FUTBOL, FUTBOL, FUTBOL, A LAS CUATRO MENOS CUARTO DE LA TARDE…

81

 1,030 visitas,  14 visitas hoy

Segunda parte.

Uno del pueblo, bajo los auspicios de Guille Marchán

A vueltas con los nombres de los deportistas famosos, sobre todo futbolistas, cuanto más escarbamos en las raíces de sus apelativos, más nos convencemos de sus raíces españolas e incluso daimieleñas en algunos casos. Lo decíamos en el primer capítulo de este serial, no se descifra ni adivina a la primera, pero rascas un poquito y descubres el nombre con traducción o significado español.

Ya en la primera parte publicada en Diciembre pasado, descubrimos y dimos a conocer a ustedes la españolización de varias figuras del balón. En esta segunda entrega, desvelamos otro puñado de famosos peloteros, que ocultan en su nombre de guerra su auténtica raíz española. Vean y analicen…

Fabinho, o Fabiño, más españolizado, de origen brasileño y de nombre Henrique, en daimieleño Enrique, tras el potaje de equipos por los que ha transcurrido su carrera, nos desvela a las claras su vinculación con nuestras raíces gastronómicas; en “chucho” no tenemos dudas: Potajiño.

El caso es que lo de Thiago Motta suena bien. Es nombre de futbolista internacional por Brasil e Italia, figura del fútbol tras su paso por varios equipos punteros de Europa, como Barcelona, Aleti de Madrid, Inter, Paris Saint Germain…; se nacionalizó italiano, aunque nunca podrá prescindir de su auténtico renombre daimieleño: Santiago López de Mota.

Por los madriles anda un croata que dice que no es de aquí pero hemos estado hurgando y nosotros diríamos que si. Hasta luego Lucas, dice la gente a la hora de despedir, eso es normal entre “chuchos”, igual que la calle Madrid del barrio San Isidro; en su pueblo es Luca Modric, aquí es Lucas Madrid.

Un subcampeón del mundo, francés con rostro marcado por cicatrices desde niño, se nos convierte al islam, ya maduro, cuando en realidad debió reconvertirse, fiel a su homónimo español, en figura de la tauromaquia. El futbolista Frank Ribery, aficionado a la bronca, le hubiera resultado familiar salir vestido de luces al césped, montera en mano, haciendo honor a su ascendencia torera, recibiendo bronca, palmas, pitos o puerta grande cual su tocayo. El francés responde por Francisco Rivera. ….Paquirri…?

Con orígenes del Congo belga, anda muy cercano a ilustre apellido local Romelu Lukaku, follonero nervioso en reciente y célebre bronca con Ibrahimovic, juega en el Inter y en la selección belga, apodandole “El Búfalo” por su fornido aspecto. Gran goleador, sus calentones de “hombre malo” no corresponden con la nobleza de su nombre “chucho”: Lucas Romero del Hombrebueno.

Dani Alves, brasileño, un poco chulo el muchacho / destaca con mucho ardor / llevando el balón hasta el área / y a veces marcando gol / … Nos ha salido una rima sin querer, pero a este buen pelotero de gran renombre en el Barsa, se le calentaban los cascos cual célebre Álvarez español, origen de su verdadero nombre: Daniel Álvarez.

Un delantero centro de los de antes, Harry Kane, británico él, tiene orígenes nuestros sin lugar a dudas. Goleador nato, el ciudadano Kane ha desfilado por varios equipos ingleses hasta recalar en su actual Tottenham, habiendo sido Bota de Oro como máximo goleador del mundial 2018 en Rusia. Una de las máximas figuras de la Premier League, -vaya lío que se hacen para decir la Liga Primera,- no puede evadirse de su nombre español: Harry Edward Kane, Javier Eduardo Cano, de nombre deportivo españolizado Javi Cano.

NOTA FINAL:

Nos dice el colaborador que ha aportado esta información que no demos su nombre, que quede anónimo, ya que él mismo es consciente de la supina gilipollez que acabamos de escribir, pero que como este digital es variopinto, el que quiera leerlo que lo lea y el que no, pues no pasa nada, pero que no comente nada con nadie acerca de este desaguisado puntual, que no volverá a ocurrir…

Compartir.

Sobre el autor

81 comentarios

Déjanos un comentario, no hay que registrarse