2-0 VICTORIA DEL DAIMIEL RACING

0

 369 visitas,  1 visitas hoy

Uno del Pueblo

Desangelado partido en El Carmen. El frío inesperado debió contagiar a futbolistas y público. Tras la buena racha de partidos con buen fútbol por parte del equipo del Daimiel Racing, en la tarde del domingo no brillaron los blancos, si bien se consiguió el objetivo de la victoria, frente a un equipo, el C.D. Urda, que dejó grata impresión, con futbolistas de notable calidad.

Con empate a cero se llegó al descanso aunque no faltaron ocasiones por parte de ambos conjuntos para haber movido el marcador. Tanto blancos como rojinegros se ceñían a su fútbol ordenado, desde los conceptos de sus respectivos entrenadores. Se adivinaban dos equipos trabajados desde el banquillo, con criterio y buenos futboleros. Se contrarrestaban los contendientes anulando el buen juego, dando clases de fútbol de laboratorio que tal vez sea más científico, pero gusta menos – o poco- a los aficionados.

Pero no faltaron las ocasiones con un Víctor que se marcó un buen partido. Chusi, el meta urdeño atajó disparos del inspirado Víctor y de Papa en los primeros escarceos del encuentro,   con jugada inverosímil posterior de triple remate en misma jugada que no entró. Los de Urda trenzaron gran combinación de Musa y compañía que roza el palo, con falta posterior al borde del área que detiene Óscar.

Momentos de ida y vuelta. Brandon roza la escuadra, Aranda lo intenta en otro golpe franco esquinado, Papa remata al muñeco tras jugada del avispado y desenvuelto Víctor, Carlos García, de cabeza, también lo intenta, Papa de nuevo, en ocasión propicia, la echa fuera… no, no faltaron ocasiones. Pero el C.D. Urda es equipo con vida propia y fútbol tenaz. Cero a cero al descanso y frío en el ambiente.

En la reanudación, Brandon fusila al meta toledano tras jugada de Papa en el área. Corría el minuto cincuenta y dos. El conjunto visitante aprieta en busca del empate, con acercamientos peligrosos que resuelve Óscar con solvencia de portero cuajado. Beka, centrocampista forastero de aplomo y calidad, mueve a su equipo con soltura y persistencia omnipresente, mas no cuaja ningún intento. Y en esas estamos cuando a falta de dos minutos, Aranda se inventa escorado a la izquierda de su medio campo un pase largo y cruzado que Famara remata al palo contrario con balón al fondo. Dos a cero y tres puntos más a la buchaca. Bien el equipo arbitral.

 Continúa la racha, ganando de todas las maneras este Daimiel Racing Club de Fútbol.

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse