LOS BENEFICIOS DE LA ESCUELA LOCAL DE FOLKLORE

0

 1,673 visitas,  1 visitas hoy

Jesús Camacho

Cuando termina la feria de Daimiel, poniendo prácticamente punto y final al verano a pesar de que aún le restan algunos días, para pequeños y grandes comienza una nueva etapa y las rutinas vuelven a establecerse en nuestros horarios, actividades, obligaciones, etc. Es en este punto, donde la Asociación Folklórica Virgen de las Cruces se afana en ofrecer algo diferente a los daimieleños y daimieleñas con las actividades que incluye dentro de su Escuela Local de Folklore que este año ya suma en nuestra localidad 25 años.

Lo que en un principio comenzó siendo una escuela de canto, baile y tocar algún instrumento, en nuestros días se ha ido complementando con antiguos oficios como el trabajo del esparto, el ganchillo y este año como novedad, la confección de trajes manchegos, algo muy interesante para poner en valor, ya que nuestra indumentaria es una de las partes más importantes de los grupos de coros y danzas y lo que los hace diferentes a los unos de los otros.

Los días 11, 13 y 15 de septiembre en horario de tarde, de 18 a 20 horas en la calle General Espartero, 3 estaremos formalizando las inscripciones para el nuevo curso 2023/2024 que comenzará el próximo 2 de octubre y para ello os animamos a dedicar una hora de las ciento sesenta y ocho horas de las que disponemos a la semana, para aprender cualquiera de las actividades ofertadas. Quizás el paso más complicado sea el de comenzar y entrar por una puerta el primer día sin conocer a nadie pero dar ese paso es algo que con toda seguridad merecerá la pena en un futuro por muchos motivos y algunos de ellos, te los exponemos a continuación:

  • Cantar genera felicidad y eleva el estado de ánimo. Cuando una persona canta no puede estar triste por mucho tiempo.
  • Cantar reduce el estrés y la ansiedad, aminora la presión sanguínea, mejora la respiración, la oxigenación e incrementa la calidad del sueño.
  • Cantar también conlleva algunos beneficios plenamente físicos. Es el caso de la postura corporal. Algunos investigadores han demostrado que cantar corrige la posición de las vértebras cervicales.
  • Cantar mejora tu capacidad pulmonar. Las respiraciones más lentas, controladas y profundas, necesarias para cantar bien, son un ejercicio pulmonar fantástico. Es más, el hecho de respirar de forma correcta y utilizar el diafragma para cantar se considera un ejercicio aeróbico. ¡Así que cuando cantas también vas al gimnasio!
  • Cantar ayuda a mantener el cerebro en buena forma y activo a la hora de memorizar letras, melodías, etc, mejorando nuestra memoria previniendo el deterioro de las funciones cognitivas.
  • Cantar es antidepresivo. Cantar requiere una concentración focalizada, que bloquea las preocupaciones y distrae de los problemas.
  • Cantar mejora la empatía, la amistad y las relaciones sociales evitando sentimientos de aislamiento y soledad. Todas las actividades en grupo ayudan a fortalecer las relaciones interpersonales, pero con el canto esto se multiplica.
  • Cantar supone el compromiso regular de asistir a los ensayos, convirtiéndose en una motivación y una forma de permanecer físicamente activas.
  • Cantar alarga la vida y has leído bien. La esperanza de vida de alguien que canta con regularidad, sobre todo si canta en grupo, es más elevada que si no lo hace.
  • Además cantando puedes pasar de la Escuela Local de Folklore al grupo de coros y danzas de la Asociación Folklórica Virgen de las Cruces con el que puedes viajar y llevar las canciones de Daimiel a otras ciudades.
  • Bailar fortalece el corazón, aumenta el ritmo cardíaco y mejora la capacidad pulmonar.
  • Bailar desarrolla la memoria y previene el envejecimiento cerebral.
  • Bailar es un aliado en la pérdida de peso, disminuye el colesterol, te da flexibilidad, resistencia y fuerza.
  • Bailar mejora el estado de ánimo, eliminando el estrés, la ansiedad y la angustia.
  • Bailando se despiertan emociones y fantasías a través del movimiento.
  • Asistir a clases de baile puede mejorar las relaciones interpersonales, ya que es un punto de encuentro para hacer amigos y mejorar el desarrollo de habilidades sociales.
  • Bailar nos ayuda a apartar los problemas y preocupaciones.
  • Bailar nos ayuda a canalizar la adrenalina, aumenta la vitalidad y convierte a las personas en más positivas.
  • ¿Sabías que una jota está llena de movimientos simétricos que coordinan brazos y piernas, arriba y abajo, derecha e izquierda y que este tipo de bailes o ejercicios podrían ser muy beneficiosos para nuestros niños?
  • ¿Sabías que los bailes regionales esconden patrones de movimientos muy saludables que nos ayudan a sentirnos más a gusto con nosotros mismos, mejorando nuestra autoestima, más a gusto con los demás y encima nos aportan gran cantidad de habilidades neurológicas que sientan las bases para un aprendizaje eficaz?
  • ¿Sabías que por ejemplo, la Jota es un cante y una danza presente en la mayor parte de la geografía española que se canta y baila acompañada de diferentes instrumentos musicales como bandurrias, laúdes, guitarras y con el toque de castañuelas y los bailarines van vestidos con trajes regionales?.
  • ¿Sabías que en Daimiel podemos presumir de tener un rico folklore que se compone de Fandangos, Torrás, Seguidillas, Jotas, Meloneras y Rondeñas y todas ellas se bailan?
  • Aprendiendo a bailar en la Escuela Local de Folklore puedes pasar al grupo de coros y danzas de la Asociación Folklórica Virgen de las Cruces con el que puedes viajar y llevar los bailes de Daimiel a otras ciudades.

El baile en los más pequeños y adolescentes ayuda a corregir defectos que el cuerpo trae de serie y a mantener la espalda recta en todo momento, de hecho combate la «escoliosis leve«, muy frecuente en niños cargados con mochilas y libros.

*También activa el arco del «pie plano» en cada paso, favorece el correcto desarrollo muscular y combate el sobrepeso, además de enseñar a respirar con el fin de gestionar mejor la energía.
*Aprenden un nuevo lenguaje, no verbal, enriqueciendo su capacidad comunicativa y además bailar es una forma de gestión emocional saludable que nos ayuda a tener un mejor estado de ánimo, potenciando la alegría y la positividad.
*El baile potencia el desarrollo del sentido del ritmo, ya que los movimientos deben sucederse en un tiempo y espacio muy determinados, ayuda a trabajar la agilidad mental y eleva la capacidad de improvisación, una herramienta muy útil en la gestión de problemas.

  • Según un estudio de una Universidad de Montreal (Canadá), escuchar y tocar la guitarra libera hormonas del bienestar, entre ellas la dopamina, más conocida como la hormona de la felicidad.
  • Tocar la guitarra elimina el estrés y mejora las funciones cerebrales.
  • Aprender a tocar la guitarra, avasalla las dolencias crónicas y cualquier tipo de sufrimiento, ya sea físico o psicológico, ya que te permitirá desconectar y así reducir el dolor de manera considerable.
  • Tocar la guitarra fortalece el corazón y con ella se experimenta una bajada significativa de la presión arterial y del ritmo cardiaco.
  • La guitarra aumenta la confianza en uno mismo siendo una vía de escape excelente que te permite expresarte plenamente.
  • Tocar la guitarra mejora la creatividad y la concentración desconectando de la rutina.
  • La guitarra es un producto muy agradecido pues siempre transmite alegría.
  • La guitarra aumenta el poder de seducción
  • Tocar la guitarra incrementa las habilidades sociales. La guitarra une y te permite conocer personas y compartir momentos.
  • Tocando la guitarra en la Escuela Local de Folklore puedes pasar al grupo de coros y danzas de la Asociación Folklórica Virgen de las Cruces con el que puedes viajar y llevar la música de Daimiel a otras ciudades.
  • Y por último y como curiosidad, ¿sabías que las mejores guitarras se hacen en Castilla La Mancha? Concretamente en Esquivias (Toledo) y Casasimarro (Cuenca) y se distribuyen a más de 120 países.
  • Sabías que es un instrumento músico de cuerda, semejante a la guitarra, pero de mucho menor tamaño que ésta y de una forma relativamente más estrecha en la parte que se junta con el mástil.
  • Antiguamente contaba con tan sólo tres cuerdas y el mástil liso y sin trastes; hoy tiene doce cuerdas pareadas, de tripa las seis primeras, entorchadas las otras seis, y el mástil con catorce trastes fijos de metal.
  • Se toca con una púa de concha o de cuerno de búfalo, y sirve de tiple en el concierto de instrumentos de su clase, principalmente de música popular.
  • En España aparece mencionada en el siglo XIV la bandurria, en el Libro de buen amor, del Arcipreste de Hita.
  • Se sabe que en la segunda mitad del siglo XIX, la bandurria formaba parte de las rondallas junto a otros cuatro instrumentos típicos como la guitarra.
  • La bandurria se hizo asimismo muy popular en rondas callejeras de guitarras y algún instrumento de percusión, como el triángulo.
  • En el siglo XX se extendió por casi todas las regiones españolas y ha llegado a formar parte de orquestas cultas de «pulso y púa»
  • En las estudiantinas las bandurrias eran las protagonistas.
  • Aprendiendo a tocar la bandurria en la Escuela Local de Folklore pueden pasar al grupo de coros y danzas de la Asociación Folklórica Virgen de las Cruces, viajando y llevando la música de Daimiel a otras ciudades.
  • En la actualidad, la cantante manchega Rozalen presume de iniciar su andadura musical aprendiendo a tocar la bandurria haciendo un gesto a este instrumento tan especial en cada uno de sus conciertos.
  • El laúd no nace en el mundo cristiano, sino en el musulmán.
  • Su nombre viene del árabe al-`ūd, haciendo referencia a la madera con que se fabricaba.
  • El laúd es un instrumento musical de cuerda parecido a la guitarra pero de menor tamaño, con la caja ovalada y cóncava, el mástil corto, las cuerdas dobles (seis pares o más) y la tablilla de las clavijas formando un ángulo muy pronunciado con el mástil.
  • El laúd se toca con una púa igual que la bandurria.
  • El laúd fue un instrumento muy popular entre los nobles europeos durante el renacimiento.
  • El laúd goza de cierta resonancia romántica debido a su asociación con los antiguos trovadores medievales.
  • El laúd ya está documentado en la Arabia del siglo VII, cuando constaba de cuatro cuerdas y se usaba como acompañamiento de voz.
  • Durante la expansión islámica, se produjeron mejoras importantes tanto en las técnicas de fabricación como en las de ejecución.
