EL FUTSAL VILLARROBLEDO IMPONE SU SUPERIORIDAD ANTE EL FONCAIR DAIMIEL FS.

0

 145 visitas,  1 visitas hoy

Andrés Díaz Blanco/Juan Carlos Sánchez-Camacho

FONCAIR DAIMIEL FS: Miguel Angel-Arturo-Paco-Kike y Kilalo-cinco incial-Chime-Canuto-Felipe-Jonás-Cristian-Villaseñor y Diego 

FUTSAL VILLARROBLEDO: Miguel Angel-Miguel del Amo-Santi Morcillo-Oscar y Juanfra-cinco inicial-Raúl-Joaquín del Amo-Rangel-Tornero-Belmar y Pastor 

ARBITRO: Donado Horcajo 

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la cuarta jornada de la Primera Preferente, disputado en el Pabellón Municipal, ante la presencia de unos 240 espectadores. 

GOLES: 1-0 (3’Arturo) 1-1 (4’Rangél) 1-2 (9’ Oscar) 1-3 (16’ Rangél) 1-4 (23’ Miguel del Amo) 1-5 (32’ Raúl) 2-5 (39’ Cristian) 

            Ya se sabia, de antemano, que el encuentro ante el Futsal Villarrobledo, iba a necesitar del mejor Foncair Daimiel FS, para intentar poner contra las cuerdas a unos de los claros favoritos al ascenso de categoría, como es el conjunto albaceteño. 

            El encuentro comenzaba muy bien para los intereses del conjunto de Fernando Salcedo, cuando aún muchos espectadores se habían acomodado en su localidad, cuando, tras una muy buena combinación muy buena, al primer toque, entre Kilalo y Arturo, para que este último adelantase a los locales. 

            Poco duró la ventaja daimieleña, ya que apenas cuarenta segundos después, Rangel (posiblemente el mejor jugador que había sobre la pista), igualaba el encuentro y hacía ver a los muchos espectadores que ese gol tempranero de nuestro equipo, iba a ser un espejísmo, ya que el conjunto de Villarrobledo, contaba, además de Rangel, con jugadores muy desequilibrantes en todas sus líneas, destacando también, entre ellos, a los hermanos Del Amo. 

            Sin poner tapujos a la clara superioridad, sobre todo en el primer tiempo, de los de Albacete, que se marchaban con un claro 1-3 al descanso, los de casa, intentaron dar la cara en todo momento, pero demostrando que no estaban a gusto sobre la pista, debido a la presión que les ejercían los visitantes, además de falta de definición en algunos lances del encuentro. 

            Fue la segunda mitad, cuando, a base de lucha y coraje (exigencia mínima que impone Salcedo a sus jugadores) el Foncair, logró igualar, por decirlo de alguna manera, la balanza, pero el cuarto gol de Miguel del Amo, en el tramo incial de la reanudación, hizo ver a los muchos espectadores presentes, que la posible remontada iban a ser un quimera.  

            Con el 1-4, Fernando Salcedo, puso sobre la cancha el portero-jugador, esto hizo, lógicamente, replegarse a los visitantes que, a pesar de la buena y rápida circulación de balón que exhibían los de Daimiel, demostraron ser un conjunto muy trabajado y ordenado en todas sus facetas, ya que se podía observar con que orden defendían su inferioridad sobre la cancha. Ese orden hizo que, incluso, llegasen ampliar el marcador con el quinto gol, obra del portero rival, Raúl. 

            Ya en los instantes finales del encuentro, Cristian, restó al resultado favorable a los visitantes, con el segundo gol local. Desventaja local, que podría haber sido, aún, menor, ya que Kilalo, en el último segundo del encuentro, mandó un disparo al larguero. 

            En resumen, un Futsal Villarrobledo, muy superior al Foncair Daimiel FS. 

            Aún así, a pesar de la derrota, hay que quedarse con las notas positivas que demostró el Foncair en ciertos momentos, sobre todo en la segunda mitad, ante un autentico equipazo. Los daimieleños, demostraron que ante equipos, con no tanto potencial como el Futsal Villarrobledo, van a estar a la altura de las circunstancias, y el objetivo marcado a principio de la temporada, la permanencia en la categoría, puede conseguirse sin agobios, debido, como decimos, a la plantilla que se ha confeccionado, bajo la tutela de Fernando Salcedo, para tal motivo.  

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse