A MI AMIGO MANUEL

2

 448 visitas,  2 visitas hoy

Antonio González de la Aleja Muñoz – Loaisa

Dedicado a mi buen amigo Manuel Fernández Bermejo² en su primera visita a la Plaza de Toros Monumental de Las Ventas.

Una tarde de toros en Madrid da para mucho, pero ir con un amigo que es la primera vez que pasa al coso Venteño a ver una corrida de toros es una sensación preciosa.

Al salir por la mañana de las escaleras del metro que dan a la gran explanada las sensaciones son maravillosas. Miras las banderas en todo lo alto ondear y se podría percibir una tarde cuánto menos complicada. Damos una vuelta por los exteriores, llegamos a la puerta de cuadrillas, pasamos al patio de caballos, vemos el acceso hasta el ruedo por donde esa tarde los toreros harán el paseíllo…y el amigo no tiene palabras para expresar su emoción.

La corrida comenzaba a las seis de la tarde, pero ya a las cinco estábamos en los exteriores dispuestos a pasar, a enseñarle los lugares de la plaza que son tan singulares, las placas que rinden homenaje a los toreros triunfadores, las terrazas de los tendidos altos desde las que se ve la majestuosidad de la explanada de la puerta grande…

Las seis de la tarde. Comienza el paseíllo. El festejo se desarrolla con normalidad. Hasta que el toro dobla las manos al salir del caballo y los del tendido siete empiezan a protestar. Nosotros estábamos en el ocho y desde ahí se aprecian con claridad las protestas, principalmente hacia el ganado, porque no dio el juego y lucimiento esperados por los aficionados.

Mientras tanto mi amigo seguía emocionado, mirando la majestuosidad de la plaza, desde el ruedo y el callejón hasta la zona de las andanadas y me decía que cuando esté lleno tiene que ser más impresionante aún. Le expliqué que el último ‘no hay billetes’ fue el pasado año, la última corrida el día de la Hispanidad, de la Fiesta Nacional.

Terminando el festejo, emprendíamos el  regreso. Lo único que mi amigo me dijo fue: «aquí hay que volver, porque nos gustan los toros, y en Madrid se ve y se aprende de toros»

Muy pronto llegará la feria de San Isidro y alguna tarde iremos. Ya no será la primera de mi amigo, pero se emocionará al llegar a la explanada de la puerta grande y mirar hacia arriba, majestuosa y bella la Plaza de Madrid.

Muchas gracias Manuel Fernández Bermejo² por elegirme de guía en Las Ventas, espero que no te haya defraudado.

Compartir.

Sobre el autor

2 comentarios

Déjanos un comentario, no hay que registrarse