  • En la Córdoba andalusí del siglo IX se da un salto revolucionario y se le atribuye la introducción de una quinta cuerda alcanzando un elevado nivel de refinamiento melódico.
  • Precisamente es en Al-Ándalus donde este instrumento realiza su desembarco en el continente europeo.
  • El laúd se hizo muy popular en Europa a partir de la baja Edad Media y, hasta el siglo XVIII, podría considerarse que fue el instrumento rey, con una popularidad mayor incluso de la que goza hoy la guitarra española.
  • El laúd es un instrumento elaborado de manera artesanal y con una adecuada selección de maderas, que posibilita un instrumento de calidad con un sonido tradicional.
  • Dependiendo de la zona geográfica, la forma de los laúdes puede ser diferente: los occidentales poseen una caja de resonancia abombada; los chinos (también llamados pipa) se tallan de un solo bloque de madera; mientras que los que son de España tienen fondo plano y aros laterales.
  • El laúd es imprescindible en las formaciones populares de la música española, como estudiantinas, rondallas y tunas.
  • Si tocas el laúd en la Escuela Local de Folklore puedes pasar al grupo de coros y danzas de la Asociación Folklórica Virgen de las Cruces con el que puedes viajar y llevar la música de Daimiel a otras ciudades.
  • ¿Sabías que hacer punto o ganchillo baja el ritmo cardiaco y la presión arterial al ser una actividad realmente relajada?
  • El ganchillo mantiene los dedos ágiles. El movimiento repetitivo es ideal para mantener las articulaciones de los dedos flexibles y los músculos de las manos tonificados.
  • El ganchillo mejora las habilidades matemáticas. Haciendo punto y ganchillo tenemos que contar, multiplicar y medir, por lo que sin siquiera pensar en ello las estamos mejorando.
  • El ganchillo calma la ansiedad, te hace ser más paciente, alivia el estado mental y reduce el estrés.
  • El ganchillo aumenta la nitidez de la memoria y hace que el cerebro esté saludable más años.
  • El ganchillo ayuda a controlar el dolor
  • El ganchillo reduce la costumbre de picotear.
  • El ganchillo aumenta la confianza y la autoestima en uno mismo y te hace marcarte una meta, un proyecto.
  • El ganchillo tiene la reputación de ser una actividad para abuelas. Sin embargo, hacer las cosas a mano, está muy de moda y las nuevas generaciones se están aficionando a personalizar su ropa, bolsos, accesorios, etc y todo ello exclusivo.
  • El ganchillo permite crear vínculos sociales y crear nuevas amistades.
  • El ganchillo es bueno para el planeta ¡El crochet es ecorresponsable! Del mismo modo, puedes reutilizar telas viejas y ropa de otras temporadas para crear nuevas prendas en lugar de tirarlas. Al reciclar tu ropa vieja, evitas el desperdicio y el planeta te lo agradecerá.
  • Hacer ganchillo te permite hacer regalos exclusivos a tus seres queridos y tus regalos serán los más apreciados.
  • El esparto es una planta que ha sido utilizada desde tiempos inmemoriales para hacer todo tipo de objetos.
  • Fue muy utilizada para realizar herramientas y útiles para la agricultura y la ganadería, viviendo su momento de máximo esplendor en el siglo XX.
  • El esparto es una hierba perteneciente a la familia de las gramíneas, que suele crecer en terrenos pedregosos y áridos.
  • Es perenne, con hojas filiformes y un tallo de aproximadamente 70 centímetros y que generalmente florece entre marzo y junio, recolectándose durante los meses centrales del verano.
  • Podemos encontrar esta planta en países del norte de África y el sur de Europa, principalmente en Italia y en España. Esto se debe a que es una planta muy resistente a la sequía. En la provincia de Albacete es muy habitual encontrar esta planta.
  • Una planta de esparto puede llegar a durar más de 60 años dando cosechas.
  • El esparto lo trabajaban desde los niños hasta los más mayores.
  • Actualmente ha perdido mucho terreno, siendo sustituido por la goma, el plástico o la fibra sintética, pero sin embargo, algunos pueblos de nuestra región todavía conservan esta tradición artesana.
  • La ropa es uno de los productos que más consumimos, debido a que no podemos prescindir de ella.
  • Cuando confeccionas tus prendas te olvidas de pasar horas eligiendo una prenda al gusto, y corras el riesgo de que no esté hecha a tu medida.
  • La principal ventaja de la ropa confeccionada a mano es que está totalmente adecuada a tu cuerpo y siempre se verá espectacular, sin necesidad de ningún arreglo.
  • Cuando elaboras tu ropa puedes asegurarte de darle la mejor calidad a las telas y costuras.
  • Cuando confeccionas tu propia ropa solo debes tomar en cuenta el costo de los materiales.
  • Desarrollas tu propia imaginación mezclando cortes, texturas, colores, telas y estilos a tu gusto.
  • Tu ropa siempre estará a la medida de tu gusto.
  • La costura y la confección implican una serie de habilidades y conocimientos que te mantendrán ocupado, a la vez que creas algo a tu gusto.
  • Además, la satisfacción de usar algo diseñado y elaborado por ti te proporcionará un gran bienestar.

Y hasta aquí todos los alicientes de la oferta de nuestra Escuela Local de Folklore a la que calificamos como una escuela terapéutica en todos los sentidos ya que en cada una de sus disciplinas se obtienen todos estos beneficios.

Nuestra recomendación es que no hay que esperar a jubilarse para hacer todas estas actividades y todos somos capaces de sacar una hora semanal para dedicárnosla a nosotros mismos para aprender y relajarnos.

Conocer lo que se oferta de primera mano, puede hacer que algo que nunca nos habíamos planteado, interesado o que no sabíamos si nos gustaba o no, pueda convertirse en algo inesperado y en una grata sorpresa. Además consideramos que es bueno que los padres aprovechen esta oportunidad e involucren y den a conocer a los más jóvenes nuestras costumbres, bailes y canciones que, le pese a quien le pese, nunca pasaran de moda, pues el folklore está arraigado a nuestros pueblos y debe convertirse en algo cotidiano y cercano en nuestros hogares y que pasen los años que pasen siempre permanecerá y por este motivo merece la pena conocer y en otros ámbitos como colegios e institutos debería ser de obligado aprendizaje.

Así que todo el que quiera aprovechar la oportunidad y no quiera dejar para mañana lo que pueda hacer hoy, del 11 al 15 de septiembre os esperamos en nuestra sede para formalizar vuestras inscripciones.

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse