PÉTALOS

0

 375 visitas,  2 visitas hoy

Uno del Pueblo

Guapa y radiante iba la novia…, le seguía a la par su novio amante…, era un día de Abril, nada de aguas mil, espléndido sol acompañaba a los desposados… Padres y cercanos reforzaban con su presencia esa unión oficial, ya consolidada entre ellos tiempo ha…

No eran juveniles, que sí jóvenes, rostro radiante en ambos dos inclusivamente, con madurez que prevé, casi garantiza, largo recorrido…

De raíz y genética artística, lucía la novia cuerpo y alma flamenca, con novio barbado desparramando felicidad por doquier, caras alegres de pareja con objetivos comunes, nunca mejor dicho, objetivos limpios y claros, objetivos dispuestos para plasmar imagen imborrable del momento y para los restos, con algún vino tinto con sifón incluido…

La felicidad que transmiten es un flash instantáneo que deslumbra, con destellos fascinantes hacia ellos mismos, emisores de ese instante luminoso con luz precisa por calles céntricas de Daimiel, así, sobre la marcha, sin alfombra y casi sin hacer ruido, sin preparativos, desde la sencillez…, de pronto, te topas de bruces con la escena y surge desde la sorpresa esa empatía natural afectiva y sentida.

Le sienta bien, a ella, ese abriguito verdoso plateado. Luminosa sonrisa permanente delata bienestar y contento. Y quién es él? En qué lugar se enamoró de ella?, -Perales dixit-… Qué más da. Seguirán sus pasos, con objetivos comunes. -¡Y dale con el objetivo!-. Por qué será…?

Concejala de vínculo cercano de fé del acuerdo entre pareja feliz bajo techo consistorial en Salón de plenas ilusiones, votando por futuro dichoso y botando de felicidad para sus adentros tras intercambio de arras y deseos compartidos.

Pétalos de flores revoloteaban desde el suelo a las puertas del Consistorio arrastrados por leve vientecillo, tras haber sido lanzados hacia las alturas, clásica demostración de alegría y buenos deseos hacia los recién casados. Algunos de ellos reposaban en el peinado de la enamorada, el resto buscaban estela del cortejo para unirse a la celebración en espacio armonioso y sereno, gema que aporta energía positiva. Joya de recién casados, contrayentes de postín.

Felicidades, parejita.

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse