FALLECE MONSEÑOR ASTILLERO BASTANTE

0

 137 visitas,  1 visitas hoy

Su avanzada edad y su estado de salud le impidieron participar ya el año pasado en el acto en su homenaje celebrado en la ermita de San Roque muy próxima a la casa donde nació. Astillero fue nombrado Hijo Predilecto en 2020 y recibió la Medalla de Honor Ciudad de Daimiel en 2014.

Daimiel Noticias. – Monseñor Antonio Astillero Bastante falleció este miércoles en el Hospital La Milagrosa de Madrid. El sacerdote daimieleño será despedido este viernes a las 12:00 horas en la cripta de la catedral de la Almudena en Madrid. Presidirá la Misa funeral el arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro.

Astilleros fue presidente de la Junta Técnica para la Terminación de las Obras de la catedral madrileña y deán de la misma. Fundó la asociación de daimieleños ausentes de Madrid en 1955 con el nombre de la Patrona de Daimiel, la Virgen de las Cruces. Antonio Astillero. Recibió la ‘Medalla de Honor’ que concede el Ayuntamiento de Daimiel en 2014, en 2020 también fue nombrado como Hijo Predilecto de la Ciudad.

El Ayuntamiento de Daimiel, en reconocimiento por la acogida y entrega hacia los daimieleños residentes en Madrid, homenajeó en la Feria de 2021 a Monseñor Don Antonio Astillero Bastante con una placa que puede verse a la entrada de la ermita de San Roque, el barrio donde nació el sacerdote daimieleño hace 95 años.

Esa avanza edad y su estado de salud le impidieron entonces participar en este homenaje promovido por la asociación de daimieleños residentes en Madrid que preside Juan Blanco.

Monseñor tuvo un papel esencial para la multitud de daimieleños que emigraron a la capital de España buscando un futuro mejor atribuyéndole el apoyo dispensado en esa labor.

Orgulloso de Daimiel

El sacerdote se ordenó en el Congreso Eucarístico del año 1952 en Barcelona, dentro de la ordenación más grande de la historia de la iglesia con un total de 820 nuevos presbíteros.

En esta larga trayectoria en Madrid, Antonio Astilleros ha recibido multitud de reconocimientos como el Protonotario Apostólico de Su Santidad, la más alta dignidad pontificia que se concede a un sacerdote o el nombramiento de Deán de la Santa Iglesia Catedral de la Almudena, a la vez que se le confió, en sus primeros años la configuración, por medio de su acción pastoral en el barrio de Las Delicias-Atocha con los ferroviarios, de la parroquia de Ntra. Sra. De las Delicias.  Además, tuvo las tres visitas que el Papa Juan Pablo II realizaba a Madrid en los años 1982, 1993 y la última en 2003 estuvieron bajo su responsabilidad.

Astillero nació el 29 de junio de 1927 en Daimiel (Ciudad Real). Su ordenación sacerdotal, en el año 1952, tuvo lugar en el Congreso Eucarístico de Barcelona. Sus primeros pasos en Madrid fueron como párroco de San Pedro Apóstol, de Fuente del Fresno (1952-1954), como capellán de las Clarisas Descalzas Reales (1954-1965) y, después, como primer párroco de Nuestra Señora de las Delicias (1965-1985).

Según informa la Archidiócesis de Madrid, en tiempos del cardenal Ángel Suquía fue vicario de la Vicaría VII (1985-1995) y, después, con el cardenal Antonio María Rouco Varela, se puso al frente de la Vicaría de Actos Públicos (1995-2012). Desde esos cargos fue clave en las visitas del Papa san Juan Pablo II a Madrid en 1982, 1993 y 2003.

En este contexto fue elegido presidente de la Junta Técnica para la Terminación de las Obras de la catedral, canónigo de la misma desde 1995 y deán (1996-2012). También fue, entre 1995 y2016, párroco de la cripta de la Almudena, donde coincidió tanto con el cardenal Antonio María Rouco Varela como con el cardenal Carlos Osoro.

Recordando su juventud, también señaló que «los hijos de Daimiel decidimos, al ver que muchos venían a Madrid por razones de necesidad, para poder subsistir después de la guerra, fundar la Asociación de Daimieleños Residentes en Madrid bajo el patrocinio de nuestra patrona la Virgen de las Cruces». «Siempre abiertos a los demás, porque esta es la misión del Señor: “Id a todo el mundo, predicad el Evangelio”. En eso estamos y con esa fe quiero morir», aseveró.

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse