OTRA HISTORIA OTRA VIDA

11

 1,397 visitas,  4 visitas hoy

Paki García Velasco Sánchez

Y aún con el cuerpo agotado de tanto trajín de procesiones, con ese buen sabor en la boca de nuestros dulces típicos, y con la despedida de esos familiares y amigos que aún resuena en nuestros oídos, quiero hacer un pequeño relato a lo que, me atrevo a decir que, tanto yo como mucha gente de mi generación vivimos en aquellas otras Semanas Santas de años ya pasados, aquellas en nuestra juventud al lado de nuestros padres y hermanos.

Recuerdo los días anteriores a las fechas señaladas, el ajetreo de comprar las viandas para hacer todo lo que, normalmente, se suele hacer en estos días, y digo suele, porque más de una seguimos manteniendo vivo todo aquello, esa tradición que, de tanto verla hacer un año tras otro a nuestras madres, no hemos querido que se pierda y seguimos manteniéndola como una especie de recuerdo y homenaje a ellas, y más ahora que ya no se encuentran entre nosotros las que nos inculcaron dichas costumbres.

Siempre y unos días antes de las fechas señaladas, nos juntábamos, ya fuese en mi casa o en la de mi tía Angelita, todas las primas junto con nuestras madres, para hacer esas rosquillas, flores o barquillos de turno, solo con pensarlo aún recuerdo cómo nos quemaban las palmas de las manos de liar cañas y más cañas para hacer los susodichos, los barquillos, ya que salían de la sartén, sacabas el barquillo y ya mismo estabas liando otro, ¡madre mía qué cansancio pillabas de tanto dale que te pego!!, porque además tenían que ser cuanto más finos mejor pero sin llegar a romperse, ¡menudo arte!.

Lo que aún no me explico es porque siempre los dejaban para hacer a última hora, vamos, que siempre eran los últimos de la tarde, con lo cansina que es su elaboración; así pasaba, que entre que estábamos ya agotadas al estar tantas horas liadas con la faena y que eso era lo más pesado de hacer, acabábamos hartas de dulces antes de empezar a comerlos jajaja.

Eso sí, lo bueno que tenía aquello era que esa tarde te ponías como el quico, ya que las piezas que se rompían nos las íbamos zampando al paso, así calentitas y todo que era cuando más ricas sabían, menuda panza poníamos ese día y menudo empacho pillábamos jajaja. Como me acuerdo de aquella mezcla de olores de la canela junto con el del aceite frito que impregnaba la cocina y que salía por todo el portal de casa hasta la calle, ¡anda que no se notaba lo que estábamos haciendo!.

Aunque lo mejor de todo aquello era el aderezo de risas que entre todas le poníamos a las conversaciones, muchas, muchísimas risas… ¡Qué tiempos más bonitos!!

Pero claro, por aquel entonces, nuestras madres, no sé conformaban con hacer los dulces para ellas solamente, ¡que vaaaaa!!, decían que una vez que ya estaban de «mojeteo» y tenían todo embadurnado, pues que no costaba trabajo hacer un poco más: una docena para la Fulanita, otra para la Menganita, otra para la tía tal, y dos más para la vecina de enfrente… etc…etc. El caso es que hacíamos dulces para medio pueblo, aunque claro, era la costumbre y un “toma y dame” que todos los años había que respetar, por lo que no era de extrañar ver aquellos enormes barreños llenos de rosquillas y flores, o las cajas de cartón llenas hasta arriba con los barquillos colocados en filas.

Unos días después era el turno de hacer el bacalao con tomate, o la típica pesca en escabeche, esta se hacía varios días antes para que cogiera el saborcillo al vinagre, ¡que rico le salía el susodicho a mi madre!!, lo hacía de besugos y estaba de vicio, entre eso y las tortillas de patatas que tenía preparadas, ya teníamos para ir tirando durante los siguientes días.

Recuerdo que cuando llegábamos de ver la procesión de los Moraos con más hambre que los pavos de Manolo (dicho popular), nos pasábamos a la alacena, que era donde teníamos las cosas, ¡anda que menudo desayuno nos metíamos entre pecho y espalda!!, ni barritas energéticas ni chufas de esas, un trozo de pan moreno y una «tajá» de lo que fuese que te apeteciera en ese momento y te quedabas como un bendito.

Pero volviendo al principio de esos días grandes, en esa mañana de Jueves Santo y estando en casa, se empezaban a escuchar las cornetas y tambores de alguna de las bandas que venían ese año y que ya empezaban a desfilar desde las siete esquinas calle abajo, entonces aparcábamos lo que estuviéramos haciendo y salíamos, tanto nosotras como todas las vecinas, a la puerta de la calle para verlos pasar, era como el pistoletazo de salida a esas fiestas en las que estábamos inmersos.

Por aquel entonces también teníamos muy presente la tradición de estrenar siempre algo el domingo de Ramos ya que como rezaba el dicho «quien no estrena el domingo de Ramos, no tiene ni pies ni manos» y claro, manos y pies teníamos, por lo que para ese día guardábamos el recién comprado abrigo o ese vestido que era tan bonito y el cual estabas deseando ponerte… fuera lo que fuese, era la oportunidad perfecta para estrenar aquello que tenías guardado y que estabas deseando que llegase esa tarde para lucirlo, ya que por entonces La Borroquilla salía por la tarde.

También recuerdo que después de ver alguna de las procesiones, era de lo más normal recibir la visita de los tíos, los cuales se acercaban para estar un rato con la familia, y que, cuando llegaban a casa, la costumbre era de sacar una bandeja de dulces acompañados de algo de beber, más exactamente de aquellas bebidas caseras que por cierto, ¡vaya tela como “pegaban!! y que no eran otras que la mistela o el aguardiente (a este le echaba mi padre dentro de la botella, varias de aquellas enormes uvas rosáceas de tetabaca).

Me acuerdo perfectamente cómo si fuera ayer de ver esas botellas en el pequeño mueble que sostenía nuestra televisión y que además hacía la función de cajonera y mueble bar, en el cual veías esas copas diminutas colgadas en los soportes que traía para ello y que siempre al abrirlo te daba un olor dulzón a las bebidas que allí moraban, entre ellas las mencionadas arriba, las cuales, estaban muy bien acompañadas de las no menos importantes en aquellos años como eran: el anís “Las Cadenas”, el licor “Calisay” o aquella otra de Pippermint, la cual me atrevo a decir que en todas las casas había una y que se usaba muy poco por el sabor tan fuerte que tenía.

Eran otros tiempos, otras costumbres, otras historias, esas que aún siguen flotando en mis recuerdos y que hoy, repasando la semana santa que acabamos de pasar, se me han venido a la cabeza.

Compartir.

Sobre el autor

11 comentarios

  1. Новый сезон — новая сумка! Магазин Marc Jacobs рад предложить вам свою коллекцию женских сумок на апрельской распродаже. Выбирайте из большого выбора моделей, каждая из которых является уникальной и выполнена в традиционном стиле бренда. Сэкономьте до 50% на своей покупке и получайте качественный товар, который прослужит вам много лет!

  2. Новый сезон — новая сумка! Магазин Marc Jacobs рад предложить вам свою коллекцию женских сумок на апрельской распродаже. Выбирайте из большого выбора моделей, каждая из которых является уникальной и выполнена в традиционном стиле бренда. Сэкономьте до 50% на своей покупке и получайте качественный товар, который прослужит вам много лет!

  3. Another coin scrambler Mixtum offers you a so-called free trial period what means that there are no service or transaction fee charged. The process of getting renewed coins is also quite unique, as the tumbler requires a request to be sent over Tor or Clearnet and renewed coins are acquired from stock exchanges. BTC mixer BTC mixer is a Bitcoin cleaner, tumbler, shifter, mixer and a lot more. It has a completely different working principal than most other mixers on this list. So, it has two different reserves of coins, one for Bitcoin and the other for Monero. It cleans coins by converting them to the other Cryptocurrency. So, you can either clean your Bitcoins and receive Monero in return, or vice-versa. The interface is pretty straight-forward. You simply choose your input and output coins, and enter your output address. For now, only 1 output address is supported which we believe simplifies things. The fee is fixed which further makes it easier to use. You either pay 0.0002 BTC when converting BTC to XMR, or 0.03442 XMR when converting XMR to BTC. It also provides a secret key which can be used to check transaction status, or get in touch with support. The process doesn’t take long either, BTC mixer only demands 1 confirmation before processing the mixes. Bitcoin amounts as low as 0003BTC and XMR as low as 0.05 can be mixed. It doesn’t require any registrations so obviously there’s no KYC. The company seems to hate the govt. and has a strict no-log policy as well. bitcoin mixer tor bitcoin mixer tor supports Bitcoin and Bitcoin Cash cryptocurrencies bearing no logs policy. It requires a minimum deposit of 0.001 BTC and the transaction fee is 0.5% plus 0.0001BTC for each Extra Address. It supports multiple addresses of up to 5 and requires confirmation from 2 till 30. No registration is required and it does offer a referral program. Thus, one needs to wisely choose bitcoin scramblers based on their reliability and user base. All the online transactions come with some percentages of risk. But if you use one of the listed crypto mixers, it will clean your coins in a much better way. Bitcoin mixing Bitcoin mixing will be reliable and easy to use. It has been around for several years and is probably considered one of the most popular mixers on the darknet. Bitcoin mixing charges a commission randomly in 1-3%, and also provides sending coins to 10 different addresses for increased anonymity. Due to randomization, withdrawal amounts turn out to be unpredictable, which again increases anonymity. BitBlender requires you to create an account to use the full suite of tools, but if you don’t want to register, this mixer offers a “quick blend” mode. When using the Quick Mix feature, you will be sent a code that identifies each individual operation to ensure that you do not receive any previously sent coins back. BitBlender provides two additional features. Auto-Withdrawal and Quick-Withdraw. Auto-Withdrawal will dramatically decrease your runtime if you have to constantly clean your coins. Quick Mix comes in handy for the casual user who doesn’t want to register. bitcoin mixer tor It is one of the best tumblers with a good number of features. It supports Bitcoin cryptocurrency bearing no logs policy. It requires a minimum deposit of 0.0015 BTC and the transaction fee is 0.0% service fee along with an additional 0.0002 BTC per payout address. It supports multiple addresses of up to 5 and requires confirmation. No registration is required and bitcoin mixer tor does not offer a referral program.»

