DERROTA SIN PALIATIVOS (0-3)

0

 170 visitas,  2 visitas hoy

Nos mojaron la oreja. Sin paliativos. EL Atlético Teresiano pasó por El Carmen dejando sello de líder. Por algo comanda la clasificación. El cero a tres final en el marcador, reflejó la diferencia entre ambos conjuntos.

Y eso que durante el primer cuarto de hora el partido era un ir y venir por ambas formaciones, que buscaban con sus armas el gol. Fueron los de Malagón quienes lograron el objetivo, en balón largo para Álvaro, -que tardecita nos dio- quien se deshizo en carrera potente y con buenos recortes a quien le salió al paso incluido el portero, driblando y marcando a puerta vacía. Gran gol.

Pudo Alonso, el juvenil daimieleño que suplió a Papa por sanción, igualar la contienda en balón mal defendido por la defensa visitante y que el delantero blanco golpeó mal, evaporándose ocasión clara para empatar. Insistía Famara, gran futbolista de clase y con talento, en pos del empate ante la bien ordenada defensa malagonera. Mauricio y Mococo se hacían notar en el verde creando peligro por banda en largos desplazamientos con centros que terminaban controlados por los teresianos. Y así se nos pasaba el cronómetro, con ratos de buen fútbol que hacían placentera la tarde, de agradable temperatura.

Pero allá por el treinta y seis, en plena contienda y a la salida de un córner, un balón rechazado en corto fue colocado por Kike en la red de Marcos, arquero que debutaba en casa. Con cero a dos nos fuimos al descanso entre la buena sensación del líder Atlético Teresiano y la brega persistente de un diezmado Daimiel Racing que plantó cara al primero de la tabla, que sacó máximo partido a las dos ocasiones que tuvo de gol. Se pasó rápido este primer tiempo.

Los buenos peloteros del equipo vestido de negro, remacharon en el cincuenta y uno la buena jugada por banda derecha hasta el fondo, con centro y remate de nuevo de Álvaro que no perdonó, colocando el tercero en el marcador.

Los chicos del Daimiel Racing lo intentaban, con Jaime creando como siempre en el medio campo, aunque sin cuajar las diversas intentonas locales. Los teresianos era superiores, desde un buen concepto y práctico desarrollo de fútbol rápido y de buen toque, jugando desde atrás siempre con criterio.

Dio la cara el Daimiel,  muy mermado por sanciones y alguna espantada. Los juveniles suplieron las bajas dando la cara, con honor. A seguir compitiendo.

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse