SOÑAR, SOÑAR, SOÑAR Y VOLVER A SOÑAR.

1

 4,386 visitas,  5 visitas hoy

Uno del Pueblo

Brindaba un “victorino” Borja Jiménez, triunfador de la Feria de San Isidro 2024, por medio de los micrófonos de Telemadrid. Dirigió el brindis a todos los toreros que temporada tras temporada permanecen en el ostracismo con escasos acartelamientos, pero a la vez sin perder ni un ápice de interés e intensidad por su oficio, a la espera del triunfo soñado. Tiempos mejores se vislumbran en el horizonte, más o menos lejanos o cercanos, vaya usted a saber, triunfos que catapulten definitivamente la carrera de cada diestro.

Detalle de compañerismo, de paciencia experimentada, gesto de solidaridad el del sevillano en momentos de gloria hacia los compañeros que continúan a la espera pero entrenando con intensidad día a día, con lesiones por medio que trastocan proyectos inmediatos y distintas dificultades derivadas de la evolución propia de la tauromaquia.

Y es que hasta hace bien poco, esa era su propia situación. Y sin embargo, desde la exclusión a la gloria en apenas dos tardes memorables, éxito en Las Ventas, han abierto el futuro a un torero, pasada ya la treintena, que ha sabido aguantar carros y carretas hasta alcanzar un futuro, ya presente, que abre contratos a plazo medio-largo tras abrir la Puerta Grande del coso más importante del mundo taurino. Cambio radical en la historia de un torero que nunca cejó en su empeño por serlo.

A Dios rogando y con el mazo dando, sin dejar de soñar. Nunca dejes de soñar… Manuel Escribano, Emilio de Justo, Curro Díaz, Diego Urdiales, Daniel Luque, Juan Ortega, Uceda Leal, Gómez del Pilar, Fernando Robleño, Sánchez Vara, etc, etc, etc…, toreros en la actualidad activos, pasaron el fieltro del ostracismo, pero sin dejar de soñar nunca. Y el momento, les llegó.

Momentos y circunstancias que aqui referimos con el único objetivo de apoyar, seguir apoyando, al torero de Daimiel, un Carlos Aranda que tal vez en esta temporada disfrute de más oportunidades para dar a conocer su arte particular de Cúchares, desde la ilusión y ánimo del daimieleño, que recuperado de su lesión ósea en el hombro derecho, encara la temporada con deseos de superación máxima.

El próximo 29 de Junio, con motivo del recuperado Día de la Provincia, Aranda vestirá de corto en un festival con picadores, en compañía de Victor Puerto, Aníbal Ruiz y Fernando Tendero, junto a los novilleros Aarón Infantes y Adrián Reinosa.

Ojalá Carlos Aranda abra su particular “puerta grande” para ser incluido en la próxima feria de Agosto en Ciudad Real, en su recién remozada Plaza que a buen seguro acogerá a primeros espadas del escalafón, punto de remonte posible en la carrera de nuestro paisano.

«Quiero ser torero», fue el titular que un par de años atrás encabezaba entrevista en este digital con el espada de Daimiel. “Ser constante hasta lograr el objetivo, nunca tirar la toalla y yendo siempre de frente y por derecho”, eran algunas de las expresiones en boca del alternativado por Morante. Las ferias taurinas de la provincia van confeccionando cartelerías con posible inclusión de nuestro matador, además de su actuación en la Plaza de su pueblo, allá por Septiembre, este año, sí. Son varias los escenarios que se barajan para que Carlos Aranda repita vestirse de luces en la actual temporada.

Atractivo despliegue publicitario en torno al torero de Daimiel en el festejo del Día de la Provincia se puede apreciar por calles y avenidas de la capital. Deseamos sea un buen preámbulo para su inclusión en los carteles de la feria de Agosto.

Mientras tanto, Carlos Aranda fiel a sus principios, mantiene nivel físico y viaja de aquí para allá en busca de tientas entre España y Portugal, La Rabera o la Plaza de Toros de su pueblo. Campo, toros, sudor, constancia y trabajo, base para el triunfo sin miedo al fracaso. Cuando se pone todo el corazón, vamos p’alante, Carlos. Suerte.

Compartir.

Sobre el autor

1 comentario

Déjanos un comentario, no hay que registrarse