DEFENDIENDO SIN COMPLEJOS LA FIESTA DE LOS TOROS

0

 154 visitas,  1 visitas hoy

Uno del Pueblo

Fotografías: Juan Moya y Redacción

La sabiduría congénita de Victorino Martín se plasmó en Lady Gema en ambiente taurino con decorado idóneo para la ocasión. El motivo, la entrega de premios de la recordada y comentada corrida acontecida en Daimiel en nuestra pasada feria. El afamado ganadero dio forma correcta con sus palabras a unos argumentos que calaron en los presentes que completaron el aforo dispuesto.


Jorge Fajardo, Presidente Nacional de UFTAE, Victorino Martín, ganadero, veterinario y Presidente de la Fundación Toro de Lidia, junto a Rubén Pinar, matador de toros triunfador del festejo del cuatro de Septiembre, compusieron la tribuna de invitados de esta interesante y pedagógica mesa redonda, culminada con la entrega de los correspondientes premios.
Fajardo abogó una vez más por la integridad del toro, ya sea en Daimiel, Bilbao o Madrid, exigiendo para cada plaza su toque peculiar pero desde la autenticidad, evitando en la medida posible los dos tipos de corrida que imperan en los ruedos en la actualidad, “clasificadas” por los clásicos y buenos aficionados.

Unas, las de toros determinados y toreros que atraen público para faenas kilométricas que prolongan el festejo hasta las tres horas. Otras, las del toro-toro, con lidia acoplada a las características del animal y su encaste, con tiempo ajustado para solventar riesgos y complicaciones sin excluir torería posible y dosis de valor, tauromaquia tradicional valorada por la afición entendida.


Victorino Martín, clarividente y con estilo sencillo, fácil de asimilar, se mostró profundo en sus conceptos, aludiendo a los tres componentes claves en la fiesta, toro, torero y público, cada uno en su función, valorando en su medida a cada uno de ellos. Insistió en la importancia de cada encaste para lograr ese animal que evite esa faena kilométrica a la que se refirió Fajardo, abundando en la tauromaquia en el ruedo tal como debe ser. Reiteró la “propiedad” de los toros como patrimonio cultural de los españoles, excluyendo tendencias políticas, muy al contrario, la fiesta nacional une. De aberrante calificó Victorino a los actuales movimientos relativos a las posibles futuras leyes sobre protección animal.


Se mostró Rubén Pinar claro y firme en sus intervenciones, significando con rotundidad sentirse realizado y enamorado de su profesión. Cercano y sencillo, el torero de Tobarra contactó fácil con el respetable, persistiendo en los argumentos defendidos por sus compañeros de tribuna, sobre todo al referirse a la actuación en el ruedo haciendo las cosas bien en el tiempo adecuado, sin extender más allá la denominada faena kilométrica, sino actuar siempre en función del toro y con la preparación exigible a los profesionales.


“Ni de izquierdas ni de derechas, los toros son del pueblo”, repitió Victorino, poniendo en valor además la enorme labor de las Escuelas Taurinas entre los más jóvenes.
Interesante Mesa Redonda la organizada por la Peña Taurina Daimieleña. Aficionados clásicos de Daimiel asistieron con atención al didáctico evento presentado y moderado por Paco Córdoba, Secretario de la institución taurina de nuestra ciudad. Rodríguez Soto cerró el acto agradeciendo presencia y compañía a los presentes desde su cargo como Presidente de la asociación taurina local.

“Defender sin complejos la Fiesta de los Toros”. “Orgullosos de ser taurinos”. “Orgullosos de nuestra cultura”.
Victorino dixit en su despedida.

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse