LA FUERZA DEL DESTINO

0

 397 visitas,  1 visitas hoy

Paki García-Velasco Sánchez

Quien más y quien menos hemos asistido alguna vez a una representación teatral o algún que otro musical, ya sea de una compañía con actores de renombre, o como en este caso de actores amateur.

Y es que la pasada noche de sábado y en un teatro Ayala lleno a rebosar y por qué no decirlo, con el cartel de “entradas agotadas” colgado en la taquilla, fuimos testigos de todo un señor espectáculo: “La fuerza del destino”, una adaptación del musical “Hoy no me puedo levantar” del grupo Mecano (los cuales pusieron banda sonora en nuestra juventud a más de uno de nosotros) y que los actores y bailarines de la compañía Dreamland con  sus fantásticas voces, sus bailes y una estupenda y trabajadísima puesta en escena, hicieron que, todos los que allí estuvimos, disfrutásemos al máximo de cada minuto y que volviésemos a revivir aquellos maravillosos años.

Dicha compañía, y que desde aquí digo y aseguro vienen pisando muy muy fuerte, nació hace dos años de la mano de Daniel Corcobado y aunque sobre el escenario pudimos ver alrededor de 25 personas, en total está compuesta por un elenco de 37, contando con técnicos, bailarines y actores (entre los cuales se encuentra nuestro daimieleño Diego en el papel de Guille), pero todos, absolutamente todos con su complicidad sobre las tablas, la cual transmiten al público, hicieron que vibrásemos en una representación en la cual, la escena de turno y la canción se fusionaban como si fuesen una sola.

La compañía y sus componentes nada tienen que envidiar a algunas de las grandes estrellas que en estos momentos actúan en escenarios muchos más famosos por toda España, ya que entre algunos premios y menciones cuentan con:

. Ganadores premio del público.

. Mención especial a la dirección coreográfica @uvee28.

. Finalistas premio mejor grupo.

. @danicorcobado nominado mejor actor de reparto por su papel de Colate.

.@daphnefreiheit nominada mejor actriz de reparto por Chakas.

Y ya hablando de la obra en sí, decir que esta transcurre en aquellos años 80 donde muchos jóvenes soñaban con llegar al estrellato ya fuese en el mundo de la interpretación o en el de la música, igual que el protagonista de esta historia, Mario, un chico de pueblo que se marcha a Madrid con la ilusión y las ganas de triunfar en este mundillo; para esta aventura arrastra con él a su amigo Colate, el cual, y aunque no está muy seguro de querer abandonar su casa y a su novia, sigue a Mario en esa su ilusión, y así, entre ambos y las personas que se les van uniendo por el camino, recorren mil aventuras para poco a poco lograr alcanzar su sueño, ese sueño que a algunos les hace subir a lo más alto mientras que para otros se convierte en todo lo contrario, en una pesadilla que les hace tocar fondo y bajar a los infiernos.

La obra es una maravilla, la sinopsis va transcurriendo entre actuaciones, bailes y canciones; los chicos y chicas lo hacen tan bien, que hasta la historia se hace corta.

Ahí es cuando sabes que tienen futuro y nada que envidiar a los grandes actores de renombre, ya que entre actuación y baile hacen que te metas en la historia a través de sus personajes y sabes que son buenos cuando los susodichos te arrastran con ellos a la vorágine de la trama, haciendo que en algunos casos te rías e incluso en otros, se te ponga un nudo en la garganta ya que te sientes tan acongojada que hacen que sueltes alguna lagrimilla.

Que sigáis cosechando muchos éxitos y como se suele decir en estos casos: MUCHA MIERDA CHIC@S!!!!

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse