PAN DE CALATRAVA, UN BOCADO DE FELICIDAD.

2

 2,077 visitas,  1 visitas hoy

Dentro de la extensa variedad abarcada en el mundo de la gastronomía, la repostería se basa en la preparación o  creación de platos dulces.

Un postre de apetecible esponjosidad y cómoda elaboración es el pan de calatrava, pudin servido, en general, como postre frio y que forma parte de la repostería tradicional.

Nuestro gastrónomo de cabecera, Edu Lara, hechicero de los fogones, nos regala felicidad si degustamos desde el primer bocado hasta el último de este postre sencillo, barato y sabroso. Os va a encantar con esta receta que conlleva el característico toque personal del cocinero daimieleño, que con su experiencia elabora un pan de calatrava para chuparse los dedos.

Ingredientes:

Seis huevos, ciento cincuenta gramos de almendras molidas, un litro de leche, trescientos gramos de azúcar, dos magdalenas, dos ramas de canela corteza de limón, caramelo liquido, una copita de brandy, guindas.

Elaboración:

Vertemos en el fondo de un plumcake caramelo liquido. En un cazo, echamos la leche, la rama de canela y una corteza de limón. Se infusiona hasta que comience a hervir. Lo reservamos. En un bol se baten los huevos y se añade el azúcar con la copita de brandy (ron) . Se añaden las magdalenas desmenuzadas y las almendras molidas. Se bate todo muy  bien . Se echa la leche en el bool de la mezcla y con un colador, colamos, batiendo todo hasta que se aprecie todo bien mezclado. Se añade todo en el plumcake reservado con el caramelo líquido, lentamente, sin prisas. Una vez echado todo, se pone en el horno al baño María en una bandeja, previamente calentado entre quince y treinta minutos. Se pone el horno arriba y abajo durante cuarenta y cinco minutos a ciento ochenta grados. Transcurrido ese tiempo, previamente se mira y se pincha para ver que se ha cuajado bien todo. Una vez hecha la comprobación, retiramos y dejamos enfriar en el frigorífico unas horas. Sacamos después del frigo y se desmolda despacio en una bandeja. Ponemos como decoración unas guindas, cerezas y, si se desea, añadimos por los lados nata en spray. Y listo.

En esta sección de Daimiel al día, nuestro cocinero nos desgrana su peculiar elaboración, que sale muy, pero que muy rico.

En estas fechas históricas de confinamiento, es buen momento para experimentar con esta receta, que ya veréis como os proporciona un buen rato de felicidad, echándole alma y corazón, como nuestro chef. Añade otra dosis de cariño y comprobarás que con la receta del gran Edu Lara, servirás a los tuyos un postre frio memorable.

Compartir.

Sobre el autor

2 comentarios

Déjanos un comentario, no hay que registrarse