SEVERA DERROTA ANTE UN GRAN EQUIPO (1-4)

208

 1,874 visitas,  3 visitas hoy

Esta vez no pudo ser. El bien armado equipo rival, los vecinos de Carrión, triunfó sin paliativos superando en casi todo el encuentro a nuestro Daimiel RCF. Hay que aceptar las duras y disfrutar de las maduras.
El club carrionero cuenta con notables peloteros, capaces de desarbolar  a cualquier rival, destacando el 11, Ricardo, que fue el auténtico artífice del fútbol  de su equipo, con fuerza, velocidad por la banda izquierda y calidad con la pelota en los pies, asistido por el 6, Rivero, otro buen futbolista. No mencionamos al resto de sus compañeros que reaccionaban al toque de corneta de estos dos mencionados, superando en el conjunto del partido a nuestro Daimiel. Hay que aprender de los buenos, y este equipo lo es.
En la soleada tarde de este otoño tan cambiante, hubo buena afluencia de público, dejándose notar la afición rival, satisfecha con el juego y los goles de su equipo.

Gol del daimiel

Tuvo un momento crucial el partido, el club local pudo ponerse 2-3, pero el delantero blanco, solo ante el teatrero portero visitante, la echó fuera cuando se cantaba el gol. Las cosas del fútbol, porque aún quedaba tiempo para intentar la difícil remontada, ya que el Daimiel no se rindió en ningún momento, echándole coraje y bravura en momentos que parecía podíamos apretar al buen rival. Hubo momentos de bronca producida más bien por el aparentemente inexperto trencilla, carente de mano izquierda. El  planteamiento táctico local hizo suponer el potencial de los calatravos, pero no fue suficiente para frenar el buen fútbol visitante. Las ocasiones del Daimiel RCF fueron desbaratadas por el meta visitante y la falta de acierto ante el gol de los locales. Jesús González la tuvo, Yuri también gozó de alguna y sobre todo Jesusillo, destacando además el tremendo disparo de Moraga, desde el punto del centro del campo, que desvió el larguero y la mano afortunada del portero, que pudo maquillar el resultado porque insistimos en que el Daimiel nunca se rindió. Hay que continuar luchando con el mismo espíritu, sabiendo que nuestra liga, en principio, es otra y que, como ya ha quedado demostrado sobre todo en los partidos de fuera, el potencial del Daimiel, también está ahí.
Derrota para aprender, ánimo para levantarse y resurgir ante el próximo compromiso.

Compartir.

Sobre el autor

208 comentarios

Déjanos un comentario, no hay que registrarse