“EL TRENCILLA” DE TURNO EVITA LA PRIMERA VICTORIA DEL DAIMIEL RCF

0

 362 visitas,  1 visitas hoy

Uno del Pueblo

Actitud y actuación incomparable la de este Daimiel RCF con el que inició el campeonato hace quince días. Este debe ser el camino. La buena imagen dejada por el equipo daimieleño hace plantearse a los buenos y fieles aficionados locales desplazarse el próximo fin de semana hasta Malagón, en cita correspondiente con el Teresiano. Así, si.

Buen partido el disputado por el Daimiel Racing, sin la recompensa merecida al trabajo y al juego desarrollado por el equipo de Anastasio. De salida, las claras ocasiones creadas por el equipo local, no se materializaron.

A los dos minutos, Susmozas está a punto de adelantar a los locales. Siete minutos más tarde, el delantero centro Papa desperdicia una ocasión de gol. En el once, gran apertura de Miguelillo a Famara que vuelve a desperdiciar ocasión para poner por delante al equipo blanco. Y como suele pasar en el fútbol, el que perdona lo paga, adelantándose los visitantes en el minuto trece, en centro lateral que remata José Antonio en el segundo palo. A renglón seguido, el local Aranda sustituye a Susmozas, lesionado.

No se amilanó el Daimiel RCF, que continuó llevando la iniciativa pudiendo Enrique empatar en cabezazo desviado por poco.

Tras el descanso, prosigue la misma tónica, dominio local con jugada individual de Miguelillo con remate rozando la cepa del poste. Hasta que en el cuarenta y ocho, en córner botado magistralmente por Miguelillo, el defensor visitante David Nieto en su afán por despejar el balón, lo introduce en propia puerta. Empate a un tanto y nueva ocasión de  Carlos García en cabezazo desviado.

Un penalti escandaloso del portero del Patrimonio Almadén, Juan Manuel, al jugador local Famara, no fue señalado por el colegiado de modo incomprensible. Minutos de desconcierto tras gran cantidad de pérdida de tiempo en la atención al portero visitante en la jugada de la discordia. Se reanuda el partido y el Daimiel Racing aprieta en su iniciativa en busca de los tres puntos. Pero, cosas del fútbol, el trencilla señala como penalti un claro “piscinazo” del jugador visitante, pena máxima detenida en primera instancia por Steven y rematada a la red tras su rechace. Mala suerte y gran indignación en la grada tras el esfuerzo y buen juego de los locales, reconocido por el público tanto en los últimos minutos del encuentro como al finalizar el partido.

En el minuto noventa, a instancia de uno de sus jueces de línea, el árbitro expulsa al jugador local Enrique por doble amarilla.

No se dio por vencido el Daimiel Racing, que continuó empujando hasta el final, hasta que en los minutos finales del descuento, a falta de uno para la conclusión, el gran capitán Carlos García lograba el empate a dos en la salida de un córner. Explosión de alegría, aunque poco premio para tanto trabajo. Al final, más que el punto en sí, nos quedaron las buenas sensaciones mostradas por el equipo de nuestra ciudad.

Como “anécdota”, por llamarlo de alguna manera, el conjunto local no pudo realizar un último cambio “al haber gastado ya todas las ventanas según el trío arbitral”. Algo lamentable.

En resumen, buen partido del Daimiel RCF, que hace albergar esperanzas de cara a la recién comenzada temporada.

¡VAMOS DAIMIEL!

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse