VERGÜENZA HUMANA, NO HAY DERECHO

0

 409 visitas,  1 visitas hoy

Nos sentimos todos heridos. Pero cómo es posible que en el siglo XXI estemos hablando, escribiendo y viendo por la tele una guerra en Europa, continente del que formamos parte…? En Daimiel al Día nunca nos hemos manifestado políticamente, somos todos los integrantes de este digital personas medianamente cultas y suficientemente civilizadas como para no dar sentido ni crédito a las bombas, en aras de conseguir qué…??…

Personas de izquierdas, amigos, personas de derechas, amigos, no justifican desde sus discrepantes y civilizados puntos de vista la masacre organizada en Ucrania por semejante hijo de Putin, capaz de aniquilar seres humanos inocentes que habitan y conviven en paz, con normalidad, que no sospechan la atrocidad de un alocado ser humano que a cambio de sus intereses o  proyectos políticos juegan con la vida de niños, padres, abuelos, civiles,  que ni siquiera creen lo que están viviendo… y sufriendo. Bendito sea Dios. Pero cómo es posible que se permitan estas atrocidades?  Las imágenes no mienten y los vídeos de personas que sufren, cadáveres sobre el asfalto,  gentes que huyen del aquelarre bélico, buscan refugio donde les acojan. Este periódico es un medio digital de pueblo civilizado, que rechaza de pleno los horrores de una guerra impensable y nada deseable en nuestros tiempos.

Líbreme Dios de juzgar comportamientos humanos, pero que me asista para comprender lo que estamos viendo, sufriendo y viviendo ante el proceder de la fuerza bruta antinatural. El ser humano normalico no entiende, no comprende esta atrocidad…

El amor entre hombres y mujeres, de la civilización humana, no puede asumir guerras, desde la cultura racional en la que hemos sido educados. La mala hostia de quienes han pulsado el botón, debe ser respondida desde la bondad de la mayor parte de la humanidad. No sé cómo, pero desde luego, por lo menos, desde el rechazo total por parte de quienes pensamos que la mejor arma es el amor y afecto entre humanos, arma pacífica, hilo invisible que bien hilvanado puede generar fuerza y energía en pro de la paz. Cuanto antes, mejor, energía que nunca podrá ser derrotada.

Bastante hemos tenido con el bicho que nos ha afectado a todos, no lo olvidemos. Pero tener que tragar a este otro bicho que nos puede joder de nuevo a todos, es imperdonable. No aporta nada positivo a una humanidad que repudia las masacres a cambio de algo que nadie entiende ni comparte. Nuestra vida,  la vida, es lo más importante.

Si sirve de algo este artículo, bendito sea Dios…, pero échanos una mano, que tu hijo también fue humano… No permitas que se masacren a personas… La fuerza del amor que es viajero, que va por el mundo y no se detiene, ha de superar y sobrepasar a la fuerza bruta, que a ver pa qué y luego pa  ná…

Dineros, yates, corruptela…, ricos, pobres, conflictos, bombas… vaya usté a la mierda…!!!

Las personas del resto de países europeos que se están trasladando hacia las fronteras de Ucrania para ayudar y asistir a refugiados que huyen, que han perdido todo nos muestra la otra cara del ser humano, desprendido, generoso y pleno de amor. Sentimientos más próximos a lo que experimentamos la mayoría de las personas civilizadas. Olé por esa actitud, olé por esa grandeza, olé por esa solidaridad, olé por esa bondad, olé por ese valor, olé por esos cojones.

Con lo bonita que es la vida… Bendito sea Dios…, pero échanos una mano… Y dicho esto, a rezar el que crea, y el que no, también…

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse