Año de nieves, año de bienes

8

 564 visitas,  1 visitas hoy

No llegó a cuajar, pero casi. En algunos momentos se recogieron imágenes para guardar. Una densa capa de copos blancos dibujaba la Plaza de España con instantáneas diferentes. El espíritu infantil que llevamos todos en el interior, se reactivó ante la abundancia del blanco elemento. Queda plasmada la fantástica visión del centro de nuestra ciudad bajo un manto de nieve, imagen que se produce muy de tarde en tarde. Magnífica panorámica, que a buen seguro coloreaba infinidad de fantasías en la sensibilidad de los daimieleños artistas, que dan vida con su imaginación a estos efectos climatológicos singulares y cargados de optimismo, fantasía, pensamientos nobles y belleza, estética puntual y precisa, con el blanco color protagonista en el paisaje, que a todos nos saca del letargo. ¡Qué bonito ver la nieve y qué bueno para todo y todos!
Año de nieves, año de bienes. Que así sea.

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse