JOSE MARIA POZUELO: Soy feliz cuando escribo… cada vez tengo más claro quién soy…

5

 575 visitas,  1 visitas hoy

Uno del pueblo

Periódicamente colabora con sus escritos en Daimiel al Día, que para eso somos un periódico. El realismo mágico, los sueños, la realidad, la filosofía, la muerte o la vida, sirven como base para el estilo literario tan particular de este joven escritor, nacido en Madrid de padres daimieleños en Agosto del noventa y dos. Este joven ingeniero agrónomo trabaja actualmente en Madrid como profesor de inglés. José María Pozuelo Álvarez, dice ser feliz cuando escribe.

Antes del proyecto de fin de carrera partió hacia el continente africano, donde participó en la edificación de un colegio en Tanzania, trasladándose posteriormente hasta Nepal, donde también “construyó” un colegio, en esta ocasión enladrillando, doblando acero o cavando, entre otras funciones. Amante del deporte, gusta de la bicicleta, patinaje, pádel, actividades náuticas o montar a caballo…

-¿Y tú de quién eres…?

Estoy orgulloso de ser de mis dos ramas familiares. Se aportan entre ellas, me aportan las dos. Soy Pozuelo y soy Álvarez –“piva”-, de Daimiel.

-¿Y a qué te dedicas…?

En la actualidad ejerzo como profesor de inglés en Madrid.

-¿Cuándo brota en ti el amor por la escritura?

Desde muy joven. Ya con siete años, mi profesor seleccionó un relato mío para un certamen. Relatar y contar historias es lo mío, desde niño. Era muy teatrero, me atraía la fantasía…

-¿Influye alguien especialmente en ti por esta preferencia tuya?

De primeras, no. Todo proviene por mi manera de ser. De pequeño, no me gustaba comer, y la única forma de hacerme comer mi madre era poniéndome películas, aquello ya me influyó…; en la cama, dormía con mi padre y él se inventaba cuentos nada intencionados, sobre la marcha… todo ello me incitó a escribir y contar historias… Luego, en el cole, yo reunía a mis “compis” en mi pupitre para contarles mis vivencias en Daimiel…, siempre fui muy teatrero…

-¿Te encuentras cómodo, realizado y feliz escribiendo?

Cada vez más cómodo, cada vez tengo más claro quién soy. Soy feliz cuando escribo, quiero llegar a la gente siendo yo.

-¿En tu entorno, cuentas con personas con tus mismas inquietudes literarias?

No, poquísimas, porcentaje bajo. Cuando me leen les gusta, pero me frustra mucho que seleccionen el “nombre del famoso” y no tanto el mío propio. Me siento incomprendido en mi cercanía…

-¿Te sientes un bicho raro entre los de tu época?

Muchísimo, hasta el punto que pienso que nadie me conoce en profundidad. Soy simpático, gracioso y accesible por aproximación…

-¿Desde cuándo escribes habitualmente?

Como he dicho antes, desde lo siete años.

-¿En qué estilo literario te encuentras más a gusto?

Realismo mágico, simbolista. Los sueños, la realidad, la filosofía, la muerte, la vida…

-Realmente te gusta expresarte, a través de la literatura, tu escritura…

Y a través del teatro, soy actor, la música, cualquier expresión artística…, me gusta hacer castillos de arena en la playa…, expresarme a través del arte, incluso poniendo la mesa o haciendo un buen gazpacho…

-¿Tu estilo de lectura favorito?

Borges, mi favorito Jorge Luis Borges, es mi referencia, influye mucho en mí.

-¿Algún libro te impactó?

“La insoportable levedad del ser” (Milan Kundera), “Cien años de soledad” (García Márquez), “El Apocalipsis” (Biblia).

-¿Algún autor como espejo?

Borges. Procuro parecerme a él. Me obsesiona. Es mi autor favorito. Por su forma de usar el lenguaje y las ideas que desarrolla.

-Cuándo escribes por vez primera, ¿qué recuerdas de entonces, qué sensaciones experimentabas?

Con consciencia de adulto o adolescente semiadulto, tenía hambre de escribir y de alcanzar “nobeles” o “puliztzers”, me recuerdo un poco soberbio, creo que aún lo soy, creo que soy un poco soberbio…, soy yo. Aún con dejes de lo dicho, soy yo, aunque el paso de los años todo lo calma… domino o procuro dominar mis defectos…

-¿Tienes más aficiones?

Músico, actor, crío frutales en mi casa de Madrid en mi salón, lejos del campo… patinaje, caballos, animales en general, ajedrez, la naturaleza…

-¿Qué deporte te atrae más?

Ahora mismo el patinaje, pero si me dices que vamos a echar un partido de fútbol, ahí que estoy. En la Universidad también practiqué el rugby.

¿Cuál es tu momento para escribir, tienes manías…?

No tengo manías ni momentos. En cualquier situación, cualquier cosa te puede sugerir algo. No soy de momentos, todos los momentos me valen. El tren o la ducha me inspiran…

-¿Y dónde escribes, en qué lugar?

En muchos sitios pero ninguno fijo. Notas en el móvil pueden dar lugar a relatos enteros…

-Escribes según te surgen las ideas…

Más o menos si, pero a veces rumiando ideas durante semanas, las vierto de golpe en el papel, no escribo a trozos.

-¿Te inspiras en algo o brotan pensamientos?

A veces temas libres, en otras ocasiones me centro en una idea o me marco algún reto…

-¿Dedicas mucho tiempo a la escritura?

No tanto como pueda parecer, necesito estar muy concentrado y para ello se precisa tiempo. Pero pensar en literatura, menos de lo que yo quisiera.

-¿Eres consciente de todo lo que escribes?

No, no soy muy consciente, hay cierto grado de inconsciencia. La máscara me disfraza, a veces no sé medir quién soy y qué hay detrás de la máscara. El José Pozuelo que vive y el José Pozuelo que escribe nunca son la misma persona y no son conscientes el uno del otro…

-¿Para quién escribes?

Para los demás y para mí…, con un tira y afloja entre quienes son los demás y quién soy yo…, me apetece escribir y pienso en mí. Pero creo que puede ser útil lo que escribo para los demás…

-¿Sobre qué asuntos te encuentras más a gusto escribiendo?

Sobre temas archifilosóficos…; qué es la vida…?; qué es la realidad…?; quién soy yo…?; a qué hemos venido aquí…?

-¿En el “cole” te resultaba agradable la clase de literatura?

Un profesor, Don Daniel Pérez Villacastín, fue quien me enganchó, llamándome  la atención su persona. Me molaba Don Daniel, él me enganchó a la literatura.

-¿Tienes aspiraciones literarias?

Sí, pero no creo que se cumplan. Me gustaría ganar los grandes premios, pero aún sin ellos lo que deseo es que mis escritos valgan lo mismo con premios o sin ellos…

José Pozuelo Álvarez, de raíz daimieleña, ciudadano del mundo. Transmite sus ideas con fuerza y marcada personalidad. Desde la cercanía, impresiona su jovialidad con su profundidad filosófica y literaria. Buen aprendizaje para quién esto escribe de tan avanzada juventud. Mi admiración y respeto para nuestro entrevistado. Me quito el sombrero.

¡Chapeau!

Compartir.

Sobre el autor

5 comentarios

  1. Ya había leído algunos escritos de él y la verdad es que escribe muy bien. Es de admirar que tenga ese tipo de aspiraciones. Merecida entrevista!

  2. Jimena Rodriguez en

    Me ha sorprendido gratamente la entrevista con este joven escritor que aunque es madrileño conserva sus raices daimieleñas.Le animo a que siga por este camino y los premios ya vendran.

  3. Rasputin en

    Desde hace tiempo sigo sus publicaciones en este medio, siempre te hacen pensar. Un artista al que seguir la pista, mis felicitaciones

Déjanos un comentario, no hay que registrarse