DELICIAS DE TIERRA, MAR… Y AIRE! (CROQUETAS)

0

 326 visitas,  1 visitas hoy

Tierra, mar… y aire!!, a volar, porque es que “vuelan” los dos tipos de croquetas que en esta nueva entrega nos cocina nuestro chef de cabecera, el gran Edu Lara.

Croquetas caseras, caseras de las que se hacen con todo el amor del mundo… plato exquisito, al que no se le da la importancia que merece, pero que a todos nos gusta.

Plato artesanal por excelencia, la mano del artista es determinante en el producto final. Crujiente por fuera y jugosa por dentro, que crujan y se deshagan en boca a la vez al morder… qué ricas, coño… les gusta a niños y mayores, plato sencillo y a la vez de alta gama…, poniéndoles amor al hacerlas, devuelve con creces amor y afecto a quien las cocina…

¿Por qué están tan valoradas las croquetas, por qué a todos nos gustan tanto…? Pues tiene su miga el hacerlas bien… Si se ciñen a la receta de nuestro experto Edu Lara, obtendrán croquetas ricas, ricas, de lo más apetitoso y saludable.

Ingredientes:

*250 grs. De merluza.

*250 grs. De hongos silvestres.

*100 grs. De harina de la mejor calidad.

*10 grs. De mantequilla.

*1/2 litro de leche entera.

*3 huevos grandes.

*Sal.

*Nuez moscada.

*Pimienta negra.

Elaboración:

Cocer o marcar la merluza, deshacer y apartar. Hacer bechamel al estilo tradicional. En una sartén, añadir  la mantequilla y derretir, agregando la harina removiendo todo en circular con unas varillas hasta que se haga la harina y no sepa a cruda.

Calentar la leche en un cazo para que no salgan grumos y añadir poco a poco, la que te pida, y remover. Incorporar la sal, pimienta negra o blanca y pizca de nuez moscada. Seguir removiendo, añadiendo la merluza deshecha con las manos y remover más, hasta conseguir una masa homogénea, añadiendo leche hasta lograr una masa espesa. Retirar y enfriar durante 8 ó 12 horas en el frigorífico en una bandeja.

En un plato batimos con varilla o tenedor 2 ó 3 huevos grandes con pan rallado. Sacamos del frigorífico la masa solidificada y fría. Hacemos croquetas de tamaño normal y las introducimos en plato con pan rallado y huevo, colocándolas en una bandeja hasta hacerlas todas.

Poner en sartén aceite de girasol, abundante, y calentar a 80 ó 90 grados, introduciendo las croquetas de una en una. Freír hasta dorar, sacándolas y secando en papel absorbente. Una vez hayan perdido el exceso de aceite, ponerlas en un plato o fuente, al gusto. Acompañar con ensalada o como se prefiera.

Este tipo de croquetas se pueden hacer con todo, variaciones al gusto. Carnes, -jamón, pollo ó componentes de cocido-, verduras, setas, hongos o pescados variados. Detalle my importante, que la bechamel no haga grumos, así como hacerlas muy frías para poder trabajar bien la masa.

La croqueta es plato típicamente español, aunque nuestro avezado chef le da su toque peculiar y daimieleño. La forma ovalada característica por estos lares –nunca mejor dicho por lo de Lara-, se alterna también con forma redonda por otros territorios.

El gozo gastronómico que nos proporciona la buena croqueta, se remonta a nuestras abuelas, nuestras madres o al toque sutil de cada cocinero. Lo cierto es que a los de por aquí nos encantan las croquetas, alimento siempre en cabeza de la moda culinaria, consumido por casi todo el personal. Se comen con la mano y en concreto, estas croquetas de nuestro Edu Lara, será difícil que sólo te comas una.

Sin tener estrella Michelin, este Edu Lara, consigue la croqueta perfecta, lo borda. Excelente manjar, sí señor.

Compartir.

Sobre el autor

Déjanos un comentario, no hay que registrarse