LA COMIDA A PUNTO SIN BAJARSE DEL AUTOBÚS

6

 1,582 visitas,  3 visitas hoy

En plena Plaza de la Paz, la Cafetería Estación de Autobuses, con amplia experiencia hostelera, lleva afincada la friolera de cuarenta años. Fue entonces, cuando Julián Giménez de los Galanes con su esposa Mª Luisa, reciben el encargo por parte de familiares valencianos de elaborar una paella para varios comensales de viaje por Daimiel. Como resultado del éxito obtenido por el joven matrimonio daimieleño, con la aprobación de los visitantes valencianos, surge la puesta en marcha de este establecimiento, que hoy día es conocido y reconocido en nuestra ciudad por su buena mano en los fogones. Podríamos asegurar que el negocio del Bar Cafetería Estación de Autobuses, casi nació de la casualidad y, eso sí, la fortuna del toque culinario de Julián y Mª Luisa.

El toque característico de los platos elaborados por esta casa, con su punto peculiar, logra con el paso del tiempo que el boca a boca de sus clientes sea el mejor hilo conductor publicitario, hasta el punto de conseguir la continuidad que nos conduce a los tiempos actuales, ya con caras nuevas en la dirección del Bar Cafetería, donde Mª Luisa Junior, dirige con su padre este afamado lugar.
La paella, cocinada con rigor casero, es encargada para comidas o celebraciones familiares a domicilio, contando la casa con la fidelidad manifiesta de clientes que de modo permanente vuelven a degustar la cocina de Julián y Mª Luisa.

Público variopinto, atraído por esta cocina casera, con guisos familiares de sabores reconocibles. Especialidades y guisos por encargo, que el público recoge a su horario o conveniencia, de acuerdo con el chef Julián y su entorno profesional. El trato y opinión de los clientes es tenido muy en cuenta para la creación e innovación de nuevos platos, ya que las novedades en los fogones de esta casa se producen con regular frecuencia, con el objetivo de mantenerse siempre al gusto y servicio de un público para todo tipo de celebraciones. Desde una paella mínima para dos personas, hasta el límite razonable que marque el asiduo parroquiano; paella mixta, de marisco o fideuá se elaboran con constancia en esta cocina casera. Grupos de turistas, visitantes del lugar, encargan sus guisos al Bar Cafetería Estación de Autobuses, despreocupándose del alimento, que aquí preparan con cariño y dedicación… y todo ello, sin bajarse del autobús. En la cómoda instalación del propio centro, se puede celebrar cualquier tipo de evento, con capacidad para 25 comensales.
Los platos típicos manchegos, son también especialidad de la casa, por encargo que nos acercan el pisto, las tortillas de patata, el asadillo, las bravas, setas con morro… todo ello elaborado a conciencia… con el punto de inflexión en la historia de este montaje gastronómico del apoyo de colegas profesionales, especializados en otro tipo de cocina, que envían a clientes interesados en la comida a domicilio, destacando el gran apoyo de Casa Julián, gastrónomo daimieleño. Incluso congregaciones religiosas, requieren los servicios de Julián y su “troupe” para acontecimientos en centros de acogida y solidaridad, agradeciendo calidad y servicio a este entrañable establecimiento.

Ensaladas, selección de charcutería, raciones, carta de carnes, carta de pescados, platos combinados, montados y bocadillos, carta de marisco, tortillas, tostas caseras, pizzas,
sándwiches, platos típicos manchegos… ¡Te lo damos hecho! Todo por encargo y “sin bajarse del autobús”.
BAR CAFETERÍA ESTACIÓN DE AUTOBUSES
Plaza de la Paz, s/n. – DAIMIEL
926 85 32 01 – 696 17 22 70
[email protected]

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse