ESTE DAIMIEL RACING ILUSIONA (4-1)

0

 375 visitas,  1 visitas hoy

Uno del Pueblo.

Un Daimiel RCF muy mejorado en cuanto a juego, seguro y  bien plantado sobre el verde, anuló al CF Villanueva de Alcardete que llegaba con similar puntuación al campo de El Carmen.

Muy ordenados ambos conjuntos en el primer tiempo, si bien se intuía el gol por los blancos, comandados como siempre por esa pareja de veteranos formada por Carlos García y Jaime. Los largos desplazamientos de balón del central daimieleño, apoyado por Nico y Santi en la zona de mediocampo, más la pericia habitual de Jaime, generaban fútbol con criterio que agradaba a la escasa concurrencia en las gradas, que degustaba el juego asociativo de los chicos de Anastasio, cuya mano en el equipo ya se deja notar.

Aranda, muy participativo, más el quinteto de color de los blancos, trenzaban combinaciones estimables que terminaron por batir la meta del portero toledano allá por el treinta y ocho de juego. Famara, de eléctrico regate y velocidad imprevisible; Sadio, espigado central, firme, contundente y buen trato de balón; Sule, incansable por banda; Alex, otro bien dotado en lo físico y con el fútbol ofensivo en su concepto, más la lucha incansable de Papa, que arriba todo lo pelea, conforman un quinteto con estimable calidad. Con el paso de las jornadas, el juego del Daimiel Racing es el de un bloque definido, que  al menos de momento es difícil de batir, los chicos de Anastasio son un hueso duro de roer hoy por hoy.

A los trece minutos se anuló un gol a Papa por fuera de juego. Un buen disparo posterior de Famara fue detenido por David Almansa, meta alcardeteño. Otra buena combinación entre Famara y Papa fue resuelta de nuevo por el portero, mientras Oscar, cancerbero local, se empleaba a fondo deteniendo un disparo esquinado con peligro. Y así hasta el treinta y ocho, con falta lateral en banda izquierda botada con intención por Famara y el “juvenil” Carlos García que entra desde atrás y remata con cabezazo preciso a la red. Gran gol, muy celebrado por el equipo y la grada, gol de precisa ejecución, de los que se entrenan. A punto estuvo Papa de aumentar ventaja en el minuto siguiente. Buen primer tiempo del Daimiel RCF.

No cejaba en su empeño Papa en la reanudación, con un remate con peligro que pudo ser el segundo, que tardó poco en llegar a los pocos minutos de este segundo tramo, en balón bombeado, llovido del cielo que enchufó el susodicho Papa a la red. Se estiraron un poco los de azul, con tímidos disparos desde fuera del área abordados por Oscar muy seguro toda la tarde, por arriba y por abajo.

Muy superior el Daimiel Racing, jugando con criterio y el respaldo del juvenil guardameta daimieleño. Hasta que llegó la jugada de la tarde, en extraordinario slalom de Famara, sorteando en carrera a cuatro adversarios desde el centro de campo tras recibir un robo de balón magistral por parte de Jaime a la altura media de su propio campo y pegado a la banda. Asistencia final de Famara a Susmozas que bate al indefenso David. Jugadón de bandera, de los que se repiten por la tele y no nos cansamos de ver. Golazo.

Nico, otro notable pelotero, supera en sutil vaselina al portero visitante tras recibir genial asistencia. El público y el banquillo local disfruta de lo lindo. Este equipo de Anastasio, es otra cosa. Bloque compacto que transmite ilusión con su contundente progreso. Los de Villanueva, con algunos futbolistas de buen pie –Marcos, Rubén, Abraham-, vieron como el bloque del Daimiel RCF les pasó por encima. Josemi, Miguelillo, Víctor y Mococo entraron mediada la segunda parte, continuando los blancos insistiendo en la portería rival, con nuevas asociaciones entre Papa y Famara que no cuajaron, siendo por el contrario los villanovenses quienes marcarán finalizando el encuentro en buen acercamiento por banda derecha que remató Pablo.

Respetuoso minuto de silencio al inicio de la contienda por el fallecimiento de una sobrina del directivo Larry.

Las sucesivas jornadas marcarán la trayectoria del Daimiel RCF, pero ojalá continúe esta trayectoria ascendente que a todos nos ilusiona,

¡Vamos Daimiel!

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse