera radical, poniendo cerco, desde esos momentos a la portería, sensacionalmente defendida por Fernando, que salvó en dos claras ocasiones a su equipo de encajar algún gol más en los siguientes minutos, incluso los palos se aliaron del lado villarrubiero, hasta en dos ocasiones, para que el marcador no fuera más franco a favor del Foncair Daimiel FS.

                Los locales, no cabe duda, que estaban haciendo bastantes méritos para ampliar aún mas la ventaja de dos goles que campeaba en el marcador, y en el minuto dieciocho de encuentro se hizo justicia a los méritos locales, cuando de nuevo Miguel Vizcaino, en una jugada casi calcada a la del primer gol, conseguía poner el 3-0 en el marcador.

                Los aficionados locales veían como el choque, prácticamente, se iban a dejar casi zanjado de manera clara al descanso del mismo, pero a falta de menos de un minuto para la conclusión del primer tiempo, un penalti decretado por el colegiado Megía Alvarez a favor del Algesa Villarrubia FS, hacía que Juarez no desaprovechara la ocasión de recortar distancias para los suyos.

                Desde la grada, se hablaba que visto lo visto, el segundo tiempo debería valer para poner más tierra de por medio para los nuestros, y nada más reanudarse el choque esto parecía que iba a ser así, ya que el futbol sala que empezaron a desplegar los de Fuster, hizo que sus rivales, dieran un paso atrás para defenderse del claro dominio daimieleño, convirtiéndose entonces, con más claridad aún, como salvador de se equipo a Fernando.

                Un guardameta que salvo claros goles a ocasiones de Pelu, Marcos, en dos ocasiones, a Jonás y hasta en tres clarísimas a Joni, el poder ampliado la ventaja en el marcador. Pero el futbol sala tiene el matiz que si no cierras el choque, el conjunto rival pone sobre el terreno de juego el sistema de cinco contra cuatro, y esto ocurrió a falta de dos minutos para la conclusión del choque por parte de los de Villarrubia, y esto te puede complicar la “vida”

                Y así fue, ya que a falta de 1,10’’ para la finalización Urda, ponía la emoción en el marcador al hacer el 3-2, y la incertidumbre en las gradas, lo que hizo que los visitantes albergaran, en los instantes finales, de conseguir algo positivo en Daimiel. También dieron estos segundos finales para gozar de otra clara ocasión de gol para los nuestro, al estrellar Jonás un balón en el poste, en un robo de balón en zona defensiva local.

                Al final, de manera justa pero corta, los tres puntos quedaron en el casillero del Foncair Daimiel, lo que hace que el conjunto que dirige Alberto Fuster, lo consolide en ese triple empate que, junto a Salvatierra y Toledo, ocupan lo más alto de la clasificación.

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse