UN AÑO DESPUÉS, DAIMIEL ENTRA EN LA ‘NUEVA NORMALIDAD’

14

 419 visitas,  1 visitas hoy

Daimiel no ha registrado ningún caso de Covid-19 en la segunda semana de marzo. Justo cuando se cumple un año de la declaración del Estado de Alarma, el municipio daimieleño entra en la denominada ‘nueva normalidad’, tras detectarse un único caso en dos semanas y reducirse la incidencia acumulada en el mismo plazo a 5,58 por cada 100.000 habitantes. El alcalde, Leopoldo Sierra, valoró la situación actual, pero siguió reclamando responsabilidad para evitar “volver a cometer en Semana Santa los errores que cometimos en Navidad”.

Daimiel Noticias. – Daimiel no ha registrado ningún caso de Covid-19 durante la segunda semana de marzo. Justo cuando se cumple un año de la declaración del Estado de Alarma, la localidad entra en la denominada ‘nueva normalidad’. Tan sólo se detectó un contagio en los últimos 14 días, lo que ha reducido la incidencia acumulada a 5,58 por cada 100.000 habitantes tomando como referencia las últimas dos semanas. Miguelturra y Daimiel son los dos municipios de más de 15.000 habitantes sin infecciones en el conteo de los últimos siete días, aunque las cifras por regla general se mantienen por debajo de la decena en la provincia. La excepción se encuentra en Valdepeñas con 38 nuevos positivos esta semana, que se suman a los 18 de la semana anterior.

El alcalde, Leopoldo Sierra, valoró este viernes por la mañana la situación sanitaria en la localidad. En su comparecencia aprovechó para hacer balance del año de covid: “Comenzamos hace doce meses un camino de aprendizaje para gestionar una situación inédita hasta el momento que dejó momentos muy duros, como los pasados meses de abril y marzo, en los que fallecieron más de un centenar de personas en la localidad”.

El primer edil desgranó que en la experiencia de los últimos doce meses “hemos trabajado mucho para llegar hasta aquí”. Una travesía donde, lamentó, “hemos dejado muchos amigos y familiares en el camino”. Por eso enfatizó que “los cero casos en la última semana indican que tenemos que seguir siendo sensatos y manteniendo las medidas de seguridad. Ahora más que nunca -incidió- debemos ser responsables y no volver a cometer en Semana Santa los errores de la pasada Navidad”.

“La esperanza de cara al futuro está en la vacunación”, subrayó, mientras dejaba entrever la esperanza de que se acelere el ritmo en las próximas semanas. En este sentido, indicó que Sanidad aún no se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento sobre el punto centralizado de vacunación que la consejería anunció en Daimiel, aunque, como señaló, “el Ayuntamiento se puso a disposición del gobierno regional ofreciendo infraestructuras como el Pabellón Ferial o las instalaciones deportivas”.

Balance de un año “muy duro”
El regidor daimieleño recalcó el cometido desarrollado desde el Ayuntamiento durante el último año enfocado en tres directrices básicas: proteger a los ciudadanos, cuidar de las personas más vulnerables y amortiguar el impacto económico de la pandemia. Leopoldo Sierra recapituló parte de la incidencia del coronavirus en Daimiel. Una secuencia en la que, recapituló, se suspendió toda la actividad municipal retomándose en el verano alguna como el mercadillo municipal o el complejo de piscinas al aire libre. También escaparon a la Covid-19, aunque con limitaciones en su desarrollo, el festival infantil de teatro, así como los certámenes de Molino de Griñón y Juan D’opazo,

En ese repaso, expresó su agradecimiento a todas las personas voluntarias que durante el periodo de confinamiento colaboraron en las distintas iniciativas que se pusieron en marcha desde Servicios Sociales para ayudar a los mayores en sus compras, así como quienes llevaron cartas de felicitación a los niños y niñas que cumplieron años durante ese encierro dentro de la iniciativa ‘Feliz Cuco’, los servicios de atención psicológica de ‘Solidaria-mente’, las costureras que cosieron más de 40.000 mascarillas en Daimiel o el colectivo de makers que fabricaron viseras y pantallas.

Sierra reservó “un agradecimiento muy especial” para las fuerzas del orden público que han observado el cumplimiento de las restricciones, los sanitarios que han luchado en primera línea contra la pandemia y la comunidad educativa que calificaba como “un ejemplo de responsabilidad para todos”.

El alcalde daimieleño reconoció también la ayuda prestada desde la Diputación Provincial reforzando la limpieza de los colegios, así como en el apoyo económico directo recibido. “No puedo decir lo mismo de los gobiernos regional y nacional”, reprochó. De ahí que antes de concluir solicitase más confianza en la gestión económica de los ayuntamientos para que sea tenido en cuenta el papel que desempeñan, sobre todo a la hora del reparto de fondos europeos.

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse