RETRANCA CHUCHA 23

0

 441 visitas,  1 visitas hoy

Uno del Pueblo                                                             

Ya falta ná y menos…

Que tiemblen las altas esferas ante la llegada del día D de Daimiel, D de dedo, D de Dinamarca…

Se acerca el día de la alternativa, los tres diestros ya dispuestos para cubrir el paseíllo de la liberación, corrida universal que hará estremecer los cimientos del mundo, haciéndole pasendile, pa barrele, cuarta, pie, tute y a la calle a todo impedimento que atente contra la independencia de Daimiel.

Daimiel es una nación, demostrado a través de los siglos por medio del idioma autóctono, de difícil traducción para el exterior, lenguaje diario de aborígenes reivindicando el chuchismo y la borreguería local.

Son tantas las particularidades que nos diferencian de los demás… Y el mundo sin saberlo… Pues hasta aquí hemos llegao… “Ha llegado la hora en que la mano encallecida del obrero arranque la blanca y almidonada camisa del burgués…” Ibáñez dixit. Y aquí paz y después gloria. Y tós tan contentos…, con una Constitución al gusto del pueblo, figurando articulados como el seis punto nueve referido a la tercera edad, especificando que a partir de los sesenta y cinco, el médico y el sexo, de paga…

Y como muestra un botón. Y dos, y tres… esto es un no acabar… Lean, lean… todo sostenible… (apreciación que autoriza el R.A.C.H. (Diccionario de la Real Academia Chucha).

-… “Ande andas mangas verdes…”? (Dónde estás)

-… “No sos arregostís…”! (no repitáis…)

-… “A ver pa qué y luego pa ná…”! (no merece la pena)

-“Haslo con mucho modico…” (con cuidao)

-…”Pos que mequedao arruchao…”! (sin un duro)

-¡No sos arrimís mucho, que sos van a salir cabrillas…”! (Al calor del brasero)

-¿…Qué “horicas” son estas…??!! (indignación por tardanza)

-¡”Te paece a ti la guarruza…”! (crítica a la poco o nada limpia)

-“Te voy a sacudir mala japellanía…”! (amenaza materna al travieso)

-¡”Si voy perro y medio adelante…”! (precaución, adivino de intenciones)

-¡¡¡”Malo mula…”!!! (está la cosa jodía)

-“¡Man apretao mala pedrá a sabanilla…! (jugando a un apedreo en los 60)

-“Siesque están ralencos…”! (Silvestres, salvajes)

-“Man hecho una saja en la sién que ainas me matan…! (en otro apedreo)

-¡¡¡”Ponte en güenas “cuando venga padre!!! (amenaza severa de madre)

-Esto lo has hecho “a lo zurro mandurro”…! (de cualquier manera)

-Qué te pasa, que estás tan “escuchimizao”…? (delgaillo con mala cara)

-…”De la pedrá que mandao me se caía la sangre a cholrritones”…! (después de jugar al apedreo)

-Echaté un “sinoes”, una “miejecilla”… (culillo de tinto en la taberna)

-“Vai qué leche velaí…”

-… ¡¡¡Auuu…!!! Qué rico te estara…!!! (te quedas con las ganas)

…Prueba irrefutable de la fuerza de nuestra lengua. Es por ello que la lucha sin armar está a punto. Hay que armarla. Las consignas militares ya pululan de boca en boca, con mensajes y mensajas encriptados que sólo el soldado chucho, el buen “gañanari” sabe descifrar. Tó en clave, clave de sol que llega a cada enclave donde se reúnen en cónclave las brigadas y compañías de “gañanaris” adictos y afectos a la revolución, enganchados a la causa y a sus líderes.

Juan Moya, Joaquín Villar, Javi Ibáñez…, el tripartito de las tres jotas, arrastran a las masas enardecidas camino de la ya inevitable independencia. ¡Daimiel es una nación!

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse