Inesperado empate sin goles

8

 386 visitas,  1 visitas hoy

En agradable tarde de otoño, el Daimiel tropezó en su estadio, cosechando un empate sin goles ante un flojo rival, que se defendió como pudo, contando además con excelentes intervenciones de su portero.
No se pude negar la lucha y la entrega del equipo local, bien preparado para aguantar los partidos a buen ritmo. Sin embargo, el fútbol desarrollado en la tarde el domingo no fue el mejor, aunque mantiene el sello del Daimiel de esta temporada. No se logró el gol en las ocasiones elaboradas, de sobra para haber ganado el partido, si bien la suerte también se alió con el equipo blanco en una clara ocasión del rival de Urda.
Tras un primer tiempo espeso, el Daimiel apretó en la continuación, transmitiendo  a la grada tensión y emoción ya que se veía venir el gol. Pero ahí está el detalle, el gol se cotiza caro en todas las categorías y cuesta batir a los porteros. Si el equipo blanco tuviera un porcentaje de acierto razonable por el número de ocasiones creadas, iría comandando la tabla. Pero es difícil que aparezca un goleador o, en su defecto, el índice de aciertos ante la portería ya que ocasiones se crean. Camacho, Moraga, Fran Álvarez y compañía, a por todas el próximo partido ante el Huracán.

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse