MADRE…

90

 1,237 visitas,  1 visitas hoy

Paki García Velasco Sánchez

Madre: la palabra más bella pronunciada por el ser humano

(Khalil Gibran)

“El delantal atado a tus caderas,

tus manos espumosas de jabón

esas manos que eran hadas, nos vestían…..

en tu ausencia aprendí, madre mía…..”

Hoy es tarde de recuerdos y de volver la vista atrás. Repasando nuevamente algunos de mis videos caseros, de los de hace varios años, me he dado cuenta de lo que hemos cambiado y lo peor de todo, de las personas que faltan y que ya no se encuentran entre nosotros: aquel vecino que más que un vecino era un amigo, ese tío o tía con los cuales nos llevábamos tan bien y que siempre estábamos juntos, todos los abuelos, y como no, ¡mis padres!, esos padres que, por desgracia, se marcharon demasiado jóvenes de este mundo.

Aquí es cuando trabaja la famosa cita de la escritora Katherine Anne Porter: «El pasado nunca está donde crees que lo dejaste», unas sabias palabras que encierran una gran verdad.

Todo esto viene a que ya estamos metidos de lleno en mayo, él mes de las flores, el mes de las cruces, él mes de la Virgen, y que, por lo tanto, nos acercamos a una fecha muy señalada en el calendario, una fecha que, para algunas personas, significará estrategia y campaña publicitaria de ventas en los centros comerciales y grandes almacenes, y para otras, una fecha que en lo sentimental, tal vez sea un arma de doble filo, ya que a la vez de dulce puede ser amarga si te falta la persona principal en esta celebración. Y es que, como todos sabemos, cada primer domingo de mayo volvemos a celebrar el día de la madre, aunque yo soy de las que piensan que no deberían dedicarle solamente una fecha, una madre se merece más que un día, se merece todos los días y mucho más.

Cuando hablamos de una madre siempre vemos a esa mujer fuerte, la que todo lo puede, la que todo lo sabe, la que siempre está junto a ti, la que quita hierro a los problemas, la que mantiene a la familia siempre unida, vamos, ¡el pilar de la casa!

Una madre es esa persona que te alegra el alma cada día, la que, a pesar de todos los problemas que tenga, con sus ocurrencias y locuras te hace reír, la que, y siempre por tu bien, te da buenos consejos, la que tiene mil y una historias que contar, la que a pesar de los años que tenga, siempre está llena de amor por dar, una madre es, a pesar de las diferencias que podamos tener con ella, la mejor amiga que puedes encontrar en la vida.

Hay veces que sea por el motivo que sea, no se la valora lo suficiente, o sencillamente creemos que siempre va a estar aquí, ¡que mentira más grande!, es cuando la pierdes que te das cuenta de que no, y es entonces cuando pensamos en todas las cosas que nos hubiera gustado hacer junto a ella y no pudimos cumplir por falta de tiempo, los “te quiero” que nunca le dijimos, los besos que no le dimos y que aún siguen ahí, escondidos en nosotros. Es entonces, en ese momento, cuando te llenas de recuerdos dolorosos sintiéndote como una niña pequeña perdida en mitad de la nada.

Para los que ya no la tenemos, una madre son recuerdos, recuerdos de aquellos abrazos, de aquellos besos, de aquel «no te preocupes que ya pasará», de aquellos días en los cuales sentadas al calor de la mesa camilla, pasábamos las horas entre charlas y costuras … ¡De tantos y tantos momentos vividos y guardados, para siempre, en lo más profundo del corazón!!.

Fijaros si es enorme el amor que se siente por una madre, que incluso grandes artistas de la canción, en algún momento de su carrera con sus melodías y letras varias, quisieron rendir ese particular y personal homenaje a sus progenitoras; por citar algunos de ellos entre los muchos que son:

Queen, The Beatles, John Lennon, Spices Girls, Bruce Springsteen, Il Divo, Los Ramones, El Canto del Loco, Bob Dylan, Amaia Montero, Andy y Lucas, La oreja de Van Gogh, Los Pecos, Alex Ubago, Pink Floyd, Ana Torroja, The Cure…y mucha, muchísima gente más, entre los cuales quiero destacar a:

. Manolo Escobar y su entrañable “Madrecita María del Carmen”, poco que decir sobre esta canción, todo un himno a las madres en aquellos años 60 y que seguro todos en algún momento de nuestra vida por un motivo u otro la habremos tarareado.

. Víctor Manuel y “la Madre” una canción que, por la trama que encierra, cantada con esa voz y ese sentimiento, hace que se te ponga la piel de gallina y un nudo en la garganta. La letra cuenta el sufrimiento por el que habrá pasado más de una madre al descubrir que su hijo ha caído en esa inmensa telaraña que es el mundo de las drogas, una historia de lo más conmovedora y por desgracia real.

. “Lady Laura” de Roberto Carlos, una melodía que en su letra reflexiona con lo importante que había sido su progenitora en la niñez, en la cual hablaba de los miedos, temores, consejos, abrazos y cuentos a la hora de dormir y que junto a ella vivió en aquella época, con lo cual, al escucharla, más de uno ha tenido sentimientos encontrados.

. Y no podía faltar la que mucha gente cree que es una de las canciones más bonitas de todas las épocas, y que incluso se piensa que es una de las que está cantada con más amor y sentimiento: “Madrecita del alma querida” una canción de 1954 y que el gran Antonio Machín hizo de ella todo un éxito que nunca ha pasado de moda.

Claro que hay muchas, muchísimas más, sería interminable hacer una lista con todas ellas.

Por lo tanto y ahora que llega su día, nuestro día, os digo que, aunque tengamos costumbre de regalar algo material, como madre que soy, creo que el mejor obsequio para este día es: un abrazo, un beso, un te quiero mamá, acordarse de ella y estar a su lado disfrutando juntas de las pequeñas cosas que nos ofrece la vida siempre que se pueda, que eso al final es lo que va a quedar en nuestro interior.

Y después de haber compartido algunos sentimientos y ya centrándonos en la historia, vamos a ver de dónde viene dicha celebración haciendo un pequeño resumen del porqué de este día.

El día de la madre comenzó a celebrarse, aquí en España, para promover en los niños el respeto no solo a sus madres, sino a todas las mujeres en sí.

Fue en aquel 4 de octubre de 1926, y de manera no oficial, cuando, en Madrid, se les dio flores a los pequeños para que a su vez se las regalaran a sus madres.

Esta iniciativa en nuestro país partió, un 28 de octubre de 1925, de un funcionario de Correos de Valencia llamado Julio Menéndez García el cual, y según el diario «La Libertad de Madrid» tenía alma de poeta.

A partir de entonces la celebración fue ganando terreno por toda España hasta que, en 1936, el Ayuntamiento de Breña Baja, en Santa Cruz de Tenerife, fue el primero en instituir en nuestro país, el Día de la Madre de forma oficial.

Aunque la iniciativa en el mundo fue de Anna Jarvis, una norteamericana que quiso rendir homenaje a su madre por la labor que llevó a cabo durante años para reconciliar a los dos bandos enfrentados en la guerra civil americana.

Esta fiesta se realiza en diferentes fechas del año según cada país, y que, aunque aquí en España la celebración es el primer domingo de mayo, no siempre ha sido así, ya que esta festividad anteriormente se celebraba el día 8 de diciembre, coincidiendo con la Inmaculada Concepción, y siendo en 1965 cuando se trasladó de fecha, (la cual se eligió por ser el mes de las flores).

Y ya para despedir esta publicación, quiero hacerlo con un fragmento de Pilar Costales y que define todo lo que una madre llega a ser para nosotros y los “oficios” que desempeña (sin saberlo) a lo largo de su vida:

“Yo soy mujer, madre, amiga, compañera. Soy gerente de familia y además soy reloj despertador, doctora, cocinera, maestra, niñera, enfermera, psicopedagoga, entrenadora, guardaespaldas, secretaria, cajero automático, GPS (encuentro todo), amante del Facebook y además estoy de guardia las 24 horas los 365 días del año”.

¡FELÍZ DÍA DE LA MADRE PARA TODAS LAS QUE ESTÉIS LEYENDO ESTO, Y UN BESO AL CIELO PARA LAS QUE YA NO ESTÁN!!

Compartir.

Sobre el autor

90 comentarios

Déjanos un comentario, no hay que registrarse