Luis Miguel Vázquez, torero de Daimiel

0

 2,151 visitas,  1 visitas hoy

Las expectativas que había depositado Luis Miguel Vázquez en la temporada 2016, no se han cumplido. Falsos acuerdos con determinados mentores no se han hecho realidad casi nunca. No obstante, el torero no ha dejado el entrenamiento diario, uniéndose a la actividad física la tienta en diversas ganaderías para de este modo permanecer cerca de los pitones ante la esperada llamada de las empresas, que sólo se produjo en dos ocasiones, la primera en el mes de Agosto para participar en un festejo de tienta de machos en la vecina localidad de Villarrubia de los Ojos, con la mala fortuna de recibir un revolcón que le produjo fractura de dos costillas, que necesitaban tiempo de inactividad para su correcta recuperación. Quince días después del percance se daba la corrida de feria en Daimiel, para la que el diestro ya se había comprometido. Su personalidad y amor propio hizo no perder por nada del mundo la actuación en una plaza emblemática para él, presentándose al festejo con toros de Valdefresno, voluminosos y de grandes cabezas, un poco justo en su recuperación, pero que no fue óbice para realizar una faena con el estilo y la impronta de su toreo, no pudiendo torear a su segundo, que resultó ser el mejor de la corrida, por sufrir un nuevo revolcón al entrar a matar a su primero, reabriéndose las anteriores fracturas por lo que fue trasladado al hospital de Ciudad Real. Mala suerte la del daimieleño, que esperamos cambie en sentido contrario con vistas a la próxima temporada. Ánimo, Luis Miguel.

Compartir.

Sobre el autor

Los comentarios estan cerrados.