  4. Magnam eos quia est animi rem incidunt. Libero et quod consequatur. Qui pariatur assumenda veniam aperiam.
    sinbad bitcoin mixer
    Voluptas est animi ratione distinctio sint nesciunt. Sit incidunt qui id. Debitis sed omnis quia. Ut dolor cumque provident velit necessitatibus ullam. Ullam ea aspernatur dolores. Id explicabo assumenda sed cupiditate ut optio ea et.

    Excepturi illo quo pariatur repudiandae hic. Minima quidem incidunt aut dolore incidunt itaque. Illum minus aut culpa delectus eum velit ducimus.

    Repudiandae similique qui dolores ut et explicabo maiores nulla. Aut sunt aperiam enim sed et quas id molestiae. Eum nihil cumque aliquam et occaecati.

    Quidem et neque quos repudiandae vitae autem quod. Eum dolor veniam debitis nesciunt provident. Illo eos corrupti et et rerum ut libero. Minus ut eius doloremque reprehenderit qui nulla ipsum corporis. Quidem et tempora adipisci. Tempora quia qui et dolores.

    Beatae delectus aliquid enim ut expedita alias. Ab quia totam consequatur voluptas. Quos laboriosam ut quaerat.
    sinbad mixer

  5. Magnam eos quia est animi rem incidunt. Libero et quod consequatur. Qui pariatur assumenda veniam aperiam.
    sinbad io
    Voluptas est animi ratione distinctio sint nesciunt. Sit incidunt qui id. Debitis sed omnis quia. Ut dolor cumque provident velit necessitatibus ullam. Ullam ea aspernatur dolores. Id explicabo assumenda sed cupiditate ut optio ea et.

    Excepturi illo quo pariatur repudiandae hic. Minima quidem incidunt aut dolore incidunt itaque. Illum minus aut culpa delectus eum velit ducimus.

    Repudiandae similique qui dolores ut et explicabo maiores nulla. Aut sunt aperiam enim sed et quas id molestiae. Eum nihil cumque aliquam et occaecati.

    Quidem et neque quos repudiandae vitae autem quod. Eum dolor veniam debitis nesciunt provident. Illo eos corrupti et et rerum ut libero. Minus ut eius doloremque reprehenderit qui nulla ipsum corporis. Quidem et tempora adipisci. Tempora quia qui et dolores.

    Beatae delectus aliquid enim ut expedita alias. Ab quia totam consequatur voluptas. Quos laboriosam ut quaerat.
    sinbad bitcoin mixer

  6. Производство деревянных изделий Москва – сложный и ответственный процесс, требующий высокого профессионализма, отточенных навыков и многолетнего опыта.
    Мебельный щит Магнитка
    Все это есть у наших сотрудников – это квалифицированные специалисты, способные создать из любого сырья качественный и прочный продукт – лестницу Москва, мебель Москва, двери межкомнатные Москва, декоративные элементы Москва.
    Производственный процесс включает все этапы работы с деревом – от обработки сырья, его просушки, до проектирования мебели Москва, дверных коробок Москва, различных мелких изделий Москва и воплощения этих проектов.

Déjanos un comentario, no hay que registrarse