DIA DE LA CONSTITUCION

0

 277 visitas,  1 visitas hoy

Uno del Pueblo

Se celebró este día de en Daimiel, un acto especial en la rotonda de la entrada desde Norte a nuestra ciudad, lugar donde ondea con gracia, discreción y viveza, el reconocimiento a nuestra Constitución y a nuestra españolidad.

Muchos daimieleños nos dimos cita en el lugar, con apoyo incondicional a nuestro símbolo y colores,  representados en tela, bandera roja y gualda que significa unidad, historia y representación democrática.

Un grupo de jóvenes daimieleños transportó la bandera extendida y plana, desde sus manos, hasta el lugar donde fue izada de nuevo, con el paso  marcial y acordes marcados por la marcha de la Banda Municipal de Música de Daimiel, precedidos por el mando militar de la base de Almagro, momento celebrado  por los cientos de daimieleños congregados en el lugar.

El acto sublime protagonizado por el capitán Calahorra, daimieleño de la base de Helicópteros de Almagro, fue respondido con la interpretación del Himno Nacional entre sentidos y emocionados aplausos del numeroso público presente, de todas edades y casi todas las tendencias políticas.

La estabilidad democrática que mejoró las condiciones de vida de casi todos, está sin duda marcada por esta Constitución que hoy, un año más, celebramos.

Primeros artículos de la Carta Magna, fueron leídos ante el público presente por niños, con calor y sentimiento, que garantizan con continuidad y futuro el deseado progreso de nuestra nación, España, integrada por Comunidades y pueblos, como nuestra ciudad, fieles al espíritu heredado de abuelos, padres e hijos que mantenemos el sentido patriótico español, expresión de la voluntad popular mayoritaria, en aras de la relación pacífica y cooperación en pro del bienestar. Nuestro Alcalde, Leo, D. Leopoldo Sierra, cerró el acto con una alocución clara y sentida  por todos los presente.

Y dicho lo escrito, poco más que añadir. A seguir bien… Y ¡¡¡QUE VIVA ESPAÑA!!!

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse