UN NUTRIDO GRUPO DE DAIMIELEÑOS ARROPO A ISIDRO DIAZ DE MERA EN SU DEBUT EN EL BERNABEU

0

 336 visitas,  1 visitas hoy

Uno del Pueblo

Buen arbitraje en líneas generales el de nuestro paisano Isidro en el Santiago Bernabeu, el día de su debut como árbitro de Primera División en el escenario más importante del fútbol español. Partido entre el Real Madrid y el Atlétic de Bilbao. La trayectoria de Díaz de Mera Escuderos desde su ascenso a la máxima categoría continúa en línea ascendente, con visos de lograr metas superiores. Desde Daimiel al Día animamos a este deportista ejemplar que partido a partido, paso a paso, apunta alto. Bien por el árbitro de Primera de Daimiel.

En un buen partido de fútbol, disputado por dos grandes equipos, el daimieleño supo aplicar con criterio acertado las normas lógicas de este deporte rey. No necesitó de VAR para aplicar con personalidad y criterio las reglas sensatas y razonables de este deporte, difícil de ser juzgado dada la disparidad de opiniones por parte de la afición. El juicio bien aplicado ajustándose a la norma, sitúa a nuestro paisano en muy buen lugar en el escalafón de los jóvenes árbitros españoles. Buena carrera la de Isidro Díaz de Mera, que de continuar en esta línea, alcanzará cotas superiores. Sin duda.

El posible penalti, “penaltito” que diría el propio Anceloti, no resta mérito a la buena labor del colegiado de Daimiel, que marcó seriedad y respeto en su completa labor. El mejor juicio crítico que se le puede hacer a un árbitro es no enjuiciarle por parte de los expertos, al haber pasado su labor sin comentarios. El mejor comentario para un árbitro de fútbol es no hacer comentarios acerca de su labor. Grande Isidro. Tolerancia máxima para sus mínimos errores.

No anduvo desarropado Díaz de Mera en su debut en el Bernabeu. Es inusual, incluso insólito, que un árbitro de fútbol arrastre afición a un estadio. Pues eso es lo que aconteció en este primero de Diciembre. Díaz de Mera arbitrando y buen número de seguidores de este referee todos daimieleños, que fueron al estadio para mostrar el apoyo de su pueblo, Daimiel, a tan ejemplar deportista. Las imágenes que acompañan este artículo, dan fe de lo relatado. Bien por los desplazados y bien por el trencilla, representante honorable del deporte de nuestra ciudad.

Un ejemplo añadido a la buena labor de nuestros deportistas. El espíritu deportivo de nuestro pueblo bien reflejado en nuestro Isidro Díaz de Mera Escudero, colegiado castellano-manchego de la escuela de Daimiel.

¡BIEN POR ISIDRO!

¡BIEN POR LA AFICION!

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse