DIALOGO DE BESUGOS 21 Cualquier parecido con la realidad es coincidencia

0

 486 visitas,  1 visitas hoy

Por Daría Loke Fuera

– Buenos días.

– Buenas tardes.

– Aprecio un cierto tono discordante.

– A precio tasado.

– No, si me refiero al tono.

– Más bien grave.

– ¿Pero se salvará?

– ¡Qué duda cabe!

– Lo cual no es óbice.

– Pero son muchas injurias y denuestos.

Denuestos enemigos.

– Es usted elocuente.

– Lo cuente quien lo cuente.

– Helo ahí.

– Elocuente.

– Cuente, cuente.

– Habrá oído hablar de la gran Jesica Gada.

– Autora donde las haya.

– Y de su gran obra Los tengo muy fresquitos.

– Por supuesto; y por mi puesto también.

– Cuenta la historia de Gisela Endiño…

–  Ex novia de un albañil cejijunto.

– Que vendió sus favores sexuales a un comerciante de ultramarinos.

– ¿Quién, el albañil?

– No, no Gisela.

Gisela veía venir.

– Ve usted.

– Sí, la veo.

– Silabee, silabee. 

– Ay pe-na, pe-ni-ta, pe-na…

– ¿De mi corazón?

– Pues ahí le ha dao.

– Buenos días.

– Buenas tardes.

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse