DELICIAS DE LA REPOSTERIA CASERA

6

 4,647 visitas,  1 visitas hoy

-Tarta de queso con mermelada de arándanos y frutos del bosque.

-Bizcocho de yogur con cobertura de chocolate.

Edu Lara

En época de reclusión obligada por las circunstancias sanitarias, no está de más entretener la mente y activar la acción entre las paredes de la cocina, con ocupación culinaria que nos realiza y satisface por todos los sentidos. Los fogones dan cabida a la creatividad, dejando paso a ideas infinitas en función del arte que cada guisandero sea capaz de ingeniar.

Como dijo Oscar Wilde, “la mejor forma de librarse de una tentación es caer en ella”, y sin duda un buen motivo de alegría es degustar un buen postre, un apetitoso dulce como colofón a una buena comida, tentación que nos elaboran quienes cultivan el arte del buen comer.

Es el caso de nuestro especialista en la cocina de Daimiel al Día, Edu Lara, que nos cierra el círculo del buen comer con dos postres de su mano, hecho con amor y delicado esmero.

Tarta de Queso con Mermelada de Arándanos o frutos del bosque

Ingredientes:

Tres huevos, 250grs. de queso Filadelfia, 250 grs. de nata liquida, 200grs. de azúcar, dos cucharadas de harina de trigo, un tarro de mermelada de arándanos, frutos del bosque (guindas o cerezas para decorar).

Elaboración:

Separar la clara de la yema de los tres huevos. Vaciar en un vaso mezclador de yemas, el queso Filadelfia, el azúcar y la harina, mezclando todo con la batidora. Montar las claras a punto de nieve con una varilla. En un bol, incorporar la mezcla del vaso mezclador, mover bien e incorporar las claras a punto de nieve, removiendo luego en movimientos envolventes de arriba hacia abajo, con el fin de que entre el aire. Posteriormente depositar todo en una tartera, poniendo en el fondo papel horno o sulfurizado, tanto en el círculo como en los bordes. Repartir bien la mezcla.

En horno precalentado durante quince minutos a 180 grados, introducir la tartera comprobando a los quince minutos como va, pichando para ver si se ha hecho; una vez dorado por arriba y hecho por dentro, retirar y dejar enfriar una hora al menos. Desmoldar a continuación. Napar encima del bizcocho con la mermelada, cubriendo bien y añadiendo las guindas para decorar. Dejar enfriar en el frigorífico y listo.

Bizcocho de yogur con cobertura de chocolate

Ingredientes:

Tres huevos, un vaso de azúcar, un yogur griego natural, un vaso de aceite de girasol, tres vasos de harina de trigo, un sobre de levadura Royal, ralladura de limón, pizca de sal.

Para la cobertura, media tableta de chocolate para postres, cien gramos de mantequilla y guindas para decorar.

Elaboración:

Batimos bien los huevos en un bol, con el azúcar y la pizca de sal, hasta blanquear, con el azúcar bien integrado. Añadimos el yogur griego y removemos, agregando después el aceite de girasol. Seguimos mezclando con la ralladura de limón y por último la harina de trigo. Mezclar con la levadura en tamiz y tamizamos. Remover y mezclar todo bien, con movimientos envolventes para que entre el aire y salga jugoso.

A continuación, en una tartera untamos el fondo de mantequilla y harina de trigo, evitando con ello que se pegue el bizcocho, cuya mezcla ya hemos vaciado. Precalentamos durante quince minutos hasta los 180 grados, depositando la tartera en la parte de abajo durante veinticinco o treinta minutos. Comprobar finalmente que quede bien, pinchando con una varilla. Una vez listo, dejar enfriar y desmoldar.

Para la cobertura de chocolate, poner en un cuenco la mantequilla y el chocolate partido en onzas, introduciéndolo en el microondas unos minutos hasta derretir. Mezclar bien con varilla, moviendo hasta desaparecer los grumos. Napar la parte superior del bizcocho y dejar enfriar. Añadir las guindas. La tarta queda lista.

En días de confinamiento, con mucho tiempo entre las paredes de la vivienda, poner en práctica el arte culinario de la repostería, con resultados deliciosos, apetitosos, incluso exquisitos, es más que saludable para el espíritu y para el cuerpo; mente y estómago. Agradecen la visión de una buena tarta, el sabor dulce de su composición y el alimento que reporta la buena repostería, en contra de tendencias y prejuicios relativos al peso y volumen de las personas; todo en su justa medida es necesario y apetecible.

Pongan en práctica esta confitería casera, agraden paladares de los suyos y aprendan los iniciados del arte reposteril de Edu Lara, como toque de gracia de una comida o celebración especial.

Nuestro chef repostero Edu Lara, nos endulza la vida con estos dos manjares. Que lo disfruten…!

Compartir.

Sobre el autor

6 comentarios

Déjanos un comentario, no hay que registrarse