UN BUEN FONCAIR, NO PUDO CON UN GRAN CD TOLEDO.

0

 139 visitas,  1 visitas hoy

Juan Carlos Sánchez-Camacho

Foncair Daimiel FS 2 CD Toledo 6

FONCAIR DAIMIEL FS: Miguel, Jonás, Joni, Sergi y Marcos-cinco incial-Kilalo, Miguel Vizcaino, Rubén, Pelu, Dani, Alvaro y David.

CD TOLEDO: Dudu, Borja, Solano, Victor y Samu-cinco inicial-Alvaro, Guille, Alberto, Jota, Mario, Loren y Carlitos.

ARBITRO: Alvaro Moreno

GOLES: 1-0 (Jonás 1’) 1-1 (Samu 1’), 1-2 (Solano 13’) 2-2 (Pelu de penalti 20’) 2-3 (Joni P.P. 21’) 2-4 (Solano 34’) 2-5 (Borja 35’) 2-6 (Dudu 38’)

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la tercera jornada de liga de la Primera Preferente, con la presencia en las gradas de unos 230 espectadores, aproximadamente.

            A lo largo de la pasada semana, desde el seno del Foncair Daimiel FS, ya se venía informando a los aficionados de la dificultad que, a priori, iba a entrañar el choque ante el CD. Toledo, uno de los llamados, de manera clara, a luchar por el ascenso de categoría, y ciencia cierta que así fue, por la calidad exhibida por los de Raúl Prestél, en nuestra localidad.

            Ya centrándonos en lo que fue el choque entre daimieleños y “bolos”, pueda extrañar a los lectores que no presenciasen el encuentro, si decimos que lo más justo hubiese sido un empate, viendo las virtudes de uno y otro equipo, y que ese “abultada” derrota que encajaron los de Fuster, no hace justicia al gran encuentro, gracias a ambos conjuntos, que presenciamos en la tarde del pasado sábado.

            No podía comenzar mejor el choque para los intereses de nuestro equipo cuando, no habían pasado veinte segundos de encuentro, cuando Jonás inauguraba el marcador, la cosa empezaba de manera fenomenal para los de casa, con esa salida en tromba. Salida a por todas, ya que quince segundos después del gol, Joni estrellaba un balón en la madera.

            No por ello se vieron sorprendidos los toledanos, ni mucho menos, ya que, cuando el luminoso reflejaba ochenta segundos de juego, los visitantes igualaban el marcador, tras una perdida de balón en zona peligrosa.

            El encuentro no podía haber comenzado de manera más vertiginosa y bonita, cara al espectador. Este ventaja tan fugáz, disfrutada por los de Fuster, inmediatamente contrarrestada por los toledanos, no hizo mermar el buen juego local, ya que claro ejemplo de ello, es que transcurridos tres minutos de encuentro, los jugadores del Foncair ya habían conseguido un tanto, habían estrellado un balón en la madera, e hicieron intervenir con dos grandes actuaciones a Dudu, que ya puso los credenciales sobre la mesa, para demostrar que iba a ser todo un muro para los intereses locales.

            Los de Toledo, poco a poco, fueron subiendo su presión, tanto en intensidad como en la zona del campo, y esto empezó a poner en aprietos, para poder sacar jugada la pelota a los de casa, lo que hizo que se tuviese que buscar, en algunos momentos, los balones largos en busca de nuestro pivote. Pero, cuando el balón sobrepasaba la medular toledana, los visitantes exhibían una rapidez de repliega sensacional, que abortaban las posibilidades locales.

            Y si rapidez de repliegue, por los toledanos, hablábamos, ni que decir la rapidez en sus contraataques, ya que en uno de ellos, en jugada supertrabajada por estos, se presentaron delante de Miguel, consiguiendo Solano, al ganar la espalda a su defensor, en el minuto trece, adelantar a los de Raúl Prestél.

            Jarro de agua fría al buen encuentro que los jugadores del Foncair estaban realizando, y que demostraba que los toledanos eran letales cuando se presentaban delante de nuestro marco.

            La intensidad de juego y de calidad seguía poniéndose por parte de los dos equipos, unos intentando buscar el empate, otros con un sensacional orden defensivo en estático y rapidísimas contras.

            El empate que llego al filo del descanso, al transformar un penalti Pelu, pudo haber llegado dos minutos antes tras otro balón estrellado en el paso, esta vez por Marcos. Empate al descanso, quizás algo injusto para los intereses locales, ya que habían disfrutado, además de los dos goles conseguidos, de seis clarísimas ocasiones de gol, cuatro sensacionalmente desbaratadas por un gran Dudu, y otras dos por interponerse los palos en el camino del gol

            Comenzó la segunda parte, y a los pocos segundos, la mala suerte se cebaba con los de casa, ya que tras un saque de esquina, el balón rebota en Joni despistando a Miguel , y poniendo por delante a los de Toledo.

            Este tempranero gol, nada más salir de los vestuarios, si hizo algo de mella en nuestros jugadores, que tuvieron unos minutos de incertidumbre, sin que se pudiese inquietar de manera clara a Dudu, a diferencia de la primera mitad. Esto facilitaba un perfecto orden defensivo de los visitantes que, de nuevo, en varias ocasiones crearon serio peligro a nuestra portería, en una jugada, la de balón largo de Dudu al pivote, que los del Foncair, eran incapaces de abortar. Por desgracia, fruto de ello, llegó el cuarto gol de los fuera, otra vez por medio de Solano, que volvió a calcar la jugada del segundo gol.

            Los de Fuster entonces, se volcaron en busca de recortar distancias, lo que propició los rapidísimas y trabajadas contras de los de Toledo, consiguiendo en una de ellas el 2-5, por medio de Borja, apenas un minuto después del cuarto de los toledanos. Corría el minuto treinta y cinco, y de manera sorprendente, visto lo visto, los de casa tenían un renta en contra de tres goles. Si bien es cierto que cinco minuto en futbol sala es todo un mundo, viendo la calidad que estaban exhibiendo en todas sus líneas los foráneos, se antojaba harto difícil poder conseguir algo positivo en los minutos que restaban

            Aún así, Fuster decidió poner sobre la cancha, toda la carne en el asador, jugando con portero-jugador, sistema que los toledanos se encargaron de minimizar con una sensacional defense cuatro contra cinco, es más, se encargaron, por medio del portero Dudu, de hacer el sexto para los de fuera. Si ya no fue suficiente, el sensacional encuentro realizado por el guardameta toledano bajo su marco, también presumió de faceta goleadora.

            Resumiendo, gran tarde de futbol sala, por ambos bandos, la disfrutada, entre comillas, por los aficionados, ya que la victoria voló del pabellón, a pesar de las muchas y buenas oportunidades gozadas por el Foncair, y que vio como un equipo muy bien trabajado en todas sus facetas, ponía las credenciales, a su paso por Daimiel, para ser un clarísimo favorita al ascenso de categoría.

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse